Anuncios

Combatir el dengue. Quiénes deben vacunarse, cuánto hay que esperar y otras preguntas clave respondidas por infectólogos

El mosquito transmisor del dengue
El mosquito transmisor del dengue

¿Quiénes deben vacunarse? ¿Cuántos días después empieza a hacer efecto? ¿La vacuna realmente evita el contagio? ¿Cuánto tiempo deben esperar quienes ya tuvieron dengue antes de recibir la primera dosis? Estas son algunas de las preguntas que reciben los infectólogos consultados por LA NACION a diario. En medio del actual contexto de aumento de los casos de dengue en el centro y norte del país, que incluye picos puntuales en diferentes localidades, y que según especialistas puede ser la antesala de un brote similar al del año pasado, los expertos detallan los puntos centrales a tener en cuenta acerca de la vacunación contra el dengue: las contraindicaciones, los tiempos y los beneficios.

¿Cuál es la vacuna contra el dengue que se vende en la Argentina?

Cuando hablan de la vacuna contra el dengue, los especialistas locales se refieren puntualmente a la Qdenga, la única aprobada para combatir esta enfermedad en el país. Esta vacuna, desarrollada por el laboratorio japonés Takeda, obtuvo el visto bueno de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) en abril del año pasado. Anteriormente había sido incorporada por Indonesia, la Unión Europea, Reino Unido, Islandia, Noruega y Brasil. Se trata de una vacuna de dos dosis, que se aplica con un intervalo de tres meses, y cuyo uso está autorizado a partir de los cuatro años de edad.

¿Cómo acceder a la vacuna?

Por ahora, la vacuna es de indicación privada y solo puede adquirirse con receta médica. Hasta la fecha, el Ministerio de Salud de la Nación no ha emitido comentarios sobre su incorporación al calendario de vacunación nacional, pese a que ha trascendido que se está evaluando y discutiendo esta posibilidad. En tanto, dicha vacuna se encuentra disponible en algunos centros vacunatorios y próximamente podrá ser adquirida en farmacias.

¿Quiénes deben vacunarse?

Al precisar una prescripción para poder adquirirla, es el médico de cabecera del paciente quien debe evaluar si es recomendable que la persona se vacune contra el dengue o no.

Los especialistas consultados destacan que la vacuna está contraindicada para menores de cuatro años, embarazadas, mujeres en período de lactancia y personas inmunodeprimidas, con excepción de algunos pacientes con VIH.

Los médicos consultados difieren en algunas sus recomendaciones para los pacientes que no tienen contraindicaciones. Por un lado, la doctora Laura Barcan, infectóloga del Hospital Italiano de Buenos Aires, afirma que, por ahora, el servicio de infectología de la institución en la que trabaja aconseja que, por precaución, solo se vacunen quienes ya hayan cursado el virus. “Es una vacuna excelente y una gran herramienta para combatir el dengue. La estamos indicando a personas que ya tuvieron dengue, y en principio no a personas mayores de 60. Esto se debe a que no hay ningún estudio que demuestre que esta vacuna es segura para mayores de 60. La Anmat no puso este límite, pero nosotros en el hospital, sí”, explica.

La vacuna es muy útil para el individuo que tuvo dengue o, como se hizo en Misiones, para aplicar en zonas donde hay un hiper brote”, suma el infectólogo Eduardo López, expresidente y fundador de la Sociedad Argentina de Infectología Pediátrica.

Por otro lado, el doctor Pablo Bonvehí, jefe del servicio de Infectología del Cemic, no hace distinción entre quienes cursaron la enfermedad y quienes no. “En general, a quienes me consultan porque quieren vacunarse, si no presentan ninguna de las contraindicaciones, yo les aconsejo que se vacunen. Si alguien tiene dudas acerca de si tiene o no tiene alguna contraindicación o si se la puede aplicar, siempre es conveniente la consulta con un profesional”, dice.

¿Cuándo comienza a hacer efecto la vacuna?

“Mucha gente cree que dándose una dosis ya está, pero no es así, la primera dosis no protege contra el dengue. Se requieren dos dosis con tres meses de intervalo”, destaca López.

