Anuncios

La canciller de Ecuador afirma que los homicidios cayeron un 60 % con estado de excepción

Viena, 15 mar (EFE).- La ministra de Exteriores de Ecuador, Gabriela Sommerfeld, reveló en una entrevista con EFE que su Gobierno, presidido por Daniel Noboa, ha logrado reducir en un 60 % la tasa de homicidios tras aplicar el estado de excepción en enero pasado para combatir el crimen organizado y el narcotráfico.

"Ecuador ha visto una disminución significativa en las tasas de homicidios, atribuida a medidas integrales y a la colaboración con socios internacionales", explicó la canciller ecuatoriana en los márgenes de la Comisión de Estupefacientes de la ONU que se celebra esta semana en Viena.

"Hemos bajado en un 60 % las tasas de homicidios o muertes violentas en el país", sostuvo Sommerfeld, al defender que la situación actual es muy distinta a la de hace sólo cien días.

Noboa extendió la semana pasada por 30 días más el estado de excepción, bajo el cual se encuentra Ecuador desde el 8 de enero debido a una inusual oleada de violencia.

La Constitución ecuatoriana permite mantener esa medida durante 90 días seguidos como máximo.

La tasa de homicidios se ha multiplicado por ocho en Ecuador en los últimos cinco años y 2023 concluyó con más de 7.800 muertes violentas y con la incautación de más de 200 toneladas de cocaína, récords históricos en el país.

Según los datos de la ONU, Ecuador ya tuvo un año antes, en 2022, la mayor tasa de homicidios de América del Sur.

Sommerfeld señaló que Ecuador ha aplicado una doble estrategia que, por un lado, ha llevado a las fuerzas de seguridad a reafirmar su control sobre las prisiones y el territorio, y, por otro, a abordar los factores subyacentes que contribuyen a la inseguridad, con la creación de oportunidades laborales dirigidas a los jóvenes.

"60.000 plazas de empleo nuevo son 60.000 jóvenes que no serán captados por estos grupos criminales que estaban traficando y cometiendo delitos libremente dentro de Ecuador", resumió.

La jefa de la diplomacia ecuatoriana subrayó que el Estado ha vuelto a controlar las cárceles, desde donde los grupos criminales dirigían en el pasado sus actividades y donde más de 400 presos murieron desde 2021 en motines violentos.

Con respecto a los desafíos planteados por el crimen organizado en el puerto de Guayaquil, Sommerfeld destacó "el uso de tecnología, la militarización y la cooperación internacional" para mejorar las medidas de seguridad y contrarrestar las actividades delictivas en las infraestructuras críticas.

Aunque Noboa ha reconocido que la dolarización de la economía de Ecuador puede estar facilitando el blanqueo de dinero procedente del narcotráfico, la canciller aseveró que esa política económica del país -en vigor desde 1999- incluso se va a reforzar.

"La dolarización se reforzará", afirmó Sommerfeld, al tiempo que destacó que se aplican medidas para combatir el lavado de dinero, incluida la creación de unidades especializadas y nueva legislación, para detectar flujos financieros ilegales y activos corruptos.

Por otra lado, la canciller rechazó las críticas de algunas asociaciones de derechos humanos sobre una supuesta "bukelización" de Ecuador, con la militarización y la suspensión de ciertos derechos como sucede en El Salvador bajo el presidente, Nayib Bukele.

Sommerfeld enfatizó el compromiso de su Gobierno con el estado de derecho y la democracia, y destacó que las medidas para "restaurar la paz y la seguridad" no solamente son efectivas sino que cuentan con amplio respaldo popular.

"Respetamos la democracia y respetamos la Constitución, que nos da 60 días para tener este estado de excepción, que puede prorrogarse por 30 días más. Esta opción se ha tomado, pero además de eso, se ha llamado a un referéndum -el próximo 21 de abril- con algunas preguntas que nos darán un marco jurídico que permita mantener el orden", destacó la ministra.

El objetivo es "mantener el control del país y proteger a los 18 millones de ecuatorianos que estaban amenazados por un grupo pequeño dedicado al crimen violento", concluyó.

Sommerfeld recordó que las encuestas muestran un gran apoyo a las decisiones del presidente Noboa.

"La confianza que el 82 % de ecuatorianos ha entregado a las acciones y decisiones del presidente Noboa dice mucho porque ha devuelto al ecuatoriano muchas libertades", sostuvo.

La mejora de la situación, según la ministra, resulta clara tanto para la población como para la comunidad internacional, que muestra su apoyo a Ecuador frente a un desafío global como el narcotráfico.

"Es un problema que cruza océanos, que cruza fronteras. Es un problema transnacional que de forma organizada amenaza a los sistemas y a los países que viven en derecho", explicó.

Este control del Estado de la situación -destacó- ha mejorado la estabilidad económica y la confianza de los inversores en el país.

"Tenemos como objetivo continuar reduciendo la tasa de homicidios, atrayendo inversiones y promoviendo el turismo, todo ello en un entorno propicio para el crecimiento y la prosperidad", concluyó la canciller, una destacada empresaria del sector hotelero.

Luis Lidón y Jordi Kuhs

(c) Agencia EFE