Anuncios

El cardenal nicaragüense Leopoldo Brenes presenta su renuncia al papa por razones de edad

San José, 8 mar (EFE).- El cardenal nicaragüense y arzobispo de Managua, Leopoldo José Brenes Solórzano, que en la víspera cumplió 75 años, presentó su renuncia al papa Francisco por razones de edad, confirmó el prelado.

El alto jerarca religioso dijo en una entrevista al área de prensa de la Arquidiócesis de Managua que envió su carta de renuncia al Vaticano el miércoles pasado, un día antes de cumplir sus 75 años, la edad en la que los obispos se jubilan según el Código de Derecho Canónico.

Brenes Solórzano, el cuarto arzobispo de Managua, explicó que puso su dimisión sin condiciones, es decir sin fijar un plazo, por lo que ahora está en manos del papa Francisco decidir cuando acepta su salida.

Una vez que el sumo pontífice acepte su renunciamiento, el cardenal nicaragüense, que agradeció a Dios por darle la oportunidad en el ministerio sacerdotal, dijo que se pondrá a la orden del quinto Arzobispo de Managua "en lo que le pueda ayudar y colaborar".

"Estaré siempre atento y luego, pues, darme tiempo para descansar un poco. No salir del país porque soy poco para salir”, indicó.

Además, dijo que visitaría las parroquias, no solamente las de las Arquidiócesis de Managua, sino las del resto de Nicaragua, siempre y cuando se lo permitan los obispos a cargos de las diócesis.

Sobre la elección de su sucesor, el cardenal Brenes Solórzano explicó que le corresponde a la Conferencia Episcopal de Nicaragua -integrada por diez obispos, incluido tres que están exiliados (y dos desnacionalizados)- presentar una terna de candidatos, al igual que el arzobispo saliente.

"La Conferencia Episcopal presenta la terna, el mismo arzobispo presenta también sus candidatos que son apoyados por la Conferencia Episcopal, se manda al Dicasterio para los obispos y ahí se hacen las consultas. Desde Roma vienen las consultas y luego ya el Santo Padre la valora y él es el que toma la decisión al final”, precisó.

El 22 de febrero de 2014, el papa Francisco invistió como nuevo cardenal a Brenes Solórzano junto a otros 18 prelados de Argentina, Brasil, Chile, España y Haití, entre otros países.

Brenes Solórzano, que es arzobispo de Managua desde 2005, se ordenó sacerdote en 1974 y es conocido por su imagen de "pastor humilde" al que se le puede ver por las calles de la capital nicaragüense conduciendo su propia camioneta para sus quehaceres diarios. Él dijo que quiere ser recordado como "Polito".

El cardenal nicaragüense cumplió sus 75 años en medio de las tensas relaciones del Gobierno del presidente Daniel Ortega y la Iglesia católica, caracterizadas por la expulsión y encarcelamiento de sacerdotes, la prohibición de actividades religiosas y la suspensión de las relaciones diplomáticas entre Nicaragua y el Vaticano.

(c) Agencia EFE