Anuncios

Córdoba Open: Facundo Bagnis ganó en una definición controvertida contra Jaume Munar, que protestó y sacó una foto a la huella del pique

Jaume Munar fotografía el lugar de la cancha donde picó por última vez la pelota en su cuarto de final del Córdoba Open contra Facundo Bagnis; la umpire ya había dado por mala la bola, pero el español estaba convencido de que había sido buena.
Jaume Munar fotografía el lugar de la cancha donde picó por última vez la pelota en su cuarto de final del Córdoba Open contra Facundo Bagnis; la umpire ya había dado por mala la bola, pero el español estaba convencido de que había sido buena. - Créditos: @Captura de pantalla

El Córdoba Open no viene teniendo mucho público, pero este viernes tomó temperatura en el insólito desenlace de uno de los cuartos de final. El rosarino Facundo Bagnis disponía de un match point y sacaba el español Jaume Munar. En el tercer tiro del punto, el español envió profunda la pelota, y sonó el grito “out!”. Bastante sorpresivo, al punto de que los espectadores no festejaron inmediatamente.

La devolución de Bagnis fue alta y larga y el zurdo se quedó mirando brevemente el fleje de su lado, pero el tanto ya había terminado. Sin embargo, el propio tenista argentino siguió en posición de jugar el punto, como si no se hubiera ido afuera la pelota lanzada por Munar. Sólo después del monosílabo del juez de línea el ganador salió caminando hacia delante y marcó la supuesta huella del pique, del lado externo de la línea. Munar, desde el otro lado de la red, tardó en reaccionar, pero levantó la palma izquierda como preguntando “¿qué pasó?”. De inmediato, la jueza principal bajó de su silla para revisar la marca. Y apenas miró, sin detenerse mucho, levantó un índice.

Munar saludó correctamente a Bagnis al final del partido, pero en seguida planteó su objeción por el fallo del último pique.
Munar saludó correctamente a Bagnis al final del partido, pero en seguida planteó su objeción por el fallo del último pique. - Créditos: @@cordobaopen

Pelota afuera, según su fallo. O sea, era 7-5 y 6-4 para Bagnis, que miró hacia el rincón de su cuerpo técnico en signo de festejo. Esperó en la red al español, que le extendió la mano pero todavía con una gran duda. Éste preguntó sobre la jugada, y el rosarino hizo cara de sorprendido por el planteo. Ambos miraron a la jueza, y no hubo vuelta atrás. “Vos poneme lo que tengas que poner”, le dijo el argentino a la umpire, y su rival, que le dio la mano a la mujer, ensayó un “es que...”, que no continuó, por la resignación del momento. Entonces la gente aclamó con un fuerte “olé, olé, olé, olé, Facu, Facu” al vencedor, que salió a celebrar desde la cancha con el público. Pero no se agotó en eso el episodio.

Munar siguió vacilando. Mientras Bagnis festejaba con allegados al costado del campo de juego, el español acudió al fleje de la discordia y se quedó mirando, raqueta en mano y con ademanes de incredulidad. Y no se quedó tranquilo el número 74 del ranking: fue a donde su bolso, tomó su teléfono, volvió y le sacó fotos al lugar del pique controvertido. Casi como en una pericia. La concurrencia ya lo silbaba. Después Munar tuvo otro intercambio de palabras con su adversario, en tono amistoso pero también de reclamo, mientras la jueza principal se retiraba de la cancha. Ya no había nada por hacer para el europeo. Por cierto, el video de la acción, sin repetición en cámara lenta ni otros planos, está lejos de dar certeza de que el bote de la pelota haya sido fuera de la cancha.

La controvertida definición de Bagnis vs. Munar

Bagnis, por su parte, ganó su quinto partido desde la clasificación para el Córdoba Open y alcanzó por tercera vez una semifinal del nivel de torneos ATP. La sostendrá este sábado a las 18, con televisación de Fox Sports, contra otro rosarino, Federico Coria, que se impuso por 6-3 y 6-4 a un compatriota, el platense Tomás Martín Etcheverry, tercer preclasificado. Para el hermano de Guillermo Coria, la del Polo Deportivo Kempes será la quinta semifinal en esta categoría de campeonatos. Le queda un triunfo más por conseguir para volver a ser finalista en La Docta, tras lograrlo en 2023.

Federico Coria superó por 6-3 y 6-4 a Tomás Martín Etcheverry, el tercer favorito, y está a una victoria de su segunda final en el Córdoba Open.
Federico Coria superó por 6-3 y 6-4 a Tomás Martín Etcheverry, el tercer favorito, y está a una victoria de su segunda final en el Córdoba Open. - Créditos: @@cordobaopen

A continuación de ese cruce tendrá lugar la otra semi, bastante despareja en cuanto a favoritismo. Luciano Darderi, que está viviendo en la capital cordobesa una semana de ensueño y también proviene de la qualy, eliminó con un 7-6 (7-2) y 6-2 al alemán Yannick Hanfmann y alcanzó su primer partido clasificatorio para una final del circuito de ATP. El italiano nacido en Villa Gesell tendrá frente a sí este sábado a la segunda cabeza de serie y campeón defensor, Sebastián Báez, que no tuvo mayores inconvenientes para deshacerse de Facundo Díaz Acosta, a quien venció por 6-3 y 6-1.

Compacto de partidos de octavos y cuartos de final

La jornada del viernes había comenzado con lo pendiente de los octavos de final, que involucró a Báez (derrotó al boliviano Hugo Dellien), Díaz Acosta (a Thiago Tirante) y Hanfmann (a Román Burruchaga).