Anuncios

Canadá suspende financiación a la UNRWA mientras se investiga relación con ataque de Hamás

Toronto (EE.UU.), 26 ene (EFE).- El ministro de Desarrollo Internacional de Canadá, Ahmed Hussen, anunció este viernes que el gobierno federal había decidido suspender la financiación adicional a la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos (UNRWA) tras una investigación por supuestos vínculos con Hamás.

Concretamente, la organización está examinando a algunos de sus ya exempleados sospechosos de estar implicados en los ataques de Hamás contra Israel del pasado 7 de octubre.

"Canadá se toma estos informes muy en serio y está colaborando estrechamente con la UNRWA y otros donantes en este asunto", dijo Hussen en un comunicado tras ponerse en contacto directamente con Philippe Lazzarini, comisionado general de UNRWA.

Fueron las autoridades israelíes las que proporcionaron a UNRWA información sobre la presunta relación de algunos de sus trabajadores con el ataque del grupo islamista palestino.

"Para proteger la capacidad de la agencia para prestar asistencia humanitaria, he tomado la decisión de rescindir inmediatamente los contratos de estos miembros del personal y poner en marcha una investigación con el fin de establecer la verdad sin demora", aseguró Lazzarini.

Asimismo, desde Naciones Unidas se comunicó que el secretario general Antonio Guterres fue informado y que se encontraba "horrorizado".

El portavoz del gobierno israelí, Eylon Levy, acusó a la UNRWA de hacerlo público mientras la atención mediática estaba sobre la decisión de la Corte Internacional de Justicia que ordenó a Israel hacer más para ayudar a los civiles en Gaza y evitar un genocidio.

Por su parte, Estados Unidos ya había hecho público horas antes que tomaba la misma decisión que secundó Canadá porque estaba "extremadamente preocupado por las acusaciones".

Desde la Casa Blanca se añadió que consideran tomar otras medidas respecto a la UNRWA "dependiendo del resultado" de las pesquisas.

Aunque, Estados Unidos reconoció que la agencia ha desempeñado hasta ahora "un papel fundamental" para brindar asistencia a los palestinos, como alimentos y medicinas, y ha "salvado vidas".

Israel ha acusado repetidamente a la UNRWA de complicidad con Hamás en Gaza, y ha asegurado que varios de sus miembros son de hecho militantes del grupo islamista, algo que la ONU siempre había negado.

Con más de 30.000 empleados, la UNRWA es la mayor organización de Gaza más allá del Gobierno de la franja.

La guerra de Gaza estalló el 7 de octubre cuando el brazo armado de Hamás perpetró una masacre en Israel en la que murieron 1.200 personas. Desde entonces, la ofensiva israelí sobre la franja ha dejado más de 26.000 muertos y una crisis humanitaria sin precedentes.

(c) Agencia EFE