Anuncios

Tras confirmar su intención de viajar a la Argentina este año, el papa Francisco recibió a Alberto Fernández

El papa Francisco recibió al expresidente, Alberto Fernández
El papa Francisco recibió al expresidente, Alberto Fernández - Créditos: @Twitter Alberto Fernández

ROMA.- Tal como se anticipó, el papa Francisco recibió hoy al expresidente Alberto Fernández en el Palacio Apostólico del Vaticano, confirmó el boletín diario de la Santa Sede. Al tratarse de una audiencia de carácter privado, el Vaticano se limitó a informar de la audiencia en sí, sin dar ulteriores detalles o información, como es consuetudinario. Se especula que la conversación habrá girado en torno de la difícil situación social que está viviendo la Argentina, temas de la agenda internacional y personales.

Según pudo saber LA NACION por fuentes cercanas al expresidente, la audiencia se extendió durante unos 45 minutos. Alberto Fernández -que viajó desde Madrid- fue con su hijo, Francisco, al encuentro con el Papa. Fabiola Yañez, en tanto, no participó del encuentro porque tuvo apendicitis. “Fue una reunión hermosa y muy cálida” , describieron desde el entorno del exmandatario.

“Hoy visité a nuestro querido Papa Francisco @Pontifex_es para agradecerle todo lo que ayudó y ayuda a la Argentina”, escribió el expresidente en X (exTwitter), y siguió: “Tuve la dicha de poder escuchar una vez más con humildad sus valiosas reflexiones sobre el presente de nuestro mundo”.

Se trató de la tercera audiencia de Fernández con el Papa, de quien el exmandatario quiso despedirse y a quien ya había visto dos veces, pero siendo presidente en funciones. La primera vez fue a finales de enero de 2020, cuando fue recibido por primera vez en el Vaticano, después de una visita a Israel. El segundo viaje fue en mayo de 2021, cuando hubo un encuentro muy protocolar y frío, en el que el Pontífice no ocultó su malestar por la legalización del aborto. Esta fue aprobada el 17 de diciembre de 2020, justo el día de su cumpleaños, en plena crisis económica y epidemiológica, y fue un golpe bajo para un Papa venido desde un país tradicionalmente católico como la Argentina, justo en momentos en que el Vaticano intentaba ayudar al país a renegociar su insostenible deuda con acreedores internacionales.

Cuando viajó a fines de octubre de 2021 a esta capital para el G20, Fernández intentó obtener una tercera audiencia con el Papa -que, en esa ocasión, recibió al presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in y a su par estadounidense, Joe Biden-, pero desde el Vaticano hicieron saber que, vista la cercanía de las elecciones de medio término, el Pontífice no iba recibir a nadie de su país.

Esta vez, el pedido de audiencia de Fernández llegó a fin del año pasado, poco antes de finalizar el mandato. Aunque se había estipulado en principio una audiencia en Dubái, en el marco de la COP 28, finalmente tanto el Papa, debido a una bronquitis, como Fernández, no viajaron. La audiencia luego tuvo que haber tenido lugar a fin de noviembre en Roma, pero fue cancelada por Fernández debido a “tareas que demanda la transición” y luego reprogramada por la Casa Pontificia para este lunes.

Fabiola Yañez y Alberto Fernández junto al papa Francisco, en uno de sus encuentros previos
Fabiola Yañez y Alberto Fernández junto al papa Francisco, en uno de sus encuentros previos

La audiencia tuvo lugar días después de que su sucesor al frente del Gobierno, el libertario Javier Milei, invitó formalmente al Papa a visitar la Argentina y anunció que participará, el 11 de febrero próximo, en la ceremonia de canonización de la beata María Antonia Paz de Figueroa, “Mamá Antula”, que se convertirá en la primera santa argentina, ocasión en la que tendrá su primera una audiencia con el papa Francisco.

Este domingo, en una entrevista que concedió a un popular programa de TV italiano, ante una pregunta sobre el demorado viaje a su madre patria, el papa Francisco confirmó que sigue con la intención de hacerlo y que podría darse a fin de año, después de un viaje a la Polinesia.

“Allí la gente está sufriendo mucho. Es un momento difícil para el país. Se está planteando la posibilidad de hacer un viaje en la segunda mitad del año, porque ahora hay cambio de gobierno, hay cosas nuevas... En agosto tengo que hacer el viaje a la Polinesia, muy lejos, y después de esto se haría el de la Argentina si se puede hacer. Quiero ir allí. Diez años está bien, está bien, puedo ir”, respondió el Pontífice, luego de una pregunta que le hizo el famoso periodista televisivo italiano, Fabio Fazio.

El viaje a la Argentina, una asignatura pendiente, incluiría Uruguay y, quizás, las islas Canarias: el presidente del gobierno de las islas, Fernando Clavijo Battle, que fue recibido esta mañana en audiencia por el Papa justo antes de Fernández, en efecto, lo invitó a pasar por allí, en una escala de ida o de vuelta de la Argentina. De darse la visita a Canarias, se trataría de la primera de Francisco en España y tendría una agenda de no más de 24 horas, centrada en la crisis migratoria que sufre Canarias, receptora de 40.000 africanos durante 2023.