Anuncios

CJNG preparaba atentado contra comisario de Zitácuaro

MORELIA, Mich., febrero 9 (EL UNIVERSAL).- El hallazgo de una granada de fragmentación sobre una de las principales vialidades de Zitácuaro, Michoacán, ocasionó pánico entre la población y una fuerte movilización de corporaciones de seguridad de los tres órdenes de gobierno.

Los informes de fuerzas federales refieren que esa granada sería uno de los explosivos utilizados para perpetrar un atentado en contra de Conrado Corral Leyva, comisario regional de la Secretaría de Seguridad Pública en Zitácuaro.

El artefacto explosivo fue encontrado sin detonar sobre la carretera federal 15, a la altura de la colonia La Palma, localizada sobre la periferia de la cabecera municipal.

Dijeron que, con base en sus informes, el ataque iba a ser consumado por el jefe de plaza del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), William Edwin Rivera Padilla, "El Barbas".

Recordaron que el jefe de plaza ha arremetido contra el mando policial por los operativos que ha implementado en la región oriente de la entidad.

Señalaron que "El Barbas", también responsable del asesinato de un periodista, confirmó a través de redes sociales que el ataque iba dirigido contra el mando policial.

Expusieron que al corroborar la información, implementaron un operativo de búsqueda en contra del lugarteniente de esa organización delictiva.

Mientras se aseguraba la granada de fragmentación que presuntamente se le había caído a uno de los subordinados de "El Barbas", dos sujetos incendiaban una vivienda.

Testigos narraron que dos sujetos descendieron de una camioneta y le prendieron fuego al inmueble ubicado en la tenencia de Nicolás Romero, con bombas molotov.

Las autoridades tenían identificado ese predio como una posible casa de seguridad de la célula delictiva e incluso, muy cerca, desmantelaron un narco campamento.

¿Quién es William Edwin Rivera Padilla, "El Barbas"?

Las fuentes de seguridad consultadas responsabilizan al grupo criminal de "El Barbas" del ataque contra la población y contra las autoridades, también de secuestros, extorsiones, cobro de piso y desapariciones en esa zona colindante con el Estado de México.

Además, tienen identificado que "El Barbas" tiene cooptado el servicio del transporte público y lo manda al frente para manifestarse en contra de los operativos.

Rivera Padilla es uno de los principales objetivos criminales para las autoridades estatales y federales por su grado de violencia e incluso por sus amenazas a mandos policiales.

La violencia de Michoacán, Guerrero y Estado de México se debe en gran parte al rompimiento de dos lugartenientes del CJNG en la zona oriente de la entidad. Esa disputa entre grupos internos del CJNG alcanzó una parte de la región Morelia, donde inició la diferencia entre ambos brazos de esa organización criminal.

Se trata de José o Alan Martínez Durán “El Primo” o “El Comandante X”, y su ahora exsubordinado William Edwin Rivera Padill.

"El Primo" era identificado por las autoridades de seguridad como el principal operador de Nemesio Oseguera Cervantes “El Mencho”, en la región oriente de Michoacán.

También, el principal objetivo de sus entonces antagónicos de La Familia Michoacana, durante el ataque perpetrado en un palenque, el 28 de marzo del 2021, en Zinapécuaro.

Ese hecho dejó 20 personas muertas a manos del grupo delincuencial Los Correa, que operaba en alianza con Eduardo Hernández Vera “Lalo Mantecas”, después asesinado por sus socios.

Tras la muerte de "Lalo Mantecas", Los Correa, se aliaron finalmente con "El Barbas", con quienes sostuvieron casi tres años de guerra, ataques y asesinatos.

Entre los homicidios que dejó ese antagonismo está el del hermano menor de esa familia Correa, originaria del municipio de Ciudad Hidalgo, al que decapitaron.

En la colindancia de las regiones Morelia y oriente, también ha arreciado la afrenta entre los grupos internos del CJNG encabezados por "El Primo" y por "El Barbas".

Los informes señalan que mientras "El Primo" hizo una alianza con Cárteles Unidos, "El Barbas" sigue apoyado por Los Correa, lo cual ha agravado la violencia.