Anuncios

Coach K: se retiró el DT que rechazó millones de la NBA y reconoció que la Generación Dorada lo intimidaba

Mike Krzyzewski, a los 75 años, le puso fin a una carrera de 42 años ligada a Duke y el seleccionado de los Estados Unidos
Lance King

Se acabó una era dentro del básquetbol. Su legado es demasiado imponente como para reducirlo a un país en particular o una organización puntual. Gigante. Coach K, como se lo conoce, es una leyenda con todas las letras. Pasó 42 años de su vida dedicados al básquetbol. Sello distintivo de la Universidad de Duke, a los 75 años, Mike Krzyzewski -como se llama realmente- puso punto final a su carrera como entrenador. Historia en su máxima expresión. Identidad del Dream Team en los últimos 16 años. El técnico que se dio el lujo de decirle no a la NBA, que le proponía ser el entrenador mejor pago de todos los tiempos. El hombre que nunca le tuvo miedo a ningún rival, pero que reconoció que la Generación Dorada logró intimidarlo.

“Me encanta lo que hago. Cuando tenía 16 años, soñaba con ser profesor y entrenador de básquetbol y sigo sintiendo esa misma pasión”. Fue su frase de cabecera en los últimos años, un amor incondicional por el juego, una dedicación plena desde 1974, cuando comenzó su camino como entrenador. Antes de llegar a Duke estuvo una temporada como asistente en la Universidad de Indiana y cinco al frente del equipo de la Academia Militar de Estados Unidos, en la que él mismo había jugado durante sus años de servicio en las Fuerzas Armadas.

La Universidad de Duke fue su lugar en el mundo; comenzó su aventura allí en 1980. Pero también encontró en el USA Basketball un espacio para inocular su identidad. Cosechó títulos y medallas con el seleccionado masculino estadounidense: como asistente fue, por ejemplo, parte del cuerpo técnico del auténtico Dream Team, el que se colgó la medalla dorada en Barcelona 92 e integró el staff del seleccionado que ganó la medalla dorada en Los Ángeles 84. Como head coach fue campeón olímpico en tres ocasiones (Pekín 2008, Londres 2012 y Río de Janeiro 2016) y ganó dos Mundiales (Turquía 2010 y España 2014).

Mike Krzyzewski, la leyenda de Duke
Mike Krzyzewski, la leyenda de Duke


Mike Krzyzewski, la leyenda de Duke

Un palmarés tremendo. Los títulos del Torneo NCAA ganados por Krzyzewski, siempre con Duke, son de 1991, 1992, 2001, 2010 y 2015. Los Blue Devils lo llevaron a estar considerado como el mejor conductor de todos. Pero él jamás aceptó salir de su lugar de maestro, no quería el ego diario de las estrellas. “Prefiero quedarme con mis muchachos, mis Blue Devils”, dijo. Muchos creen que su programa es el mejor de la historia. Aunque también se ganó mala fama por la rudeza de su juego y algunos lo señalaron por ser un entrenador extremadamente exigente. Coach K dirigió a talentos como los de Kyrie Irving, Grant Hill, Jayson Tatum, Elton Brand, RJ Barrer, Brandon Ingram, Zion Williamson y a quien posiblemente se quede con el N° 1 en el próximo draft: Paolo Banchero.

Ofertas irresistibles

En 2010, el magnate ruso Mikhail Prokhorov, era el propietario de Brooklyn Nets y le ofreció a Coach K más de 12 millones de dólares para tomar el control de su franquicia y sumarle a su equipo jugadores de la talla de Paul Pierce y Kevin Garnett. Krzyzewski rechazó esa oferta, porque no quería dejar su programa en Duke, con el que tenía un contrato infinitamente inferior. Como referencia, en 2022, su contrato era de 9 millones de dólares por año.

Para comprender mejor, en la NBA el entrenador mejor pago en la actualidad es Gregg Popovich, que cobra 11 millones de dólares por temporada. El valor de Coach K para el universo de la NBA siempre fue tan elevado que hace 12 años, Prokhorov finalmente lo tentó con 15 millones de dólares por año, una oferta que era más del doble de lo que Krzyzewski ya había rechazado de los Lakers en 2004, cuando le ofrecieron un contrato de cinco años y 40 millones de dólares, tras la renuncia de Phil Jackson.

