Anuncios

Conclusiones y reflexiones tras la quinta edición del Clásico Mundial de Béisbol

Japan players celebrate after defeating the United States in the World Baseball Classic championship game, Tuesday, March 21, 2023, in Miami. (AP Photo/Wilfredo Lee)
Los jugadores de Japón celebran después de derrotar a Estados Unidos en el partido por el campeonato del Clásico Mundial de Béisbol, el martes 21 de marzo de 2023, en Miami. (AP Photo/Wilfredo Lee) (Wilfredo Lee / Associated Press)

El Clásico Mundial de Béisbol bajó el telón en su quinta edición con la victoria de Japón sobre Estados Unidos el martes por la noche en el LoanDepot Park de Miami. Sin embargo, nos dejó con ganas de ver más juegos y con la confirmación de algo que ya se veía en ediciones anteriores: el torneo es un hit y aún puede ser mejor. Lo dijo el dominicano David Ortiz la noche del lunes después del electrizante triunfo de Japón sobre México en la semifinal del torneo.

"Grandes Ligas ha pegado un hit con este torneo”, afirmó Ortiz en la transmisión de FOX, junto al expelotero Alex Rodríguez.

Aunque no llegó ningún país latino a la final, muchos de ellos fueron protagonistas de grandes duelos y como en el pasado, sus aficionados le han puesto el sabor en las gradas. En Asia tampoco se quedan atrás pues el encuentro de Japón ante Corea fue visto por 63 millones (la Serie Mundial más vista ha sido de 54 millones en 1980 en un Filis vs. Royals).

Por lo pronto, te dejamos cinco conclusiones y una reflexión tras la quinta edición del Clásico Mundial.

Fans cheer during the fourth inning of
Aficionados animan durante la cuarta entrada de un partido de campeonato del Clásico Mundial de Béisbol entre Japón y Estados Unidos, el martes 21 de marzo de 2023, en Miami. (AP Photo/Wilfredo Lee) (Wilfredo Lee / Associated Press)

1) El Clásico Mundial es una reunión familiar

El ambiente en Tokio, Phoenix y Miami fue electrizante en cada una de las sedes.

“Parece una Copa del Mundo”, dijo Alex Rodríguez tras el juego de México ante Japón.

El Clásico Mundial 2023 atrajo a 1,010,999 aficionados para la primera ronda, que es la mayor cantidad en su historia, superando los números de 2006, 2009, 2013 y 2017. El récord anterior de 510,056 se estableció en 2017, lo que supone un aumento del 98% en la asistencia de 2023.

El Grupo B, celebrado en el Tokyo Dome de Japón, batió el récord de aficionados de cualquier ronda en la historia del torneo con 361,976 y el grupo D de Miami, en el loanDepot Park, estableció el récord de asistencia a una ronda del Clásico Mundial: 295,850 espectadores, lo que supone un aumento del 81% comparado a 2017.

En los equipos también hay un ambiente muy diferente a lo que se vive a nivel clubes de Grandes Ligas. Y no debe de extrañarnos. Paa muchos peloteros es especial el ponerse el uniforme de su país y jugar con compañeros con los que no jugaban desde su juventud o es primera vez que juegan juntos. Ese fervor por vestir la camiseta, la comparten los equipos asiáticos, como Japón y Corea, y ha llegado a contagiar a los jugadores estadounidenses al darle la importancia que se merece esta competencia.

“Este torneo es como una reunión de una familia que no se ha visto en los últimos años”, declaró Ortiz. “Mira los estadounidenses, a los japoneses, a los latinos. El ambiente es muy diferente”.

Japan player Shohei Ohtani (16)
El jugador japonés Shohei Ohtani (16) celebra tras derrotar a Estados Unidos en el partido de campeonato del Clásico Mundial de Béisbol, el martes 21 de marzo de 2023, en Miami. (AP Photo/Wilfredo Lee) (Wilfredo Lee / Associated Press)

2) Los jugadores le dan la debida importancia

Gran parte del éxito del torneo se debe a que Estados Unidos tuvo en su equipo figuras como Mookie Betts, Mike Trout y Trea Turner; México a Julio Urías; Venezuela a José Altuve y Japón a Othani, etc. Los jugadores de Grandes Ligas le están dando el valor que se merece a este torneo. Ohtani, jugador de los Angels, fue vital para el campeonato de Japón y desde el año pasado se comprometió a jugar con su país, y animó a su compañero Trout a participar con Estados Unidos.

En el juego decisivo, el duelo Trout vs. Ohtani fue el climax del campeonato. Dos de las estrellas más importantes del torneo enfrentándose entre si, como un final poético y perfecto para las intenciones de esta competencia.

“Cuando veo a Ohtani con Japón, no puedo dejar de pensar en Messi jugando con Argentina”, expresó Rodríguez al ver a Ohtani levantar el trofeo.

Otros jugadores se unieron por la experiencia de defender la camiseta de su país y otros porque sabían que habían muchos scouts viendo los cotejos.

