Anuncios

La compra de vivienda en España cae un 8-10% este año y podría seguir débil en 2024 -Idealista

Bloques de viviendas en Madrid

30 nov (Reuters) - La compraventa de vivienda ha descendido notablemente este 2023, y el año cerrará por debajo de las 600.000 viviendas vendidas, en un contexto de alta inflación y encarecimiento de la financiación, según idealista, que prevé que la tendencia continúe el próximo año.

Según un análisis del mercado inmobiliario del portal publicado el jueves, la compra de vivienda se habrá contraído entre un 8 y 10% para finales de año, y el número de hipotecas habrá caído previsiblemente un 25% interanual.

"Para 2024 es probable que asistamos a un panorama continuista, dado que no hay previsión de una aparición repentina de grandes bolsas de viviendas en las zonas con más demanda", dijo idealista.

Con todo, el portal señala que cabe la posibilidad de que el próximo ejercicio "se active parte de la demanda que se había retirado a la espera de una caída significativa en los precios que no se ha producido, por lo que podría aumentar la tensión en el mercado y empujar los precios al alza con mayor energía".

Ante la brusca aceleración de la inflación tras el fin de la pandemia de COVID-19, el Banco Central Europeo aplicó un drástico incremento de los tipos de interés a partir de julio de 2022, llevándolos a su nivel más alto desde el lanzamiento del euro en 1999.

Este encarecimiento de las créditos ha frenado en seco la solicitud de las hipotecas, lo que según idealista ha hecho que la mitad de las operaciones se cierre actualmente sin hipoteca.

Aun así, estos observadores argumentan que los datos de 2023 han de leerse en contexto, ya que 2022 fue un año muy abultado en cuanto a operaciones.

"2023 [ha sido], en cuanto al número de viviendas vendidas, uno de los mejores ejercicios de los últimos 15 años", señalan en su comunicado.

En cualquier caso, las políticas del gobierno no han ayudado a mejorar la situación, según el portal de búsqueda de viviendas, argumentando que la sobrerregulación tras la ley de vivienda aprobada en mayo ha causado la reducción de la oferta de alquiler "a niveles no vistos en la última década".

Según los datos del portal, el precio del alquiler es, a finales de noviembre, un 9,2% más caro que hace un año y la oferta de viviendas de alquiler permanente se ha reducido un 12% (en Madrid, 26%).

Muchos propietarios han optado por el alquiler temporal, que aunque suponga todavía un 10% de toda la vivienda en España, ha crecido un 40% en el último año. En ciudades como San Sebastián o Barcelona ya supone cerca del tercio de la oferta: 32 y 28% respectivamente. Es una tendencia que seguirá tomando más peso, según el portal inmobiliario.

En este contexto, y asumiendo que la coyuntura política será la misma, desde idealista creen que se reducirán aun más las posibilidades de las familias para alquilar viviendas, por el aumento de los precios y el endurecimiento de los perfiles exigidos por los propietarios.

"Al haber menos viviendas en el mercado y más gente buscándolas [los propietarios] se centrarán en los perfiles que les ofrezcan más seguridad jurídica frente a impagos".

(Información de Javi West Larrañaga; editado por Tomás Cobos)