Anuncios

En Chicago crean salsa de alitas con cannabis para el Super Bowl

CIUDAD DE MÉXICO, febrero 1 (EL UNIVERSAL).- Super Bowl y alitas son una de las duplas más sonadas del mes de febrero, cuando miles de personas disfrutan tanto del evento deportivo como del platillo, principalmente en Estados Unidos.

En Chicago, una empresa prepara una salsa especial para las alitas, platillo que es ya un clásico para degustar mientras se disfruta del Super Bowl y del famoso medio tiempo en la final del futbol americano estadounidense.

Se trata de una "salsa de canabbis", hecha con infusión de tetrahidrocannabinol (THC), y la idea, de acuerdo con sus creadores, es que quienes la consuman estén "más relajados".

En varios países, compañías de cannabis se han asociado con restaurantes y marcas de alimentos para crear productos comestibles con THC, principal compuesto psicoactivo en las plantas de cannabis.

El aderezo tipo búfalo que ha provocado furor y hasta polémica en Chicago se denomina Good News, Big Game, y tiene 100 miligramos de THC por cada 100 onzas.

La edición limitada de esta peculiar salsa saldrá a la venta el viernes 2 de febrero, justo una semana antes del Super Bowl que se jugará el domingo 11 en Las Vegas, Nevada.

Pero el dúo alitas-Super Bowl no es el único que ha cobrado protagonismo en estas fechas, ya que recientemente la pareja Swift-Kelce se ha robado los reflectores de los mundos del espectáculo y los deportes.

La edición de este año del Súper Tazón ha causado revuelo ya que será disputado por San Francisco y Kansas City, en este último equipo juega Travis Kelce, novio de la estrella del pop Taylor Swift.

La expectativa es sobre si la pareja del ala cerrada de los Jefes de Kansas acudirá al Estadio Allegiant, de Las Vegas, para apoyar a su novio en el partido final de la temporada.

En la final de la Conferencia Americana, donde los Chiefs se proclamaron campeones y aseguraron su lugar en el Super Bowl, la cantante acompañó a Kelce y al término del partido bajó al campo de juego a festejar con él, dándole un emotivo beso.