Anuncios

Carlos Alcaraz batalló duramente y sigue adelante en el Australian Open, en un triunfo que dejó puntos memorables

Carlos Alcaraz, a punto de consumar un punto extraordinario frente a Lorenzo Sonego
Carlos Alcaraz, a punto de consumar un punto extraordinario frente a Lorenzo Sonego

Un punto increíble, una ovación atronadora y, por sobre todas las cosas, un rival aplaudiendo, rendido a sus pies. Todo eso vivió Carlos Alcaraz en su trabajoso triunfo frente al italiano Lorenzo Sonego, que le permitió avanzar a la tercera ronda del Australian Open. No le fue fácil al español, número dos del mundo, que se impuso por 6-4, 6-7 (3-7), 6-3 y 7-6 (7-3), en tres horas y 25 minutos. Con 20 años, el nacido en El Palmar consiguió su triunfo número 157 triunfos en un total de 200 partidos disputados en el circuito.

Carlos Alcaraz festeja su victoria ante el italiano Lorenzo Sonego, que le permitió avanzar a la tercera ronda del Australian Open
Carlos Alcaraz festeja su victoria ante el italiano Lorenzo Sonego, que le permitió avanzar a la tercera ronda del Australian Open - Créditos: @ANTHONY WALLACE

El próximo rival del murciano será el chino Juncheng Shang (140), quien dejó en el camino al indio Sumit Nagal (137) por 2-6, 6-3, 7-5 y 6-4 en dos horas y 39 minutos. “Estoy muy feliz por mi actuación. El partido fue complicado por el viento. Aunque perdí el segundo set, estuve ahí. Fue un gran partido”, comentó Alcaraz, en alusión al viento que hubo en Melbourne Park a lo largo del día. Con esta victoria, el español igualó su mejor actuación en el abierto australiano registrada en 2022, cuando en la tercera ronda cayó frente al italiano Matteo Berrettini en cinco sets.

Pero sin dudas, uno de los momentos más jugosos del largo partido se dio en el cuarto set, cuando igualaban en 5 y Sonego sacaba 30-0. El italiano devolvió un globo con un smash que dejó a Alcaraz bien fuera del rectángulo, pero el murciano sacó un tiro ganador desde un ángulo imposible que le dio el punto. En medio de la ovación de la incrédula asistencia, Sonego se rindió a los pies de su rival -que quedó parado con una gran sonrisa por lo que había hecho- y aplaudió con su raqueta en un claro gesto de admiración.

Tiro ganador de Alcaraz, aplauso de Sonego

Pero no fue el único instante de magia en las más de tres horas de un juego de altísimo nivel. También Sonego, número 46 del ranking mundial, tuvo su capítulo para lucirse, en una acción que también generó el reconocimiento de su oponente. Fue también en el cuarto set, cuando iban 2-2 y el italiano sacaba para ganar el quinto juego. Ambos se encontraron en la red y Sonego le jugó un globo que Alcaraz resolvió con una Gran Willy notable. Pero el nacido en Turín tenía un as en la manga y con una muñeca envidiable respondió con un toque corto pegado a la red que el español no llegó a responder.

Un punto a puro talento del italiano, que generó que Alcaraz se acercara corriendo a la red a chocar la mano de su rival, en señal de reconocimiento.

Sonego también tuvo su punto notable

Juegan los argentinos

La tercera ronda se pondrán en marcha con la presencia de los dos argentinos que quedan en carrera: Sebastián Báez y Tomás Etcheverry, ambos con desafíos de altísimo riesgo.

Báez jugará a las 22 de nuestro país contra el italiano Jannik Sinner, número 4 del mundo y que no ha perdido ningún set en lo que va del Australian Open. Se enfrentaron en una sola ocasión, en el Masters 1000 de Shangái, en 2023, y el triunfo fue para el europeo en tres sets.

Etcheverry, en tanto, jugará en la madrugada del viernes (a las 5 hora en Argentina) nada menos que contra el número 1 del mundo, Novak Djokovic. Será el tercer choque entre ambos, que ya se vieron las caras en dos ocasiones el año último: en el Masters 1000 de París y en el Masters 1000, con sendas victorias para el serbio.