Anuncios

La carta que el gobierno porteño les envió a los padres por el inicio de clases

Jorge Macri, Jefe de Gobierno de la Ciudad
Jorge Macri, Jefe de Gobierno de la Ciudad - Créditos: @Alejandro Guyot

A dos días del comienzo de clases, el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires envió por mail una carta en la que garantizó que las escuelas estarán abiertas el lunes 26 de febrero, fecha prevista para el inicio del ciclo lectivo 2024. El comunicado es una respuesta al anuncio de paro de actividades que ayer hizo la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (CTERA) como apoyo a aquellas jurisdicciones nacionales que no habían cerrado acuerdos con los respectivos gobiernos.

En la Capital, sin embargo, la semana pasada los 17 gremios docentes habían firmado un acuerdo por un incremento que lleva el salario inicial neto a $871.332 y con antigüedad a $1.132.152.

En medio de las presiones, el gobierno porteño envió a los padres un comunicado en el que asegura que el lunes 26 de febrero las escuelas estarán abiertas.

En la carta, que fue enviada por mail y está firmada por el jefe de Gobierno, Jorge Macri, y por la ministra de Educación, Mercedes Miguel, la Ciudad refuerza “su compromiso de defender el derecho a la educación” y asegura que es la prioridad tanto del gobierno como de la de la “mayoría de los docentes”.

“Desde el gobierno de la Ciudad queremos llevarles tranquilidad y asegurarles que, pese al llamado al paro de parte de los sindicatos nacionales, las escuelas de la Ciudad permanecerán abiertas”, sostiene el comunicado. Señala también los acuerdos salariales que la Ciudad firmó con los docentes antes del inicio de clases y que el “salario de los docentes porteños esté ubicado entre los mejores del país”.

El comunicado que recibieron los padres

¡El lunes 26 comienzan las clases!

MENSAJE JEFE DE GOBIERNO Y LA MINISTRA DE EDUCACIÓN

EN EL COMIENZO DE LAS CLASES

Queridas familias:

El próximo lunes sus hijos empiezan un nuevo año escolar. Todo inicio trae consigo sueños, proyectos y anhelos que compartimos con ustedes porque, también para nosotros, la escuela es un lugar de aprendizajes, de crecimiento constante y de bienestar emocional donde los protagonistas son los chicos y chicas.

Nuestro compromiso es defender el derecho a la educación y trabajar juntos para mejorar el aprendizaje que sus hijos reciben en las aulas. Esa es nuestra prioridad y la de la mayoría de los docentes, que sienten una profunda vocación por lo que hacen todos los días.

Desde el Gobierno de la Ciudad queremos llevarles tranquilidad y asegurarles que, pese al llamado al paro de parte de los sindicatos nacionales, las escuelas de la Ciudad permanecerán abiertas.

En lo que va del 2024, convocamos dos veces a los gremios para discutir la paritaria. Siempre respetamos esta instancia de diálogo y negociación. Llegamos a acuerdos salariales, con incrementos tanto en enero como en febrero y además garantizamos el pago del Fondo Nacional de Incentivo Docente (FONID) con recursos de la Ciudad. Logramos así que el salario de los docentes porteños esté ubicado entre los mejores del país.

En estos momentos de dificultad, todos estamos haciendo un gran esfuerzo para salir adelante. Nos hacemos cargo de las soluciones, convencidos de que nada puede estar por encima de lo más valioso que tenemos: el futuro de nuestros chicos y chicas.

Les damos la bienvenida a este nuevo ciclo lectivo y queremos que sepan que hay un gran equipo comprometido con la educación de calidad y el aprendizaje que sus hijos merecen.

La postura del gobierno porteño

“El lunes las puertas de las escuelas van a estar abiertas para recibir a los estudiantes”, reafirmó Clara Muzzio, vicejefa de Gobierno de Buenos Aires, quien además sostiene que, para la administración porteña, las discusiones salariales deben darse con los chicos en las aulas.

“No podemos permitir que se vulnere su derecho a la educación en medio de una emergencia educativa. En Argentina 5 de cada 10 chicos de tercer grado no entienden los textos que leen”, dijo Muzzio. Manifestó también que son los estudiantes los perjudicados por cada día de paro en los que no pueden ir a la escuela.

Para el gobierno porteño el paro está motivado por otros intereses: “Pareciera que quieren generar un clima de malestar social afectando directamente a los que menos tienen”, dijo Muzzio. A pesar de que en la Ciudad sostiene que las adhesiones a los paros son cada vez más bajas, como respuesta a la medida de fuerza, planean descontarle la jornada a quienes no asistan a sus trabajos el lunes. “El dinero va a ir a un fondo para los docentes que cumplen con la responsabilidad que tienen con los chicos”, manifestó.