Anuncios

¿Concientizar sobre el medio ambiente con títeres?

TOLUCA, Méx., marzo 30 (EL UNIVERSAL).- Llevar el mensaje sobre la importancia de cuidar los bosques y el medio ambiente, es una labor que con títeres es mejor, al menos eso opina Gustavo Arias Tapia, director de la Compañía Títeres Argot.

Desde hace 35 años inició con esta rama del arte que ha sobrevivido a las nuevas tecnologías y su prioridad es llevar mensajes de equidad, valores y recuperar la convivencia entre la gente.

Sentado en medio de algunos de los 200 personajes que ha fabricado junto a Olivia Sayavedra, explicó que a partir de la próxima semana iniciará unas pláticas en diversas delegaciones y municipios, en donde aborden como tema prioritario las causas de los incendios forestales y por qué las familias deberían evitar actividades de riesgo.

Señaló que en la medida en que han avanzado los años, han ido incluyendo temas de interés, aunque desde hace más de tres décadas que comenzaron con su compañía, están enfocados en abordar temas enfocados al respeto entre hombres y mujeres, a los adultos mayores, la inclusión de las niñas en todos los sectores y el respeto entre humanos.

"Desde que iniciamos los problemas, realmente siempre han sido los mismos, pero se han ido agravando. Por ello, el objetivo de la compañía es: primero promover los títeres y marionetas, segundo llevar un mensaje de valores, la disciplina, los buenos hábitos", comentó.

Explicó que actualmente hay dos problemas contundentes, la escasez de agua, los incendios y tras la pandemia los jóvenes y los niños presentan problemas de salud mental como depresión y ansiedad.

"Tomamos como una alternativa el uso de los títeres, el arte, para que las generaciones más jóvenes conozcan un mensaje esperanzador", dijo.

Si bien reconoció que la sociedad difícilmente valora a los títeres, recientemente las compañías de teatro han dado importancia al títere, por la forma como llevan el mensaje.

En Títeres Argot dedican hasta seis meses a la producción de un personaje, los cuentos que representan son adaptaciones, además elaboran la escenografía, la ambientación, la música con que se acompañan y cerca de 200 personajes ya están terminados, aunque hay cerca de 40 en producción.

"Los argumentos son propios, la mayoría nosotros le ponemos el toque de Títeres Argot, por ejemplo, tenemos una serie que se llama Descontando Cuentos, por ejemplo en Caperucita y el Lobo no ponemos a éste último como el malo, sino dejamos el mensaje sobre qué tanto el ser humanos es villano al devastar los bosques", comentó.

Dijo que, en Los Tres Cochinitos, ellos anexaron a una cochinita mujer, pero de manera orgánica, pues lo que menos les interesa es contrapuntear a las personas, ya que en los años recientes "hay mucha división entre géneros y sectores".

Gustavo y Oli orientan a su público, si en alguna presentación alguno busca ayuda, ellos canalizan a las personas con la institución o el especialista adecuado, sobre todo se acercan niños y adultos mayores, porque el teatro de títeres permite que, sin ser agresivo, el público logre una catarsis.

Con perros, payasos, actores de la ópera, cochinitos, abuelitas y bateristas, esta compañía busca sobrevivir a los tiempos donde la tecnología avanza y con orgullo, Gustavo y Olí, dicen que han logrado capturar la ilusión de niños y adultos, dejando una huella en cada presentación.