Durante 1990, Boston Celtics tenían un mal paso por la NBA y había sido eliminado en la primera ronda de los playoffs, por lo que una restructuración era más que necesaria y Dave Gavitt pensó en el Coach K, ofreciéndole un monto de 2,5 millones de dólares y cinco temporadas. La respuesta siempre fue no. Incluso, Portland Trail Blazers, en los tiempos de Clyde Drexler, Cliff Robinson y Terry Porter, también lo tentó, ya que creían que era la pieza que les faltaba para ganarle a los Bulls de Michael Jordan. Y Coach K siguió eligiendo a Duke.

El director Colangelo, el DT Krzyzewski, Anthony y Wade presentan el nuevo atuendo
El director Colangelo, el DT Krzyzewski, Anthony y Wade presentan el nuevo atuendo


Colangelo, el DT Krzyzewski, Carmelo Anthony y Dwayne Wade en la presentación de la nueva camiseta del USA Basketball en 2008

Krzyzewski, es considerado el mejor coach de la historia del básquetbol universitario junto al mítico John Wooden (diez veces campeón con la Universidad de California). “Coach K es uno de los mejores de todos los tiempos, si no el mejor. Se adapta perfectamente a nosotros... Nos permite tener libertad, jugar al básquetbol y divertirnos, pero al mismo tiempo quiere que seamos perfectos. Debemos esperar la perfección y eso es lo que él pretende”, contó hace algunos años LeBron James, cuando lo tuvo como entrenador en el seleccionado de los Estados Unidos.

Allí también construyó un estilo, generó un sentido de pertenencia y le dio al conjunto estadounidense una profundidad en sus conocimientos de los rivales que antes ni siquiera consideraban necesario. En ese punto, Coach K contó una historia en la que el seleccionado de la Argentina fue el protagonista principal y el que lo empujó a abrir todavía más sus ojos.

De su primer partido dirigiendo a EE.UU. contra la Argentina, Krzyzewski dejó una reflexión que lo pinta como conductor y que permite dimensionar lo que fue el equipo de la Argentina que integraban Manu Ginóbili, Andrés Nocioni y Luis Scola, entre otros. Coach K, contó lo que vivió minutos antes de salir a jugar contra el seleccionado argentino en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008: “Los jugadores argentinos formaron un pelotón y comenzaron a saltar y a cantar al unísono. No era teatro, ni para consumo mediático. No era para nadie, sólo para consumo propio. Fue uno de los despliegues de espíritu competitivo más profundos que haya presenciado. Me arrimé a Mike D’Antoni y le dije: ‘Eso es básquet internacional Olvídate del scouting que hicimos, es a esto a lo que debemos vencer’. Tras tres años de estudio del básquet internacional y su lenguaje, en ese túnel presencié el alma. Cuando Argentina jugaba, todo su país jugaba. Es lo que teníamos que vencer. No su ataque ni su defensa. Su espíritu. En ese momento entendí quién era verdaderamente nuestro oponente y, debo admitir, me intimidaba”.

El entrenador Mike Krzyzewski dejó una huella profunda en el básquetbol mundial
Jamie Schwaberow


El entrenador Mike Krzyzewski dejó una huella profunda en el básquetbol mundial (Jamie Schwaberow/)

Y agregó: “El compromiso que tenían esos muchachos hacia su país y hacia el compañero, su hermandad, es lo que ocurre cuando tienes continuidad, compromiso y talento. Eso fue lo que quisimos crear con el programa de USA Basketball, buscar desarrollar un sentimiento que marque para quién estás jugando, no solamente ponerte una camiseta”.

Su huella es extremadamente profunda, sus números son increíbles, su aporte al universo del básquetbol de los Estados Unidos es realmente impactante y con sólo repasar que son 68 los jugadores que fueron drafteados en la NBA tras ser dirigidos por Krzyzewski, permite comprender un poco de quién se habla. Que desde Gene Banks (pick 28 en 1981) a Jalen Johnson (pick 20 en 2021), la los nombres sin imposibles de plasmar aquí. Y la nómina posible se extienda con el pronto desembarco de talentos como los de Banchero, AJ Griffin, Mark Williams, Wendell Moore y Trevor Keels, todos proyectados como selecciones de 1° Ronda en 2022.

Se acabó el camino de Coach K, el hombre de los 1202 triunfos totales en su carrera en la NCAA, los 1570 partidos oficiales dirigidos en la NCAA, los 15 títulos del Torneo ACC (la conferencia en la que juega Duke). Una carrera de película que es tan real que parece increíble. Perdurará su legado, la más valiosas de todas sus conquistas.