Anuncios

Campesinos de Chicomuselo piden ayuda contra grupo criminal

SAN CRISTÓBAL DE LAS CASAS, Chis., febrero 8 (EL UNIVERSAL).-- Habitantes del municipio de Chicomuselo llamaron a pobladores de la Sierra Madre de Chiapas para "cerrar el paso" a integrantes de un grupo criminal que busca extender su dominio desde Frontera Comalapa hacia otros municipios, lo que ha provocado el desplazamiento de cientos de hombres, mujeres y niños de las regiones Fronteriza, La Concordia y Sierra.

El Comité de Derechos Humanos Digna Ochoa interpuso una queja en la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) con folio 2024/14670, este jueves, para denunciar que los desplazados de las regiones Fronteriza, Sierra y Frailesca, han dejado sus hogares, han intentado resistir ante "el reclutamiento forzado, el pago de cuotas y de vender sus cosechas a cárteles de la delincuencia organizada".

En audio, los habitantes de Chicomuselo exhortaron a sus vecinos de los municipios de Bella Vista, Siltepec, Honduras de la Sierra, La Grandeza, Bejucal de Ocampo, entre otros, "cerrarle" el paso a integrantes de un grupo criminal conocido como "Maíz", que tiene su centro de operaciones en Frontera Comalapa.

"Van para arriba", dice el audio de los habitantes de Chicomuselo, que piden ayuda para contener el avance del grupo criminal, un brazo armado del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG). "Esos malditos si logran cruzar, van a valer madre aquí arriba". "Necesitamos apoyo de la gente".

Por eso exhortan a los habitantes de la Sierra Madre de Chiapas, como Cerro Perote, La Cascada, La Garrafal, 5 de Mayo, entre otras de Chicomuselo, Siltepec, Honduras de la Sierra, La Grandeza, Bejucal de Ocampo, Bella Vista, entre otros, a que se trasladen a Las Flores, donde mantienen guardias permanentes para evitar que los miembros del Maíz avancen.

Los hombres con palos, machetes y algunos rifles mantienen guardias en los alrededores de Las Flores, para evitar el ingreso de tropas de la 39 Zona Militar e integrantes del grupo criminal Maíz.

"Ya los tenemos rodeados a esos culeros", dice el audio que los pobladores quienes piden refuerzos para que se presenten en la comunidad La Flores del municipio de Chicomuselo. Acusa a miembros del Maíz de tratar de avanzar en la Sierra y otras regiones, con la ayuda del 101 Batallón de Infantería. "Andan entrando por el otro lado de Bella Vista", advierten.

La incursión de tropas de la 39 Zona Militar, en comunidades de La Concordia, Chicomuselo y Socoltenango, provocó el desplazamiento de más de dos mil personas el 17 de enero, por lo que tuvieron que buscar refugio temporal en las cabeceras municipales de Comitán de Domínguez, La Trinitaria, Socoltenango y Tzimol, donde han vivido en casas particulares, salones e iglesias evangélicas.

El sábado pasado, un grupo de 60 hombres, mujeres y niños, que se encontraban en el municipio de Socoltenango, regresaron a sus hogares que dejaron cuando el Ejército retiró bloqueos que mantenían los pobladores para evitar el paso de integrantes del Maíz.

Las confrontaciones entre los soldados y campesinos dejó tres hombres muertos y varios heridos en la comunidad Nueva Morelia. El enfrentamiento causó temor entre los lugareños, que decidieron dejar sus hogares para atravesar la presa La Angostura, el embalse más grande de México, para pedir refugio en varias cabeceras municipales.

El Comité de Derechos Humanos Digna Ochoa asegura que el 4 de enero "alrededor de las 11:30 de la mañana, se enfrentaron presuntos integrantes de los cárteles Jalisco Nueva Generación (CJNG) y el de Sinaloa (CDS), en el ejido Nueva Morelia, ubicado en el municipio de Chicomuselo".

Ese día "murieron más de 20 personas, dos de ellas habitantes de la comunidad, quienes no tenían relación con los grupos criminales", explica el organismo defensor. "La población tuvo que desplazarse para salvar su vida".

Explica que Chicomuselo "es un territorio, desde el año de 2021, una de las zonas en disputa entre los dos cárteles de la droga, quienes también se pelean el tráfico de personas". "En meses recientes se ha denunciado la extracción ilegal de minerales extraídos con trabajo forzado y por sujetos pertenecientes al crimen organizado con la fachada de nombre Maíz, en el ejido Nueva Morelia precisamente", revela.

Y asegura que en las regiones donde han ocurrido el desplazamiento de familias, "la Guardia Nacional y el Ejército sí están protegiendo criminales. Estamos viviendo un narcoestado".

Entre el 30 de enero y 1 de febrero, cientos de hombres, mujeres y niños de Galicia, 20 de Noviembre, El Cerecillo, Jolentón, Nuevo Sinaí, San Antonio El Ocotal y Cuatro Caminos, del municipio de Chicomuselo, abandonaron sus hogares, cuando el Ejército se presentó en el lugar y horas después llegaron miembros del Maíz para correrlos de sus hogares.

Este jueves, los desplazados enviaron videos a los medios de comunicación, donde denuncian que sus hogares han sido saqueados por el grupo armado que los obligó a desplazarse para salvar sus vidas.