Anuncios

El boxeador "Churritos" quiere revancha

CIUDAD DE MÉXICO, enero 19 (EL UNIVERSAL).-Tener un glorioso 2023 es el sueño del boxeador mexicano Juan "Churritos" Hernández. El excampeón mundial del CMB confía en volver al ring en el mes de marzo, después de un año y medio inactivo por una lesión. Fue una ruptura del tendón de Aquiles la causa por la que el pugilista se alejó de la actividad y, en consecuencia, de las posibilidades de regresar a pelear por una corona universal.

Una vez recuperado, la mentalidad es volver a los primeros planos. "Se platicó con mi apoderado René Pineda que posiblemente regrese a pelear en marzo, quizás sea en Tijuana, pero me encantaría que fuera en la Ciudad de México, donde tengo mucho apoyo y la gente me sigue incondicionalmente", presumió.

Con 35 años de edad, Juan está motivado gracias al respaldo que ha recibido de Popis Promotions. Luego de superar la seria lesión y de recibir un adecuado tratamiento y terapia física, el exmonarca trabaja en el gimnasio para llegar lo mejor posible a la posible batalla.

"Hace tiempo que pude volver a correr y hacer 'sparring'. El 2023 quiero regresar bien y con el enfoque de conquistar un título mundial. Tengo la madurez de lograrlo. La pelea de marzo será en peso gallo, después bajaremos para pelear en las 115 libras", adelantó.

El púgil, que tiene un récord profesional de 41 pleitos ganados, con tres tropiezos y 39 nocauts, quiere ser una motivación para su hijo, quien se encuentra haciendo carrera en las fuerzas básicas del Club América. "Estamos en espera de que nos confirmen de una posible preparación en Tijuana". Por ahora, sigue en el gimnasio Pancho Rosales.