Anuncios

La Corte Suprema de Alabama considera que los embriones congelados son “niños”

Un investigador científico manipula células madre embrionarias congeladas en un laboratorio
Un investigador científico manipula células madre embrionarias congeladas en un laboratorio - Créditos: @MAURICIO LIMA

MONTGOMERY, Alabama.- La Corte Suprema de Alabama dictaminó que los embriones congelados pueden considerarse niños según la legislación estatal, un fallo que provocó una fuerte conmoción en el mundo de la medicina reproductiva y que podría tener profundas implicancias para los tratamientos de fertilidad en todo el país.

La decisión se emitió en el marco de dos demandas por homicidio culposo presentadas por tres parejas cuyos embriones congelados fueron destruidos en un accidente ocurrido en una clínica de fertilidad. Los jueces, que citaron una disposición antiabortista de la Constitución de Alabama, dictaminaron que una ley estatal de 1872 que permite a los padres demandar por la muerte de un hijo menor de edad “se aplica a todos los niños no nacidos, independientemente de su ubicación”.

El exterior del edificio de la Corte Suprema de Alabama en Montgomery, Alabama, se muestra el martes 20 de febrero de 2024.
El exterior del edificio de la Corte Suprema de Alabama en Montgomery, Alabama, se muestra el martes 20 de febrero de 2024. - Créditos: @Kim Chandler

“Los niños no nacidos son niños... sin excepciones basadas en la etapa de desarrollo, la ubicación física o cualquier otra característica complementaria”, escribió el juez Jay Mitchell en el fallo mayoritario del viernes del tribunal compuesto totalmente por republicanos.

Michell dijo que el tribunal había dictaminado previamente que los fetos muertos mientras una mujer está embarazada están cubiertos por la Ley de Homicidio Culposo de un Menor de Alabama, y nada excluye “a los niños extrauterinos de la cobertura de tal ley”.

“Incluso antes de nacer, todos los seres humanos tienen la imagen de Dios, y sus vidas no pueden ser destruidas sin borrar su gloria”, escribió el presidente del Tribunal Supremo estatal, Tom Parker.

El martes, Karine Jean-Pierre, secretaria de prensa de la Casa Blanca, dijo que el fallo causaría “exactamente el tipo de caos que esperábamos cuando la Corte Suprema anuló Roe vs Wade y allanó el camino para que los políticos dictaran algunas de las decisiones más personales que las familias pueden tomar”. La vocera se refería a la histórica sentencia que garantizaba el derecho al aborto en Estados Unidos y que fue derogada en 2022 por la Corte Suprema de mayoría conservadora.

En esta fotografía del martes 2 de octubre de 2018, contenedores que contienen embriones y esperma congelados se almacenan en nitrógeno líquido en una clínica de fertilidad en Fort Myers, Florida.
En esta fotografía del martes 2 de octubre de 2018, contenedores que contienen embriones y esperma congelados se almacenan en nitrógeno líquido en una clínica de fertilidad en Fort Myers, Florida. - Créditos: @Lynne Sladky

“Como recordatorio, este es el mismo estado cuyo fiscal general amenazó con procesar a las personas que ayudan a las mujeres a viajar fuera del estado para buscar la atención que necesitan”, dijo, refiriéndose a Alabama, que comenzó a imponer una prohibición total del aborto en junio de 2022.

Advertencias

La sentencia provocó un alud de advertencias sobre las posibles repercusiones en los tratamientos de fertilidad y el congelamiento de embriones, que hasta ahora los tribunales consideraba como una propiedad.

“Esta sentencia declara que un óvulo fecundado, que es una aglomeración de células, es ahora una persona. Realmente pone en tela de juicio la práctica de la fecundación in vitro (FIV)”, declaró el martes en una entrevista Barbara Collura, directora general de la asociación nacional de infertilidad Resolve.

El grupo calificó la decisión de “aterradora para aquellas una de cada seis personas afectadas por la infertilidad” que necesitan fecundación in vitro.

Indicó que la sentencia plantea una serie de cuestiones a clínicas y pacientes, entre ellas si pueden congelar futuros embriones creados durante un tratamiento de fertilidad o si los pacientes podrían donar o destruir los embriones no utilizados.

Un técnico de laboratorio controla el proceso de fertilización in vitro en los platos de Petri en el laboratorio
Un técnico de laboratorio controla el proceso de fertilización in vitro en los platos de Petri en el laboratorio

“Se ha cambiado el estado de un grupo microscópico de células para que ahora sea una persona o un niño”, dijo Collura. “No dijeron que la fertilización in vitro sea ilegal y no dijeron que no se pueden congelar embriones. Es incluso peor: no existe una hoja de ruta”.

