Anuncios

Bolivia reporta más de 4.000 familias damnificadas por las lluvias desde noviembre

La Paz, 15 ene (EFE).- Bolivia registró más de 4.000 familias damnificadas por las lluvias e inundaciones entre noviembre y lo que va de enero, y otras 370 por las heladas y granizadas, informó este lunes el viceministro de Defensa Civil, Juan Carlos Calvimontes.

El viceministro señaló en una rueda de prensa que en estos dos meses y medio, desde el inicio de la temporada de lluvias en el país, son seis las regiones afectadas por estos eventos climáticos: La Paz, Cochabamba, Santa Cruz, Potosí, Chuquisaca y Tarija, si bien ninguna ha declarado por ahora el desastre o emergencia departamental.

"Son 27 los municipios afectados, 140 las comunidades. Las familias damnificadas son 4.067, las viviendas afectadas 79, las viviendas destruidas 44", detalló.

El número de fallecidos se mantiene en 10 y hay una persona desaparecida, agregó.

Además de las lluvias e inundaciones, las regiones de Cochabamba, La Paz, Potosí, Chuquisaca y Tarija también se han visto afectadas durante este periodo por granizadas y heladas que hasta el momento dejaron 370 familias damnificadas y otras 315 familias afectadas.

Calvimontes aclaró que las familias damnificadas son las que padecen "de forma directa" el impacto de un evento adverso, mientras que los afectados lo sufren indirectamente.

Envían ayuda

El Gobierno nacional atendió a 3.221 familias en tres departamentos en los que entregó 122,7 toneladas de ayuda humanitaria con una inversión de 844.654 bolivianos (unos 121.300 dólares).

Uno de los eventos más recientes se registró en la localidad de Tipuani, en el norte de La Paz, donde producto de las lluvias que cayeron en la víspera cedieron dos muros de contención que protegían al pueblo de la crecida del río, lo que hizo que el agua ingrese a varias viviendas en el lugar.

El Gobierno desplazó a Tipuani a más de 60 militares del Ejército de tierra y la Armada Boliviana para apoyar en la emergencia y envió ayuda humanitaria para asistir a unas 200 familias, según Calvimontes.

Además, la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) verá la factibilidad del ingreso de un helicóptero al lugar con alimentos y personal especializado, además de evaluar desde el aire los daños causados por la inundación, aunque esto depende de las condiciones climáticas, indicó el viceministro.

Por el momento no se tiene reporte de personas fallecidas o desaparecidas en Tipuani y se realiza el conteo de daños materiales

La temporada de lluvias comenzó en noviembre y está previsto que se extienda hasta marzo o abril.

Bolivia afrontó durante gran parte de 2023 una de las sequías más intensas en el último tiempo, que amenazó la provisión de agua en algunas ciudades, ocasionó el descenso histórico del nivel del lago Titicaca, compartido con Perú, y aceleró el derretimiento de sus glaciares.

(c) Agencia EFE