Bonvehí suma que, pese a que en los estudios pudo observarse que luego de la primera dosis, a los 10 días de la aplicación, hay protección contra el dengue, esta protección es parcial y transitoria, por lo tanto es necesario que el paciente reciba la segunda aplicación a los tres meses. “Entre 10 y 15 días después de la segunda dosis se alcanza la protección”, dice.

Luego de la vacuna, ¿es posible contagiarse de dengue?

Bonvehí destaca que, de acuerdo con los estudios realizados durante la fase de investigación de la vacuna, una persona inoculada puede contagiarse dengue, aunque hay menores probabilidades de que eso suceda, a la vez que los inmunizados tienen menores posibilidades de desarrollar un cuadro grave de la enfermedad.

La vacuna de Takeda
La vacuna de Takeda

“Los datos muestran una eficacia de aproximadamente el 62% para protección del dengue, y una protección mayor, del 84% en promedio para la hospitalización. Esta protección varía según el serotipo, y también varía si la persona tuvo dengue previamente, pero estos son los promedios de protección y de eficacia que tiene la vacuna”, dice Bacan y destaca que los estudios demuestran que entre los individuos que ya habían transitado la enfermedad previo a recibir la vacuna, la inmunidad generada fue aún mayor.

¿Cuánto deben esperar las personas que han tenido dengue para vacunarse?

Los especialistas recomiendan que las personas que han transitado el dengue esperen entre tres y seis meses para recibir la primera dosis de la vacuna contra esta infección. “Cuando uno tiene un episodio de dengue, los anticuerpos contra el serotipo que tuvo lo protegen transitoriamente contra los otros tres serotipos. Los anticuerpos, por lo general, desaparecen luego de un período de entre tres y seis meses”, explica Bonvehi, y suma: “Además, los anticuerpos generados por la infección a veces pueden interferir con la respuesta de la vacuna y hacer que esta respuesta sea menor”.

¿La vacuna se aplica una vez en la vida o necesita un refuerzo?

Por ahora, afirma Bonvehí, la vacuna se da una única vez en dos dosis, aunque hay estudios en curso para analizar la necesidad de revacunación.

¿La vacuna tiene efectos adversos?

“Lo que está descripto es dolor en el sitio de aplicación, pequeñas manchas en la piel en el sitio de aplicación, cansancio. También puede haber algo de fiebre en los primeros días posvacunación. Los eventos que se han descripto en general son de leves a moderados, y se presentan en los primeros tres días posaplicación. También hay reportados algunos casos en los que aparecieron pequeñas manchas en la piel a la semana de la vacunación, lo cual puede ser porque el virus vacunal circule transitoriamente. Estos casos han sido leves y se manejan con antihistamínicos. No se han observado otros efectos adversos”, detalla Bonvehí.

Control natural. Por qué se evalúa cultivar peces y camarones para combatir a los mosquitos

¿Las obras sociales y prepagas cubren el valor de la vacuna?

Según los últimos datos que pudo recabar LA NACION, son 18 las obras sociales y prepagas que ofrecen alguna cobertura del valor del esquema, según indicaron desde las oficinas en la Argentina de Takeda, que es el laboratorio productor. En la red Stamboulian, por ejemplo, la aplicación es sin turno, por orden de llegada. Ahí trabajan con cinco coberturas y, en esos casos, es necesaria la indicación médica. Si la aplicación es particular, el valor es de $52.000.

La lista de coberturas con las que están trabajando los vacunatorios incluye a OSDE, las obras sociales del Colegio de Escribanos y el Poder Judicial, la Obra Social del Personal de Dirección (Opodea) y los planes de la Asociación Personal Superior Organización Techint y Fundación Servicios Sociales Techint (Apsot/FSST). También brindan cobertura de acuerdo con los planes y si la aplicación es en vacunatorios propios o contratados, Swiss Medical, Galeno, Hospital Alemán, Hospital Austral, Hospital Italiano, Omint, Pasteur, Unión Personal Civil de la Nación (UPCN), entre otras.

El descuento que se aplica es del 40% y, con algunos planes, se reconoce el 60% o el 100% del valor de las dosis.