Anuncios

'Checo' prolonga su romance con Baku

Madrid, 29 abr (EFE).- El mexicano Sergio Pérez (Red Bull) ganó este sábado la prueba sprint para el Gran Premio de Azerbaiyán -el cuarto del Mundial de Fórmula Uno-, disputada en el circuito urbano de Baku, donde relegó al segundo puesto al monegasco Charles Leclerc (Ferrari), que había arrancado primero.

'Checo', nacido hace 33 años en Guadalajara (Jalisco), que saldrá tercero este domingo en la carrera larga -por detrás de Leclerc, de nuevo en la 'pole'; y de su compañero el neerlandés Max Verstappen, líder del campeonato y que aspira a lograr un tercer título seguido- ganó la primera prueba reducida con el formato estrenado este fin de semana. Un sprint, de nuevo a un tercio de la distancia de la carrera de este domingo -en este caso 17 vueltas, para un poco más de cien kilómetros-, pero que ya no influye en la parrilla dominical, configurada en la calificación del viernes.

El bravo piloto tapatío prolongó su romance con Baku, donde, en las seis ediciones anteriores que la capital azerbaiyana albergó una prueba del Mundial, logró una de sus cinco victorias en la Fórmula Uno y cuatro de sus 28 podios en la categoría reina. Esta vez obtuvo un triunfo contable para estadísticas menores, pero con el que sumó ocho puntos, los reservados al ganador de un sprint que repartía, al igual que el año pasado, premios entre los mejores ocho.

De esta manera, después de cumplir el "objetivo de sumar la mayor cantidad de puntos posibles" y con ganas de "luchar por la victoria" este domingo desde la tercera plaza de la parrilla, tal y como declaró nada más bajarse de su monoplaza; 'Checo' mantuvo la segunda plaza en el Mundial, pero le recortó dos unidades a 'Mad Max', que sumó seis y ahora lidera con 75 puntos, trece más que él. Después de una 'mini-carrera' que los españoles Carlos Sainz (Ferrari) y Fernando Alonso (Aston Martin) acabaron quinto y sexto, respectivamente.

El madrileño mantuvo la quinta plaza con la que afrontó el sprint, mientras que el doble campeón mundial asturiano -que sigue tercero en el Mundial, pero ahora, tras haber capturado otros tres, con 48 puntos- avanzó dos puestos con respecto al octavo que había firmado en otra de las novedades: la calificación reducida ('sprint shoot-out´) que se había disputado en sesión matinal, horas antes. Con tres rondas, como la habitual. Pero con la diferencia de que la primera (Q1) duró doce minutos, en lugar de 18; la segunda diez, en vez de quince; y la tercera ocho, en vez de doce.

Durante las dos primeras rondas se rodó de forma preceptiva con neumáticos de compuesto medio; mientras que en la Q3 -que definió los diez primeros puestos de la parrilla del sprint- todos lo hicieron obligatoriamente con gomas blandas.

En la prueba reducida, ya hubo libertad de elección. Tal y como volverá a suceder este año en los Grandes Premios de Austria, Bélgica, Qatar, Estados Unidos y Brasil.

Leclerc dominó la primera ronda -en la que destrozó su Williams Logan Sargeant, que ya no volvió a rodar en todo el día-, intercambió puestos con Verstappen en la Q2; y, a pesar de tocar el muro en su último intento, acabó primero el 'sprint shoot-out', en el que 'Checo' acabó birlándole la segunda plaza al nuevo ídolo de los Países Bajos.

Salvo el inglés Lando Norris (McLaren) -que salía décimo- y el finlandés Valtteri Bottas (Alfa Romeo) -decimoquinto-, que lo hicieron con blandos, todos afrontaron el primero de los seis sprints de la temporada con el neumático medio.

Leclerc salía en primera posición, por delante de los dos Red Bull de 'Checo' y Verstappen, con el inglés George Russell (Mercedes) en la cuarta posición que mantendría.

Sainz salía quinto, desde la tercera fila, al lado del otro Mercedes, el del siete veces campeón del mundo inglés Lewis Hamilton; que concluyó séptimo: entre Alonso y su nuevo compañero, el canadiense Lance Stroll, que capturó el último punto en juego este sábado para Aston Martin.

Alonso arrancó octavo, al lado del tailandés Alex Albon (Williams), en la cuarta fila de la carrera corta de Azerbaiyán, que seguirá albergando pruebas de F1 hasta 2026, según se anunció durante la mañana de este sábado en Baku.

Leclerc y Checo salieron bien y Russell le arrebató la tercera plaza en la primera vuelta al líder del Mundial, en una acción en la que se tocaron y en la que 'Mad Max' -cuyo monoplaza acabó ligeramente deteriorado- acabó reprochándole públicamente esa acción al inglés nada más bajarse del coche.

Por detrás, Alonso -que también se quejó de una acción de su compatriota Sainz- había dado cuenta de Albon y era séptimo; antes de que entrase el coche de seguridad -inmediatamente después de decretarse coche de seguridad virtual-, cuando el japonés Yuki Tusnoda perdió la llanta del neumático trasero derecho de su Alpha Tauri. Escudería -antes Toro Rosso- en la que el austriaco Franz Tost cederá su puesto de jefe de equipo a partir de la próxima temporada al francés Laurent Mekies, en la actualidad subdirector de equipo de Ferrari.

En la reanudación, en la sexta vuelta, Verstappen recuperó el tercer puesto que le había arrebatado Russell y Alonso -sin los problemas en el DRS que sufrió durante la jornada del viernes- pasó a Hamilton para rodar sexto, justo detrás de Sainz.

Al final, nadie quiso arriesgar y se mantuvieron las posiciones, con Stroll amarrando el octavo puesto y ese último punto para Aston Martin: segunda en el Mundial de constructores, con 69 puntos, prácticamente la mitad con los que lidera la potente Red Bull; que este sábado le metió el miedo en el cuerpo a Ferrari.

La 'Scuderia' afrontará desde la 'pole', con Leclerc, la carrera 'de verdad'. La de este domingo. Prevista a 51 vueltas, para completar un recorrido de 306 kilómetros. En la que Verstappen saldrá segundo y 'Checo' tercero.

Con Sainz en el cuarto puesto de la parrilla y Alonso, en el sexto. Entre ellos, la paz y la armonía que nadie -tensiones aparte- desea que se pierda. Y un tal Hamilton.

Por detrás, en la cuarta fila, Norris y Tsunoda, que arrancará octavo.

Stroll -tercero en Baku con un Williams en 2017- saldrá noveno a orillas del Mar Caspio; desde la quinta fila y al lado del prometedor debutante australiano Oscar Piastri; que arrancará décimo: el mismo puesto que ocupó este sábado en el sprint.

Adrian R. Huber

(c) Agencia EFE