Anuncios

Clausuran bodega donde estaba toma clandestina de hidrocarburos

MELCHOR OCAMPO, Méx., enero 21 (EL UNIVERSAL).- El "río de fuego" que afectó 14 casas, comercios y consumió más de 16 autos, camionetas y camiones y hasta patrullas, aún no se olvida por lo que vecinos afectados de la colonia San Antonio realizan este domingo una clausura ciudadana en el predio que era una bodega clandestina de hidrocarburos.

Han pasado más de seis años desde que el 5 de octubre del 2017 de que se registró una explosión e incendio de diesel y/o gasolina en el predio ubicado en el número 50 de la calle Pedro Pérez en la colonia San Antonio en este municipio mexiquense de Melchor Ocampo, donde el combustible salió como un río de fuego y no sólo quemó ocho pipas y contenedores del lugar sino además afectó casa y vehículos a lo largo de dos calles, señaló Antonio Monrroy, representante de los afectados.

El fuego además calcinó gallos y aves que los vecinos tenían en sus patios, consumió frutas y verduras, así como infinidad de productos de una recaudería y comercios de la calle Pedro Pérez, donde vecinos salieron huyendo al escuchar la primera explosión.

Además, incendió autos, camionetas, camiones y hasta patrullas de la policía municipal, que quedaron carbonizados.

Por este siniestro que emanó de una bodega clandestina de hidrocarburos hubo denuncias e investigaciones de tanto en la Fiscalía General de la República, como en la Fiscalía General de Justicia del Estado de México, donde peritajes determinaron que eran hidrocarburos los que se incendiaron y ordenaron que el predio donde se originó el fuego quedara sellado.

En el predio se quemaron además 6 pipas de 40 mil litros cada y dos contenedores con capacidad de 40 mil litros, que al parecer era gasolina y diesel, señalaron los vecinos.

Sin embargo, en una acción inexplicable el Ministerio Público de la Fiscalía mexiquense señaló ante un juez que en este proceso ya no había materia, pese a que las familias afectadas no "hemos sido indemnizadas" y el predio fue liberado.

"Perdimos nuestro patrimonio y quedamos endeudados al quemarse 14 casas y comercios, cuatro de ellas de forma total, así como un total de 16 autos, camionetas y camiones de personas que vivimos o pasaban por la calle que quedó convertida en un río de fuego", señaló Antonio Monrroy.

Por ello este domingo vecino de Melchor Ocampo se reunieron para pintar en la barda del predio que originó el incendio la leyenda "Inmueble asegurado", con el número de carpetas de investigación de la FGR y de la FGJEM, al tiempo que planean soldar los zaguanes, "pues tenemos un paro para que este predio no abra hasta que nos indemnicen a los afectados", aseveró Antonio.