Los jugadores, de alto perfil como el japonés Roki Sasaki, de 21 años y una estrella en su país natal al lanzar más de 100 mph, o algunos de origen modesto como el nicaragüense Duque Hebbert, jugador del Tren del Norte Real Estelí, sabían que este torneo era una buena vitrina para darse a conocer en Estados Unidos.

En lo que fue una de las historias más inspiradoras, el lanzador diestro de Nicaragua entró en la novena entrada de un partido perdido contra la República Dominicana, y perdió poco tiempo para brillar ante una alineación repleta de estrellas de la MLB. Ponchó a un trío de estrellas en Juan Soto, Rafael Devers y Julio Rodríguez. Después del juego, se reunió con Luis Molina, de los Tigres de Detroit, quien, tras una breve conversación, le ofreció un contrato de ligas menores.

Japan pitcher Yu Darvish (11) celebrates with h
El lanzador japonés Yu Darvish (11) celebra con sus compañeros de equipo tras derrotar a Estados Unidos en el partido de campeonato del Clásico Mundial de Béisbol, el martes 21 de marzo de 2023, en Miami. (AP Photo/Wilfredo Lee) (Wilfredo Lee / Associated Press)

3) Japón se está acercando a Estados Unidos

Japón, de la mano de Ohtani, se coronó por tercera vez en el Clásico Mundial y podrá agregar el tercer trofeo afuera de su estadio en Tokio, donde actualmente presumen sus previas dos conquistas de 2006 y 2009.

Japón tuvo los mejores lanzadores en el Clásico Mundial y también al mejor pelotero en el mundo, dos detalles muy importantes para llevarse la corona. Sin embargo, también tiene mucho qué ver la disponibilidad de sus elementos. Masataka Yoshida pudo haber faltado al torneo para aclimatarse a los Red Sox de Boston, pero eligió jugar, mientras que Ohtani anunció en noviembre pasado que quería jugar otra vez frente a los aficionados japoneses por primera vez en cinco años. Ese orgullo por disputar un torneo con su país, al igual que el talento joven y el buen pitcheo fueron la combinación perfecta.

Yoshinobu Yamamoto, Roki Sasaki y Munetaka Murakami, tres jugadores importantes para Japón, todos tienen menos de 24 años. En el pitcheo estuvo Yu Darvish, subcampeón del Cy Young de la Liga Nacional en 2020; Kodai Senga, que firmó recientemente con los Mets de Nueva York, ha sido tres veces All-Star de la NPB, así como Yamamoto, dos veces All-Star de la Liga del Pacífico de la NPB en 2021 y 2022.

 

Mexico pitcher Patrick Sando
El lanzador Patrick Sandoval reacciona después de ponchar al japonés Munetaka Murakami para terminar la cuarta entrada de un juego del Clásico Mundial de Béisbol, el lunes 20 de marzo de 2023, en Miami. (AP Photo/Wilfredo Lee) (Wilfredo Lee / Associated Press)

4) México, la sorpresa con un equipo que habla inglés

Grandes Ligas, creadora y organizadora del evento, ha promovido que las diferentes selecciones participantes tengan acceso a peloteros de Grandes Ligas que, si bien no nacieron en el país sí tengan alguna raíz familiar cercana que los haga elegibles para ser tomados en cuenta y poder jugar. El objetivo principal es buscar que todas las selecciones tengan la mayor calidad posible, algo que ha sido un éxito total y de eso se benefició México.

El equipo mexicano fue la sorpresa más grande del torneo, con varios peloteros que solamente hablan inglés en el vestidor y algunos con acento caribeño como Randy Arozarena, que llegó de Cuba a México antes de su exitosa carrera con los Rays de Tampa Bay. En la alineación, tuvo 13 jugadores mexicoamericanos, 23 nacidos en México, uno nacido en Cuba, otro en República Dominicana y otro en Puerto Rico.

Con un entrenador experimentado como Benjamin Gil, a quien muchos consideran el mejor mánager de México en la actualidad, el equipo azteca derrotó a Estados Unidos, Gran Bretaña, Canadá y Puerto Rico antes de sucumbir ante el eventual campeón Japón en semifinales.

Manifestantes exhiben carteles y co
Manifestantes exhiben carteles y corean durante el sexto inning del juego entre Cuba y Estados Unidos en las semifinales del Clásico Mundial de béisbol, el domingo 19 de marzo de 2023, en Miami. (AP Foto/Wilfredo Lee) (Wilfredo Lee / Associated Press)

5) El Clásico Mundial tiene momentos históricos, como el EE.UU. vs. Cuba en Miami

El béisbol tiene una extraña manera de recalcar hechos históricos y aunque no fue un buen juego, el Cuba vs. Estados Unidos en las semifinales fue uno de ellos: En el barrio de la Pequeña Habana de Miami, Cuba jugó contra Estados Unidos en suelo estadounidense por primera vez desde los Juegos Olímpicos de 1996.