Durante el proceso de fertilización in vitro, se extraen tantos óvulos como se posible de una mujer y luego se fertilizan para crear embriones antes de congelarlos. Generalmente, solo se transfiere un embrión a la vez al útero para maximizar las posibilidad de una implantación exitosa y un embarazo a término (pero todo depende, por ejemplo, en España el máximo permitido es hasta 3).

“¿Pero qué pasa si no podemos congelarlos?”, apuntó Collura. “¿Haremos responsables penalmente a las personas porque no se puede congelar a una ´persona´?”.

Impacto

Sean Tipton, vocero de la Sociedad Estadounidense de Medicina Reproductiva, dijo que al menos una clínica de fertilidad de Alabama ha recibido instrucciones de su hospital asociado de detener el tratamiento de FIV inmediatamente después de la decisión.

La doctora Paula Amato, presidenta de la Sociedad Estadounidense de Medicina Reproductiva, dijo que una decisión de tratar óvulos fertilizados congelados como el equivalente legal a un niño o un feto en gestación podría limitar a la disponibilidad de servicios de salud modernos.

En el centro el óvulo, en pleno proceso de fertilización in vitro
En el centro el óvulo, en pleno proceso de fertilización in vitro - Créditos: @Shutterstock

“El tribunal sostuvo que un óvulo fertilizado congelado en el congelador de una clínica de fertilidad debe ser tratado como el equivalente legal de un niño existente o un feto gestando en un útero”, dijo Amato. “La ciencia y el sentido común cotidiano nos dicen que no es así”.

Incluso en el mundo natural, añadió, a menudo se fertilizan varios óvulos antes de que uno se implante con éxito en el útero y resulte en un embarazo.

“Al insistir en que estas dos entidades biológicas tan diferentes son equivalentes legales, el mejor tratamiento de fertilidad de última tecnología no estará disponible para la gente de Alabama. Ningún proveedor de salud estará dispuesto a proporcionar tratamientos si esos tratamientos pueden llevar a cargos penales o civiles”, agregó Amato, que teme que los jóvenes médicos dejen de ir al estado de Alabama a practicar la medicina tras el fallo.

“Estresante”

Gabby Goidel, de 26 años, que está en un tratamiento de FIV en Alabama después de sufrir tres abortos, dijo que la decisión de la corte se había tomado el mismo día en el que comenzó a recibir inyecciones diarias antes de la extracción de óvulos.

En cierto modo me tomó por sorpresa. Sólo podía pensar en eso y era algo muy estresante que escuchar. Escribí de inmediato a mi clínica y pregunté si esto podría interrumpirnos. Dijeron que tenemos que ir viéndolo cada día”, dijo Goidel.

Dijo que su clínica sigue prestando tratamiento por ahora, pero indicó que se lo dirán si tienen que cambiar de estrategia.

Goidel dijo haber recurrido a la FIV y las pruebas genéticas preimplantación después de varios abortos naturales relacionados con cuestiones genéticas. “Sin FIV, yo habría tenido que pasar por varios abortos naturales más antes siquiera de tener una opción de tener mi propio bebé”, dijo.

Megan Legerski, de 37 años, actualmente está en tratamiento de fertilidad y quedó embarazada recientemente después de que le implantaran un embrión creado mediante FIV, pero tuvo un aborto espontáneo después de ocho semanas. Ella y su pareja tienen 3 embriones más congelados.

Proceso de fertilización in vitro
Proceso de fertilización in vitro - Créditos: @archivo

“Para mí, los embriones son nuestra mejor oportunidad de tener hijos y tenemos mucha esperanza. Pero para mí no es lo mismo tener tres embriones en el congelador que tener uno que se implanta y se convierte en embarazo. Tenemos tres embriones, no tenemos tres hijos”, apuntó en conversación con The New York Times.

Los demandantes en el caso de Alabama se habían sometido a tratamientos de fecundación in vitro que dieron lugar a la creación de varios embriones, algunos de los cuales se implantaron y resultaron en nacimientos sanos. Las parejas habían pagado para mantener congelados otros en un centro de almacenaje del Centro Médico Mobile Infirmary. En 2020, un paciente entró en la zona y extrajo varios embriones, dejándolos caer al suelo y “matándolos”, según el fallo.

Los jueces dictaminaron que las demandas por homicidio culposo interpuestas por las parejas podían proseguir.

Michael Upchurch, abogado de la clínica de fertilidad demandada, el Centro de Medicina Reproductiva, dijo que están “estudiando las consecuencias de la decisión y no tienen más comentarios en este momento”.

Agencia AP y diario The New York Times