Anuncios

El Consejo de Seguridad de la ONU reconoce el compromiso y ejemplo de Colombia por la paz

Bogotá, 8 feb (EFE).- El Consejo de Seguridad de la ONU se reunió este jueves con el presidente colombiano, Gustavo Petro, al que felicitó por su "política de paz integral" y por apostar por las soluciones dialogadas a los conflictos ante un clima global "cambiante" donde arde la violencia.

"Estamos en Colombia para ver el progreso que se ha hecho en ocho años en la implementación del acuerdo de paz y para demostrar el compromiso del Consejo por la paz en Colombia", aseguró en una declaración tras la reunión con Petro en la Casa de Nariño, sede presidencial, la representante de Guyana en la ONU, Carolyn Rodrigues Birkett.

Los quince representantes del Consejo de Seguridad, que llegaron el miércoles a Bogotá, comenzaron el jueves su tercera visita a Colombia que esta vez no solo tratará de ver los progresos en la implementación del acuerdo de paz con las extintas FARC, sino también los caminos abiertos con las negociaciones con otros grupos, como la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) o el Estado Mayor Central (EMC), la principal disidencia de las FARC.

Apoyo a la paz total

"Con su política de paz integral, Colombia está dando un ejemplo positivo y alentador para el mundo, así que no estamos solo aquí para animar y apoyar los esfuerzos pero también para llevarnos de vuelta esperanza para otros conflictos en el mundo", destacó la embajadora de Suiza ante la ONU, Pascale Baeriswyl, en la declaración conjunta con Petro.

En ese sentido, el Consejo destacó el compromiso del Gobierno para la implementación del acuerdo de paz, que es la "base de los esfuerzos de paz", pero también "los esfuerzos para buscar soluciones negociadas con otros grupos armados", en palabras de la representante suiza.

En sus tres días de visita, el Consejo de Seguridad se reunirá con firmantes de paz, con comunidades afro e indígenas y con actores del acuerdo de paz, pero también hablarán "con los negociadores del Gobierno con el ELN y el EMC para tener un mejor entendimiento" de estos procesos.

La ONU, a través de la Misión de Verificación en Colombia, es garante en los procesos de paz abiertos con estos grupos y también monitorea y supervisa el cese al fuego con el ELN que, con una nueva prórroga recientemente alcanzada, cumplirá en agosto un año.

"El Consejo también ha expresado anteriormente su esperanza en el progreso del diálogo y del cese al fuego entre el Gobierno y EMC, y su deseo de continuar expandiendo su mandato de la Misión de Verificación para incluir el monitoreo y verificación de este cese al fuego", explicó la embajadora suiza.

Retrasos en la implementación

"Estamos muy motivados por el progreso que se ha realizado, pero somos muy conscientes de que hay mucho más que hacer", apuntó por su parte la representante permanente de Reino Unido, Dame Barbara Woodward.

La diplomática incidió en que se enfocarán en la protección a los "firmantes del acuerdo de paz", ya que más de 400 excombatientes han sido asesinados desde noviembre de 2016, y también en "las mujeres, defensores de derechos humanos y grupos vulnerables que siguen experimentando violencia".

En los siete años transcurridos desde la firma del acuerdo, de las 578 disposiciones contenidas en él, 181 han sido completadas (menos de un tercio) y casi la mitad están en estado de implementación mínimo o no iniciado, según el último informe de seguimiento del Instituto Kroc.

El propio presidente se ha hecho eco de esos atrasos, asegurando que si bien los homicidios han bajado respecto a cuando las FARC seguían en armas, a estas alturas debería haberse obtenido ya la mitad de los avances en implementación para "poder afirmar con suficiencia" que en 12 años se va a cumplir el acuerdo de paz.

Sin embargo, destacó retrasos en los tres millones de hectáreas que se prometieron para la reforma agraria, ya que apenas van 1,2 hectáreas compradas por el Gobierno para transferir a campesinos, y también una deuda con la justicia.

"Si miramos si ha aparecido la verdad judicial, hay un esfuerzo de la Comisión de la Verdad histórica que entregó su informe; pero el esfuerzo de la verdad judicial, que es el que tiene que acabar la impunidad durante todas estas décadas de conflicto, tenemos que decir también que no se ha cumplido", añadió el presidente.

Pero son el capítulo étnico -y el de género- los que tienen más retrasos, pues el 74 % de sus disposiciones llevan un avance mínimo o ni siquiera han empezado a implementarse, según el Instituto Kroc.

Y en ese sentido, el Consejo de Seguridad celebró las intenciones del Gobierno colombiano de "acelerar" la implementación del acuerdo, sobre todo de algunos aspectos como el capítulo étnico, destacando que el Ejecutivo ha firmado "un pacto nacional para completar el 60 % de la implementación para 2026".

(c) Agencia EFE