Anuncios

Corea del Norte acusa a los aliados de amedrentar al país con un gran ejercicio militar

Seúl, 5 mar (EFE).- Corea del Norte acusó este martes a Estados Unidos, Corea del Sur y otros países aliados de realizar desde esta semana unos ejercicios militares a gran escala para, en un entorno de seguridad regional "inestable", amedrentar al hermético país asiático.

Un portavoz del Ministerio de Defensa Nacional norcoreano firmó una columna que publicó hoy la agencia estatal KCNA criticando los ejercicios de primavera 'Freedom shield', que arrancaron ayer y que implican también este año a 10 países -entre ellos Colombia- que forman parte del Comando de la ONU, la coalición liderada por EE.UU. que defendió al Sur en la Guerra de Corea (1950-53).

"Los frenéticos ejercicios de guerra de los títeres de la República de Corea (nombre oficial del Sur) y las fuerzas vasallas que encabeza EE.UU. contrastan claramente con una realidad en la que la República Popular Democrática de Corea (nombre oficial del Norte) moviliza fuerzas militares a gran escala en pos de la construcción económica y la mejora del bienestar del pueblo", reza el texto.

Esto, según el artículo, "confirma de nuevo quién es la fuente de la inestabilidad regional y muestra más claramente quién es el archicriminal que amenaza a la humanidad con armas nucleares".

Pese a que Pionyang critica estos ejercicios anuales de primavera por considerarlos un ensayo para invadir su territorio, Seúl y Washington defienden que su naturaleza es defensiva.

"Los ejercicios de guerra a gran escala organizados por el Estado con el mayor arsenal nuclear del mundo y más de 10 Estados satélites contra un Estado de la península de Corea, donde una guerra nuclear puede estallar con una simple chispa, nunca pueden calificarse como 'defensivos'", añade la columna.

El artículo que estas maniobras revelan de manera "cada vez más evidente la amenaza militar a un Estado soberano y el intento de invadirlo" e insta "a detener las acciones que causan aún más provocación e inestabilidad"

Asegura también que Pionyang seguirá "llevando a cabo actividades militares de manera responsable para controlar con firmeza el inestable entorno de seguridad en la península de Corea".

Aunque en las últimas semanas el régimen de Kim Jong-un no ha realizado ninguna prueba de armas, 'Freedom shield' llega en un momento marcado por la mayor hostilidad manifestada por el Norte, que declaró recientemente al Sur como su principal enemigo y eliminó la meta de la reunificación de la Constitución.

A esto se suma el acercamiento norcoreano para con Moscú, a quien ha transferido miles de contenedores con equipamiento militar como rondas de artillería o misiles balísticos que el ejército ruso ha empleado contra Ucrania.

(c) Agencia EFE