Los sentimientos encontrados entre los aficionados cubanoamericanos fueron similares a los de los propios jugadores. Este fue el primer año en que se permitió a los jugadores de la MLB jugar para Cuba. Yoan Moncada y Luis Robert, de los Medias Blancas de Chicago, lo hicieron, junto con el exAll-Star, Yoenis Céspedes.

Sin embargo, otros declinaron.

El cerrador de los Reales de Kansas Aroldis Chapman, siete veces All-Star y campeón de la Serie Mundial, se negó jugar para Cuba. Arozarena decidió jugar con México.

En las gradas, los disidentes dieron la espalda a su equipo, condenando todo lo que tenga que ver con el país. Algunos de ellos gritaron a todo pulmón que abandonaran la comunidad todas las personas relacionadas con el difunto líder cubano Fidel Castro. Eso incluía a muchos jugadores cubanos que técnicamente son empleados del gobierno.

En lo competitivo, no hubo mucho drama, con excepción del personal de seguridad del loanDepot Park, que intentó reprimir a los manifestantes que invadían el campo de juego durante las entradas sexta, séptima y octava. Uno de ellos desplegó una pancarta de "Libertad para Cuba". La multitud estalló con cánticos de "¡Libertad!" cuando ese manifestante salió del campo.

Cuba lleva años sin ganar una competición internacional. Tiene un balance de 1-7 contra Estados Unidos en sus últimos ocho enfrentamientos, incluido este juego del Clásico Mundial.

El venezolano José Altuve es golpeado po
El venezolano José Altuve es golpeado por un lanzamiento durante la quinta entrada del juego de béisbol en el Clásico Mundial de Béisbol en contra de Estados Unidos, el sábado 18 de marzo de 2023, en Miami. (AP Foto/Wilfredo Lee) (Wilfredo Lee / Associated Press)

Reflección: El Clásico Mundial es un hit pero puede ser un jonrón

El Clásico Mundial fue un hit pero aún existen algunos aspectos que se pueden mejorar. Uno de ellos es buscar variantes en el calendario para no solamente tener la bendición de las Grandes Ligas, sino para que también los jugadores puedan llegar en su mejor momento al torneo, sin limitantes de un pelotero en plena pretemporada.

Debido a que los jugadores estan en pretemporada, existen muchas limitaciones en los lanzamientos, pues ningún jugador puede ver más acción de lo que el club con el que juega lo permite, sin importar si están disputando un juego de fase de grupos o la final. No pueden utilizar lanzadores dos días seguidos. Los equipos están constantemente en sus oídos. Y esos son los clubes que permitieron a sus jugadores participar. No olvidemos que casi los titulares de élite de Estados Unidos como Jacob deGrom, Max Scherzer, Gerrit Cole, Max Fried, Dylan Cease, entre otros, no jugaron debido a una variedad de preocupaciones, en su mayoría de los ejecutivos del equipo y agentes.

En marzo, algunos equipos pueden perder a sus estrellas por gran parte de la temporada regular debido a lesiones en la competencia, como la fractura que tuvo Altuve con Venezuela o la lesión de Edwin Díaz, que sufrió una rotura de tendón con Puerto Rico.

Los grupos podrían estar mejor equilibrados. Un grupo con Venezuela, Puerto Rico, Republicana Dominicana, Israel y Nicaragua, no es lo mismo que otro con Cuba, Italia, Países Bajos, Panamá y Taiwan. Mientras Corea le propinaba un 22-2 a China en cinco innings en Tokio, Venezuela, Puerto Rico y Dominicana, tres grandes favoritos para llevarse todo, se eliminaban entre si en Miami. Es un gran show para la afición de la Florida, pero no es tan justo que un equipo como Venezuela se enfrente a Dominicana, Puerto Rico y luego Estados Unidos en su ruta, mientras que otros equipos se ven las caras con China y la República Checa. Eso se vio reflejado en cómo Cuba terminó como primera de su grupo y tras dejar a Australia en el camino, no tuvo nada que hacer cuando se vio las caras con Estados Unidos en semifinales.

Con todo lo mencionado, tenemos que aclarar que el Clásico Mundial, apesar de sus defectos, tiene aspectos mayormente positivos.

Los jugadores se están divirtiendo, los aficionados estuvieron delirantes en sus asientos y pueden asegurar que valió la pena.

Se vivieron partidos intensos, como los duelos de ese trio de equipos favoritos de Venezuela, Dominicana y Puerto Rico, el Japón ante Corea, el Estados Unidos ante Venezuela y el México contra Japón, por mencionar algunos.

"Japón avanza, pero el mundo del béisbol ganó hoy”, declaró el mánager mexicano Gil tras el gran juego que perdió México en el último inning ante Japón.

En efecto, con el Clásico Mundial, el Rey de los Deportes ha ganado.

Este artículo fue publicado por primera vez en Los Angeles Times en Español.