Anuncios

Caso Lucas Ocampos: un rival expresó que el delantero “viene de jugar en Argentina, y allí las cosas seguramente serán peores”

Lucas Ocampos no deja pasar por alto el episodio en el que fue víctima de una grosería física en Rayo Vallecano vs. Sevilla, por la liga española.
Lucas Ocampos no deja pasar por alto el episodio en el que fue víctima de una grosería física en Rayo Vallecano vs. Sevilla, por la liga española. - Créditos: @Quality Sport Images

Lejos de quedar en una anécdota, el caso de la agresión a Lucas Ocampos crece en España. Después de que un joven aficionado de Rayo Vallecano pusiera un dedo entre las nalgas del futbolista argentino, LaLiga acudió a la fiscalía de menores para acusar al espectador. Y paralelamente, se conoció otro episodio sucedido en el triunfo de este lunes de Sevilla por 2-1 sobre el local: Youssef En-Nesyri, delantero marroquí del cuadro visitante, fue víctima de racismo. El autor de los dos goles de Sevilla fue increpado con insultos y cánticos tras la celebración de un tanto. Desde las tribunas le gritaron “ese moro hijo de p*** es”. La organización de la liga de España solicitará declaraciones de ambos jugadores para avanzar con la investigación y tomar medidas severas.

Ocampo no deja pasar la cuestión. “Ojalá la liga tome con seriedad esto, como lo hace con el racismo”, deseó el ex jugador de River Plate. En la contraparte, un atacante de Rayo Vallecano restó trascendencia al hecho. “He visto que eran tres jóvenes que tendrían 14 o 15 años. Una niñatada [broma] que no se tiene que hacer. Es una tontería”, expresó Sergio Camello, que fustigó al país de origen de Ocampos. “Entiendo que Ocampos viene de jugar en Argentina, y allí las cosas seguramente serán peores”, sostuvo en una conferencia de prensa.

El dedo de un espectador donde no corresponde; para Sergio Camello, de Rayo Vallecano, es una
El dedo de un espectador donde no corresponde; para Sergio Camello, de Rayo Vallecano, es una "niñatada", pero Ocampos quiere que LaLiga tome con seriedad el suceso.

En poco tiempo las declaraciones de Camello revolucionaron las redes sociales y desataron un fuerte rechazo de miles de usuarios. El propio Ocampos reaccionó a la opinión de Camello. “¿Cosas peores? Me parece que no tiene que declarar esas cosas. ¿Una niñatada hacer eso? Creo que tenemos que dar ejemplo. Mira, yo tengo dos hijas; imagina que hubiese reaccionado, y mañana mis hijas habrían tenido que ir al colegio con el papá habiéndoles pegado a dos niños. Ojalá no vuelva a pasar. Ojalá Camello dé la imagen y el ejemplo que tiene que dar”, lo objetó el argentino.

Ante el repudio en las redes, el jugador de Rayo Vallecano salió a aclarar. “No digo que en Argentina suela pasar. No he estado en Argentina, pero no quiero que malinterpreten mis palabras. Entiendo que allí el fútbol es más canchero. Es una niñatada, obviamente, y él [Ocampos] lo ha dicho. Es una cosa de niños que tienen 15 años y que están en edad de hacer tonterías”, justificó. Y se extendió: “Estamos haciendo de cosas tontas algo muy grande. He visto la acción; es algo feo, pero ya está. Acá, en Vallecas, o en cualquier lado, te escupían en la espalda y ya. A Ocampos obviamente hay que apoyarlo, pero me parece una tontería”.

Sevilla, en tanto, pidió a LaLiga que tomara las “medidas oportunas” para que esto no volviera a suceder. “El Sevilla FC lamenta profundamente el hecho acaecido este lunes en el partido ante el Rayo Vallecano, en el que nuestro jugador Lucas Ocampos sufrió un gesto obsceno y totalmente inapropiado por parte de un aficionado local”, indicó el club andaluz en un comunicado.

El próximo partido de Sevilla por el certamen español tendrá lugar el domingo el 25 de febrero, e incluirá a Atlético de Madrid. Ocampo visitará el Estadio Cívitas Metropolitano, en el que son locales sus compatriotas Rodrigo De Paul, Nahuel Molina Lucero y Ángel Correa. Hasta el momento se desconoce si la organización de la liga adoptará medias que cambien la seguridad en los estadios para los protagonistas.