Anuncios

Chile: el testimonio de uno de los sobrevivientes del accidente en helicóptero en que murió Piñera

El helicóptero que transportaba a Piñera. (La Nación)
El helicóptero que transportaba a Piñera. (La Nación)

SANTIAGO, Chile.- “Todo fue muy rápido. Caímos al agua. Y ahí logré abrir la puerta del helicóptero”, recordó Bautista Guerrero, de 23 años, una de las tres personas que acompañaban al expresidente Sebastián Piñera en el accidente ocurrido el pasado martes y que provocó la muerte del exmandatario.

En la ceremonia fúnebre de este viernes en el Parque del Recuerdo, el joven estudiante de derecho, hijo del empresario Ignacio Guerrero -quien también iba en la aeronave-, relató cómo ocurrieron los hechos.

Bautista Guerrero junto a su padre (El Mercurio/GDA)
Bautista Guerrero junto a su padre (El Mercurio/GDA)

Con respecto a los instantes previos a la tragedia, aseveró: “Por poca visibilidad dimos la vuelta donde se podría ver mejor sobre la costa y ahí nos topamos con el agua”. “Abrí la puerta primero, luego me quité el cinturón y, al llenarse el helicóptero, salí. Los auriculares se me salieron solos”, añadió.

Según publicó el diario La Tercera, la aeronave, un helicóptero Robinson R66, alcanzó a elevarse solo 90 segundos. Luego cayó hacia el lado del piloto, o sea del expresidente. Una de las hélices habría tocado el agua, produciéndose la inclinación y caída.

Según ese medio, Piñera les había explicado previamente qué hacer en situación de emergencia con las puertas en caso de caer al lago.

Sebastián Piñera es visto a bordo de su helicóptero el 15 de enero de 2006, después de votar en Santiago
Sebastián Piñera es visto a bordo de su helicóptero el 15 de enero de 2006, después de votar en Santiago - Créditos: @STR

Según Guerrero, todos tenían puestos auriculares requeridos para el vuelo. “Lo último que escuché bien fue que (el expresidente) cambiaría de rumbo. Después pudo haber dicho algo más, pero yo ya no escuché”.

Bautista dijo que el golpe en el agua no fue fuerte. “Abrí la puerta primero, luego me quité el cinturón y al llenarse el helicóptero salí. Los auriculares se me salieron solos”, señaló. “Fue todo muy rápido. El agua era oscura y profunda”, agregó.

La versión de Guerrero se complementa con la que dio días atrás la hermana de Piñera, Magdalena, otra de los ocupantes de la nave, que indicó que cuando vio la gravedad de la situación, el expresidente al mando del helicóptero les dijo que saltaran ellos primero, que luego lo haría él. Aparentemente, ninguno pudo salir de la aeronave antes de que cayera el agua.

La exministra vocera del segundo mandato de Piñera, Karla Rubilar, comentó en una entrevista de televisión que se había enterado de las últimas palabras del exmandatario antes de su fallecimiento en el accidente: “Ahora nos enteramos de las declaraciones de la ‘pichita’, de la hermana del expresidente [Piñera], que dice que las últimas palabras fueron: ‘Salten ustedes primero, porque si yo salto con ustedes, el helicóptero les va a caer encima’”.

José Cox, con quien el grupo había compartido un almuerzo en su residencia, se percató del accidente y salió al rescate junto a su hijo en una lancha. Otra embarcación se sumó. Ya en ese momento no se podía ver el helicóptero, que terminó completamente sumergido 28 metros bajo el agua. Una vez en la orilla ya todos sospechaban del fatal desenlace. “(Estábamos) todos muy mal con la pena. Ya sabíamos que había fallecido (Piñera)”.

Minutos después, el cuerpo de Piñera fue sacado del agua por un buzo de Bomberos. Se encontraba a algunos centímetros de la aeronave, sin cinturón de seguridad. La causa de muerte, se señaló, fue asfixia por sumersión.

Así retiraban el cuerpo del expresidente Sebastián Piñera del Lago Ranco, Región de Los Ríos, en el sur de Chile.
Así retiraban el cuerpo del expresidente Sebastián Piñera del Lago Ranco, Región de Los Ríos, en el sur de Chile. - Créditos: @captura

“Todo accidente es estúpido, increíble, lamentable”, señaló por su parte Ignacio Guerrero.

De acuerdo con la marcha de las investigaciones no hay registro de comunicaciones del helicóptero con pedidos de ayuda. Tampoco se encontraron avisos desde la nave a la Dirección General de Aeronáutica Civil, ni a la Capitanía de Puerto de Lago Ranco. Ni siquiera se halló la esperada “caja negra”, que podría haber arrojado luces de lo ocurrido en esos 90 segundos en que la máquina estuvo en el aire.

Reflotamiento de la nave

En cuanto a las investigaciones, la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) anunció que este sábado comenzarán las tareas de reflotamiento de la nave.

“Vamos a comenzar con las maniobras de reflotamiento de la aeronave para que esta sea peritada en seco, en tierra, por la DGAC”, indicó la fiscal Tatiana Esquivel. Estos trabajos, según indicó a El Mercurio Rodrigo Gatica, subjefe de la Gobernación Marítima de Valdivia, podrían demorar de cinco a siete días “dependiendo, obviamente, de las condiciones y del plan de reflotamiento que va a efectuar la empresa que va a estar a cargo”. Una vez rescatado el fuselaje, la Fiscalía determinará los pasos a seguir en las pericias, entre ellos, la posibilidad de enviar los restos de la aeronave a Estados Unidos.

El Mercurio/GDA

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Chile da un último y emotivo adiós al expresidente Sebastián Piñera