Anuncios

La canciller argentina dijo haber puesto "las cosas en su lugar" con su homólogo británico

Río de Janeiro, 21 feb (EFE).- La ministra de Relaciones Exteriores de Argentina, Diana Mondino, dijo haber puesto "las cosas en su lugar" en la conversación que tuvo este miércoles en Río de Janeiro con David Cameron tras la visita del canciller británico a las islas Malvinas hace dos días.

"Poniendo las cosas en su lugar", afirmó Mondino en una publicación en sus redes sociales junto a una fotografía de su encuentro con Cameron, con quien coincidió en esta ciudad brasileña para la reunión de ministros de Relaciones Exteriores del G20, el foro que reúne las mayores economías mundiales.

La aclaración se produjo luego de que Cameron expresara en su visita a Malvinas su deseo de que las islas y sus ocupantes continúen bajo dominio del Reino Unido "por mucho tiempo, posiblemente para siempre".

La Cancillería argentina informó en un comunicado que Mondino aprovechó el encuentro para expresarle su malestar tanto por su visita a Malvinas como por sus declaraciones.

Asimismo, Mondino "reafirmó los derechos de soberanía" de Argentina en la cuestión de las Islas Malvinas y reiteró la disposición de su país a resolver la disputa "de conformidad con el mandato de la comunidad internacional".

La nota agrega que ambos cancilleres reconocieron la existencia de un desacuerdo sobre el asunto, pero "señalaron la relevancia de avanzar en la cooperación en áreas mutuamente beneficiosas".

De acuerdo con la cancillería, tras una conversación en enero pasado en que el presidente Javier Milei y Cameron acordaron impulsar una nueva etapa en las relaciones bilaterales, los dos ministros coincidieron en la importancia de profundizar la cooperación en áreas de mutuo interés.

Entre tales áreas citaron los vínculos económicos y comerciales y la movilidad juvenil, entre otros intercambios académicos y culturales.

Igualmente destacaron las posiciones que comparten en algunos asuntos multilaterales, entre ellos la invasión rusa de Ucrania, tema en el que ambas partes "acordaron mantenerse unidas para seguir condenando las acciones del Gobierno ruso, las cuales constituyen una flagrante violación del derecho internacional de la Carta de las Naciones Unidas".

Mondino aprovechó la reunión del G20 en Río de Janeiro para otros encuentros paralelos con sus homólogos, como el que tuvo con el canciller de Brasil, Mauro Vieira, el anfitrión de la cita.

Según la Cancillería brasileña, en el encuentro abordaron diferentes asuntos de las relaciones bilaterales, así como las prioridades para la región en las iniciativas que Brasil lanzará durante el período en que ejercerá la presidencia del G20.

Brasil, que liderará el foro hasta la cumbre que tendrán los jefes de Estado y de Gobierno del G20 en Río de Janeiro en noviembre próximo, quiere promover discusiones sobre la reforma de los organismos multilaterales, lanzar una campaña mundial contra el hambre y la pobreza, e incentivar iniciativas de transición energética.

(c) Agencia EFE