Anuncios

Borja Jiménez: "Creo que soy mejor entrenador y mejor persona tras pasar por La Coruña"

Madrid, 29 feb (EFE).- Borja Jiménez, actual entrenador del Leganés y extécnico del Deportivo de La Coruña, dijo en una entrevista con EFE que es "mejor entrenador y mejor persona" tras su paso por la ciudad gallega y que trabajar en el club coruñés le enseñó "lo que es el fútbol de élite".

"Te enseña lo que es el fútbol de élite porque tienes quince medios a tu alrededor todos los días, ruedas de prensa multitudinarias, más de veinte mil personas en el estadio... Te exige lo máximo de ti. Creo que soy mucho mejor entrenador tras pasar por La Coruña que antes. Mejor entrenador y mejor persona, que muchas veces va ligado", dijo.

"La Coruña es un torbellino de emociones constantemente porque, como hay tantísima repercusión en todo lo que ocurre allí y la ciudad vive por y para el fútbol, a nivel de gestión de emociones es difícil mantenerse lineal. Pero creo que lo conseguí", añadió.

Jiménez hizo balance de su etapa en el conjunto de Riazor: "No sé si da vértigo, es probable que no me haya parado a reflexionar sobre todo aquello. Tengo el recuerdo de haber sido muy feliz ese año casi y medio que estuve allí. Me lo pasé muy bien entrenando a un gran equipo".

Su primer año lo catalogó como "buenísimo, con números de ascenso": "Pero nos encontramos enfrente a un rival como el Racing, que hizo números no habituales en la categoría que le valieron para ascender. Y luego el sabor agridulce de lo que ocurrió el último día, porque lo tuvimos muy cerca, a seis minutos dos veces. Te queda ese sentir doloroso de cómo vi a ese estadio y a esa ciudad llorar. Te sentías bastante culpable de todo lo que ocurrió".

En cuanto al segundo, "las circunstancias llevaron a que estando en playoffs se tomara una decisión, creo que vista a largo plazo, un poco precipitada y acabó nuestra aventura". A pesar de todo ello, asegura que le guarda "muchísimo cariño al club y a la afición".

Sobre lo que supuso entrar con 36 años en un vestuario repleto de futbolistas veteranos, manifestó: "El respeto te lo dan las victorias, pero de inicio te lo haces ganar como persona y no como entrenador. No va vinculado que seas buen o mal entrenador a que tengas éxito o no. Creo que el futbolista te respeta mucho por cómo eres a nivel personal y tú te haces respetar así también".

"Es una relación humana, que muchas veces se nos olvida. Y a partir de ahí nace la táctica y otro tipo de circunstancias que te llevan a ganar. Pero el respeto los entrenadores nos lo ganamos desde ese primer factor humano. Yo estoy enfrente de otra persona que tiene sus problemas y sus inquietudes y estoy aquí para facilitarle su día a día", añadió.

Ahora él dirige al Leganés, club que el curso pasado entrenaba Imanol Idiakez, actual entrenador del Deportivo de La Coruña: "Es un poco casual. Los entrenadores tenemos que tener muy claro que temporadas buenas hay muy pocas si llamamos a eso conseguir éxito, porque cuando acaba el año ganan uno o dos equipos, no más. El Deportivo es un club en el que yo he estado muy cómodo y estoy seguro que Imanol tiene buen recuerdo de Leganés".

"Miro la clasificación del Depor y deseo que le vaya bien y estoy convencido que Imanol lo hace a la inversa. Ojalá cuando acabe el año los dos hayamos tenido éxito. Les deseo lo mejor y estoy muy contento de estar donde estoy. Creo que he caído de pie en un sitio, en una ciudad, en un club que te facilita mucho las cosas y que me viene estupendo para mi crecimiento como entrenador", declaró.

Por otro lado, reconoce que sigue pendiente del equipo: "No veo muchos partidos, aunque si vi por ejemplo el del Barça B. Lo sigo desde la distancia, igual que al Mirandés o al Cartagena; de los sitios donde he estado no me llevo solo una vinculación profesional, sino también personal. En todos los sitios he vivido años importantes de mi vida, en ellos a nivel personal he ido creciendo como persona y conozco personas que siguen siendo importantes".

(c) Agencia EFE