Anuncios

Corridas de toros, fuera de dictamen contra espectáculos con animales

CIUDAD DE MÉXICO, enero 29 (EL UNIVERSAL).- El presidente de la Comisión de Bienestar Animal del Congreso de la Ciudad de México, Jesús Sesma, destacó que con la aprobación del dictamen para prohibir los espectáculos públicos y privados con animales en la capital del país, mismo que en breve será subido a pleno, se terminará la llamada "esclavitud moderna", ya que hoy por hoy en diversas alcaldías aún hay espectáculos, para el entretenimiento de adultos y niños, que utilizan animales.

No obstante, este dictamen deja fuera a las corridas de toros y peleas de gallos, por lo que estos espectáculos continuarán.

El diputado presumió que desde hace 10 años en nuestro país se ha modernizado la legislación para avanzar en la prohibición de espectáculos con animales, como delfinarios y circos, sin embargo, aún persisten actividades recreativas que utilizan animales para dichos fines.

Afirmó que la mayoría de las y los capitalinos consideran como actos crueles y de maltrato el uso de animales para entretenimiento de las personas, las cuales son obligadas a dar piruetas y maromas o pasar por aros de fuego, incluso realizando bailes y/o ingiriendo hasta bebidas alcohólicas y muchos de estos maltratos bajo la premisa de que son actividades culturales y tradicionales.

"A esto se le llama esclavitud y seguiremos luchando hasta terminar con esta esclavitud moderna a la que están sometidos los animales de entretenimiento", enfatizó el legislador.

Aseguró que es frecuente que durante la realización de estas actividades se les cause dolor y sufrimiento que los dañan física y mentalmente, por lo que, si de verdad queremos tratar a los animales con respeto y dignidad, no los podemos seguir utilizando en espectáculos para nuestro entretenimiento.

"Hay estudios que evidencian que los animales no humanos, que son usados para el entretenimiento, son explotados de numerosas formas. Además de que los animales que son utilizados en espectáculos son cosificados, ridiculizados y privados de la posibilidad de realizar cualquier conducta natural", comentó Sesma Suárez.