Anuncios

CPAC: el discurso de Donald Trump, con guiños a Javier Milei y un fuerte tono de campaña

El expresidente Donald Trump besa la bandera norteamericana en la Conferencia Política de Acción Conservadora (CPAC), en el centro de convenciones del resort Gaylor National. (AP/Alex Brandon)
El expresidente Donald Trump besa la bandera norteamericana en la Conferencia Política de Acción Conservadora (CPAC), en el centro de convenciones del resort Gaylor National. (AP/Alex Brandon) - Créditos: @Alex Brandon

WASHINGTON.- Un hombre camina por los pasillos de la Conferencia Política de Acción Conservadora (CPAC) en el centro de convenciones del resort Gaylor National luciendo una remera que sintetiza el ambiente: “Todo era mejor con Trump”. Abundan las gorras con la leyenda Make America Great Again (MAGA, su eslogan de “Hacer Estados Unidos grande de nuevo”), y no se ve la imagen de otra figura republicana que no sea Donald Trump. En el salón principal, repleto, y con gente parada al fondo detrás de una valla, suena Enter Sandman de Metallica, y todos se ponen de pie a la espera del líder. Su líder. La canción pasa, y la expectativa se estira.

Trump aparece finalmente en el escenario –dominado por el lema de este año de la cita: “Donde el globalismo viene a morir”– con una hora de retraso respecto del horario en la agenda oficial, y unas horas antes del cierre de la votación en la primaria de Carolina del Sur, donde compite ante su última rival, Nikki Haley. En CPAC, no hay rastro alguno de Haley.

Trump, a quien presentan como “el próximo presidente de Estados Unidos”, enumera a los líderes extranjeros y las figuras políticas en la conferencia. La primera mención es para Javier Milei, quien hablará más tarde desde el mismo escenario.

“El presidente de Argentina, ¡quien ha recibido mucha publicidad! Es un gran caballero, es MAGA, Make Argentina Great Again, es verdad”, dijo Trump en medio de aplausos.

Javer Milei. Muchas gracias, Javier. Gracias, muchas gracias. Es un gran honor tenerlo con nosotros”, cerró.

El discurso de Trump ofrece una hoja de ruta del mensaje que desplegará hasta la elección presidencial de noviembre, en la que intentará vencer al presidente, Joe Biden, y regresar a la Casa Blanca. La elección entre los dos candidatos presidenciales más viejos de la historia de Estados Unidos está abierta, y en CPAC solo se palpa optimismo. En el rincón más áspero de la derecha norteamericana, pocos dudan que Trump será el ganador.

Trump desplegó una sinfonía de críticas y de ataques a Biden, llegando a afirmar, incluso, que es una “amenaza a la democracia”. Trump está acusado de 91 cargos penales en la Justicia de Estados Unidos, la mayoría de ellos por su intento por revertir su derrota en la elección presidencial de 2020, interferir con el traspaso del poder y alentar el asalto trumpista al Congreso del 6 de enero de 2021, ampliamente visto como el peor atentado a la democracia en la historia moderna del país.

El ex presidente de Estados Unidos y aspirante a la presidencia de 2024, Donald Trump, besa la bandera de Estados Unidos cuando llega para hablar durante la reunión anual de la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC)
El ex presidente de Estados Unidos y aspirante a la presidencia de 2024, Donald Trump, besa la bandera de Estados Unidos cuando llega para hablar durante la reunión anual de la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC) - Créditos: @MANDEL NGAN

“Si el corrupto Joe Biden y sus matones ganan en 2024, lo peor está por llegar”, dijo Trump.

Otros cuatro años de Biden, continuó, llevará a que se desborden las “ordas de inmigrantes ilegales” desbordando la frontera sur del país, y China dominará a Estados Unidos en la economía y en el poderío militar. Trump acusó a Biden y su gobierno de intentar destruir el país, y se mostró como la única persona capaz de evitar una deblace total.

“Joe Biden es una amenaza para la democracia”, afirmó después. “Estoy aquí para liberar a esta nación cautiva de Joe Biden y su pandilla”, completó.

Trum llamó a Biden “corrupto”, un “tirano”, dijo que era la “persona más incompetente”, y que solo es capaz de dar mensajes de “dos o tres minutos” o bajar las escaleras. El discurso de Trump mostró el mismo libreto de 2016 actualizado a 2024, y ya sin ningún tipo de ataduras o restricciones. Trump pintó un universo paralelo donde Estados Unidos está al borde de la destrucción, pese a la mejora global de la economía, y la amenaza para la democracia es Joe Biden, y no él, como argumentan sus críticos.

El blanco recurrente de su mensaje, como antaño, son los inmigrantes que llegan desde América Central en la frontera con México en busca de una vida mejor escapando de la violencia, la pobreza, las dictaduras o los desastres naturales. Otro blanco: la prensa. Trump dijo, señalando a los periodistas que estaban al fondo de la sala: “Tenemos la prensa más corrupta del planeta”. Uno de los aplausos más fuertes de sus seguidores fue cuando recordó el reality que lo hizo famoso, El Aprendiz, y llamó a despedir a Biden.

“Corrupto Joe Biden, ¡estás despedido! Andáte de acá, estás destruyendo nuestro país. Andáte de acá, qué tipo”, dijo, en medio de risas y vítores de su gente.