Anuncios

Cangrejos ermitaños prefieren tapas de plástico que conchas

CIUDAD DE MÉXICO, enero 28 (EL UNIVERSAL).- No se trata de uno, sino que han sido decenas los cangrejos ermitaños que han sido captados usando tapas de plástico o armaduras improvisadas con otros materiales de creación humana, para protegerse de los efectos de los rayos del Sol, lo que resultaría una novedad, pues a lo largo de la historia, habían hecho uso de conchas de caracol para proteger la zona más sensible de su cuerpo; algunos científicos sugieren que la especie podría estar sustituyendo las conchas para usar materiales más ligeros que cargar, como los plásticos.

Shawn Miller es un fotógrafo profesional, un apasionado de la observación del comportamiento animal, pues por años ha capturado algunas de las escenas más cotidianas de diferentes especies pero que, para el ojo humano, resultan completamente inusuales.

Este es el caso de los cangrejos ermitaños, una clase de crustáceo que se caracteriza por recolectar conchas de caracol para cubrir su abdomen, pues este está compuesto por una clase de piel blanda y delicada -aún más delicada que la de un cangrejo común-, que puede moldearse al tipo de forma del caparazón que le sea brindado.

Por años, el fotógrafo ha constatado el comportamiento de la especie, que ha dejado de recurrir al uso de las conchas, al encontrar entre los desechos que abundan en las playas, trozos de plástico a los que su abdomen retorcido se acopla.

En principio, hubo especialistas en crustáceos que sugirieron que este tipo de cangrejos hacía uso de tapas u otros tipos de plásticos para cubrirse por la escasez de conchas, sin embargo, hay otros científicos que consideran que no se trata de una alternativa motivada por la crisis, sino como una decisión determinada, pues es un hecho del plástico es más ligero que el carbonato de calcio, del que están constituidas de estas cubiertas.

Luego de que las imágenes de Miller, y de otras y otros entusiastas de fotografía, estudiosos de la Universidad de Varsovia analizaron diferentes fotografías, registrando que, alrededor de 386 cangrejos ermitaños recurren a "conchas artificiales" para protegerse.

"En las fotografías, descubrimos un total de 386 individuos usando 'conchas artificiales', principalmente tapas de plástico, pero también hechas de cuellos rotos de botellas de vidrio o extremos metálicos de focos", dijo la líder del estudio, la profesora Marta Szulkin, en una entrevista para BBC.

De hecho, expresaron que 10 de 16 cangrejos ermitaños usan plásticos para proteger su abdomen blando, lo que representaría a la gran mayoría de ellos.

"Este comportamiento inusual se observa en todas las regiones tropicales de la Tierra", ahondó.

Aunque Szulkin expresó que consideró que las imágenes connotaban una situación desgarradora para la especie, reconoció que, luego de pensarlo un tiempo, se dio cuenta que, así como las y los humanos, los animales están comenzando a adaptarse a los nuevos modos de existencia, pues -en la actualidad- se estima que un aproximado de 171 billones de piezas de plástico flotan en los océanos.

"Cuando vi estas imágenes por primera vez, sentí que eran desgarradoras, al mismo tiempo, creo que realmente necesitamos comprender el hecho de que vivimos en una era diferente y los animales están haciendo uso de lo que tienen a su disposición", destacó.

Hasta el momento, no hay evidencia científica que demuestre si el contacto de la piel de la especie con los plásticos, u otros materiales no naturales, podrían ser dañinos para su fisiología.