Anuncios

Champions League: Paris Saint Germain tiene a Mbappé para llegar más lejos que con el tridente Messi y Neymar

Mbappé festeja uno de sus goles en el 2-1 de Paris Saint Germain ante Real Sociedad
Mbappé festeja uno de sus goles en el 2-1 de Paris Saint Germain ante Real Sociedad - Créditos: @ANDER GILLENEA

Si bien ya le comunicó oficialmente a Paris Saint Germain que su decisión es no hacer uso del año opcional de contrato que le quedaba y se irá en junio próximo, Kylian Mbappé todavía tiene la cabeza y los pies puestos en el club francés para liderar la consecución de los objetivos. En el caso del PSG, el principal y repetido es la conquista de la Champions League, el desvelo de los dueños qataríes desde que tomaron la conducción, en 2011.

En la competencia europea, a la ilusión de cada temporada le siguió la decepción de haber quedado en el camino. Lo más cerca que estuvieron de levantar el trofeo fue en 2020, en medio de la pandemia de Covid que obligó a reformular el formato. En la serie final disputada en Portugal, cayeron en la final ante Bayern Munich.

Las expectativas por hacer cima en la Champions League habían crecido en las últimas dos temporadas, cuando PSG logró reunir en la delantera a Lionel Messi, Neymar y Mbappé. La constelación de figuras se estrelló las dos veces prematuramente, en los octavos de final, frente a Real Madrid -una de las tantas remontadas en el Santiago Bernabéu- y Bayern Munich, ya sin Neymar, inactivo por una de sus tantas lesiones.

Mbappé deja atrás a Traore; el francés fue imparable en varios arranques por la izquierda
Mbappé deja atrás a Traore; el francés fue imparable en varios arranques por la izquierda - Créditos: @Alvaro Barrientos

Ahora, PSG acaba de dar un paso más que en 2022 y 2023. Mucho le debe a Mbappé la clasificación a los cuartos de final, autor de los dos goles en el 2-1 a Real Sociedad en San Sebastián, para redondear un global de 4-1. Es cierto que el sorteo, tras haber finalizado segundo en un grupo en el que Borussia Dortmund fue primero, le hizo un guiño a PSG al ponerle en el camino a Real Sociedad. El equipo vasco no tiene un rico historial en la competencia: solo una vez, hace 41 años, alcanzó los cuartos de final. Y si bien esta temporada la había empezado muy bien, con un estilo ambicioso y resultados positivos, lleva un par de meses en un bache del que no logra salir.

Mbappé y su clásico festejo: el salto que precede a su aterrizaje con los brazos cruzados
Mbappé y su clásico festejo: el salto que precede a su aterrizaje con los brazos cruzados - Créditos: @Alvaro Barrientos

Real Sociedad profundizó las carencias que traía, con un solo triunfo en los últimos 10 encuentros por todas las competencias y apenas cuatro goles en los ochos cotejos más recientes de local. Una debilidad que Mbappé castigó con su poderío ofensivo. Dos movimientos similares en su origen y con definiciones diferentes, como prueba del repertorio del delantero. En el 1-0, se desmarcó para recibir en el área una asistencia de Dembelé; se hamacó ante el defensor Zubeldía, con enganche y freno para hacerlo pasar y sacar un remate al segundo palo del arquero Remiro. Golazo. En el 2-0, rompió la presión local con una corrida para ir a buscar un pase de Lee Kang-In; esta vez definió al primer palo del desorientado Remiro.

En la temporada, Mbappé suma 34 goles en igual cantidad de partidos oficiales con PSG. Redondea 40, con otros seis en cinco cotejos con el seleccionado de Francia. En esta Champions acredita seis y comparte con Harry Kane (Bayern Munich) la primera ubicación de la tabla de goleadores. Su trayectoria en las series eliminatorias de la Champions lo muestran con 12 tantos en octavos, cinco en cuartos y uno en semifinales.

La montaña de festejo de los jugadores de PSG sobre Mbappé
La montaña de festejo de los jugadores de PSG sobre Mbappé - Créditos: @Alvaro Barrientos

A falta de que se conozca su futuro club, Mbappé sigue comprometido con PSG, más allá de un par de cortocircuitos, ya subsanados, con el inefable Luis Enrique. El capitán y N° 7 no estuvo de acuerdo con ocupar el centro del ataque, como un N° 9. Prefiere recostarse sobre la izquierda para buscar diagonales o barrer el campo hacia adentro. Contra Real Sociedad se lo vio por ese sector, mientras que Ousmane Dembelé, un extremo más puro, se sacrificó como el N° 9.

Mbappé también se sorprendió cuando se vio con menos minutos desde que comunicó que no seguiría en el club. Desde ese momento, no había jugado ningún partido completo, hasta este martes por la Champions League, cuando recuperó su condición de indiscutible. Pero antes había sido suplente e ingresó frente a Nantes; contra Rennes fue sustituido cuando restaba media hora, y el último viernes, ante Monaco, salió tras el primer tiempo. Todo eso motivó un cónclave de Mbappé con Luis Enrique, que públicamente argumentaba que la participación espaciada respondía un poco a la necesidad de ir a adaptándose a su futura partida.

Lo más destacado de Real Sociedad 1 - Paris Saint Germain 2

Si bien la prensa europea especula con la incorporación a Real Madrid, Mbappé afirma, ante los micrófonos y en privado, que todavía no arregló con nadie, mientras algunos clubes de la Premier League están a la expectativa. Hace unos días, en una reunión en el palacio del Elíseo con Emmanuel Macron -influyó para que en 2022 renovara contrato con PSG- y las autoridades qataríes del club, el delantero siguió manteniendo el misterio. No develó la incógnita. Otras fuentes dan cuenta de que los ingresos por derechos de imagen del atacante dificultan el acuerdo con Real Madrid. En PSG le corresponden por completo, pero la entidad española pretende un porcentaje.

Se vendrán días de más negociaciones, y también de fútbol, porque Mbappé demuestra que quiere irse por la puerta más grande, la de la Champions League.