Anuncios

Bolivia propone a Chile "dejar atrás las heridas" y retomar el diálogo por el litoral

La Paz, 22 mar (EFE).- El presidente de Bolivia, Luis Arce, planteó este viernes una nueva etapa de "acercamiento bilateral" con Chile y "dejar atrás las heridas" durante los actos conmemorativos por el Día del Mar, para abordar seis desafíos que incluyen el reclamo del país andino a su litoral, entre otros temas de interés mutuo

"En esta fecha tan significativa hago referencia a seis desafíos que se nos presentan a ambos países para dejar atrás las heridas del pasado y encarar un nuevo tiempo de acercamiento bilateral", mencionó el mandatario.

Como primer reto, Arce señaló que Chile debe considerar el diálogo "sobre la condición de Bolivia como país sin litoral" ya que con la "voluntad política" de ambos Gobiernos se pueden encontrar "soluciones trascendentales" a ese asunto.

Arce emitió su mensaje durante los homenajes en la plaza Eduardo Abaroa, en La Paz, lugar que lleva nombre del principal prócer boliviano en la contienda del Pacífico a finales del siglo XIX.

Los actos incluyeron un desfile militar que fue acompañado por altos funcionarios del Gobierno.

El mandatario también mencionó la importancia de aprovechar el oleoducto entre las poblaciones de Sica Sica, en Bolivia, y el puerto de Arica en Chile, además de habilitar el puerto chileno de Iquique al comercio exterior boliviano.

Asimismo, el jefe de Estado afirmó que se deben "mejorar las condiciones de libre tránsito" de la mercadería boliviana en el marco del cumplimiento del 'Tratado de 1904' que firmaron ambos países tras la guerra del Pacífico.

Como quinto punto, Arce se refirió a la necesidad de un trabajo de ambos países para la "preservación y gestión sustentable de los recursos hídricos compartidos".

Finalmente, el gobernante mencionó que "un diálogo sincero y con voluntad política" entre Bolivia y Chile sobre todos estos temas sería un "aporte" para resolver la agenda pendiente en América Latina.

"Una herida abierta"

Arce insistió en que la controversia marítima entre Bolivia y Chile muestra un asunto "pendiente sin solución" y que "es una herida que sigue abierta" en la región suramericana.

Esta jornada, Bolivia "renueva su convicción de alcanzar un justo reencuentro que nos abra las puertas al océano Pacífico", remarcó.

Bolivia llevó en 2013 ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) su reclamación marítima, para que Chile negociara de buena fe el acceso soberano al océano Pacífico, pero en 2018 ese tribunal de las Naciones Unidas determinó que el Estado chileno no tiene la obligación legal de negociar con los bolivianos.

Al respecto, Arce dijo que el fallo de la CIJ "no limita el diálogo entre las partes" sino que "abre un nuevo escenario en la relación bilateral al incentivar la reapertura de una negociación significativa".

La sentencia "no debe entenderse como un impedimento para que chile y bolivia continúen su diálogo e intercambios", agregó.

Bolivia conmemora el Día del Mar cada 23 de marzo porque en esa fecha en 1879 se produjo la primera resistencia del país, ante lo que las autoridades bolivianas califican de invasión por parte de las tropas chilenas, que comenzó el 14 de febrero de ese mismo año.

En esta ocasión los actos por el Día del Mar se adelantaron debido a que este sábado se realizará el censo poblacional.

Bolivia perdió en la guerra del Pacífico unos 400 kilómetros de costa y cerca de 120.000 kilómetros cuadrados de territorio.

(c) Agencia EFE