Anuncios

CJNG ataca a militares en Jalisco

SANTA MARÍA DEL ORO, Jal., febrero 10 (EL UNIVERSAL).- Una serie de videos grabados por habitantes, por personal de Guardia Nacional y del Ejército Mexicano, revelaron la manera en la una célula criminal del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) atacó con minas antipersonales a fuerzas federales, el mes de enero de este año, como lo dio a conocer EL UNIVERSAL.

Los ataques ocurrieron cerca de la localidad de Zipoco, del municipio de Santa María del Oro Jalisco y dejaron un saldo de un militar muerto y siete más lesionados.

En una de las imágenes captadas desde una cámara instalada en una patrulla de Guardia Nacional se ve la manera en la que estalla una segunda mina.

Los reportes de las áreas federales de seguridad refieren que mientras recorrían un camino de terracería de esa zona sur de Jalisco, estalló uno de los explosivos debajo de un camión militar, el cual quedó siniestrado.

Esa explosión que dejó seis elementos del 17 Batallón de Infantería heridos, también fue captada por otra cámara.

Ese vehículo, conocido como Sandcat, iba a la vanguardia del convoy de fuerzas federales, por lo que dos de los tripulantes de una camioneta militar, descendieron de la unidad para auxiliar a sus compañeros y al acercarse, estalló otra de las minas.

Esa segunda explosión dejó un militar muerto y otro más gravemente lesionado, en ese punto cercano a los límites de Santa María del Oro y Jilotlán, Jalisco.

La célula criminal del CJNG se había apoderado entonces de la localidad de Zipoco y las rancherías de su alrededor.

La organización delictiva, saqueó las viviendas, ranchos y las tiendas de abarrotes en las que se surtía la población de sus víveres.

EL UNIVERSAL dio a conocer el despliegue de ese cártel en esa zona jalisciense, desde el mes de noviembre pasado, en el que los habitantes reportaron varias camionetas con gente armada.

El grupo criminal se movilizaba también en camiones blindados y equipados con ametralladoras Minigun, con las que empezaron a atacar a personal militar y las rancherías.

Eso provocó que decenas de personas huyeran de sus localidades o fueran desplazadas por el CJNG.

El jueves 18 de enero de este año, inició la barrida estratégica de personal de 79 Batallón de Infantería de la 15a Zona militar con sede en Tecalitlán, para recuperar los poblados.

Los militares empezaron a desmantelar y asegurar puntos de control, así como de abastecimiento de gasolina y víveres, de esa organización criminal, desde Jilotlán, Jalisco, hasta Zipoco.

Los informes señalan que ese grupo delictivo había colocado, en menos de un kilómetro, seis minas de guerra, entre las que se encuentran las dos que provocaron el siniestro.

El resto de los explosivos los hizo estallar controladamente el personal del Ejército Mexicano, antes de que algún poblador los activara.

La respuesta de ese cártel fue el ataque armado directo en contra de los soldados y de los mandos al frente del operativo, quienes encontraron en las calles un sin fin de explosivos.

El personal del 79 Batallón superó al grupo criminal, tomó el control de Zipoco y sus alrededores y avanzó en su despliegue hacia los lugares donde había presencia delictiva.