Anuncios

Blinken dice que la postura de China sobre Taiwán es contraproducente para sus intereses

Davos (Suiza), 16 ene (EFE).- El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, dijo este martes que la postura de China sobre Taiwán es "contraproducente" para los propios intereses del Gobierno de Pekín dado que "refuerza" las aspiraciones soberanistas de la isla.

"El enfoque que han mostrado en los últimos años ha sido en realidad totalmente contraproducente para sus intereses. Al tratar de ejercer sobre Taiwán presión económica, militar, diplomática y un aislamiento, han reforzado a quienes no querían reforzar", dijo a la cadena CNBC durante el Foro de Davos.

Esta fue la primera entrevista que el jefe de la diplomacia estadounidense concede desde que el candidato oficialista William Lai ganó el sábado las elecciones de Taiwán, abriendo la puerta a un recrudecimiento en las relaciones entre China y la isla, que Pekín considera una provincia rebelde.

De hecho, el Gobierno chino presentó el domingo una queja formal contra Estados Unidos por un comunicado en el que Blinken felicitaba a Lai por su victoria ya que, para Pekín, vulnera el compromiso de Washington de mantener con la isla solo relaciones informales culturales y comerciales.

Blinken, que evitó opinar sobre esta queja en la entrevista, subrayó que el día antes de las elecciones reiteró su compromiso con la política de 'una sola China' durante una reunión con el ministro del Departamento de Enlace Internacional del Partido Comunista Chino (PCCh), Liu Jianchao.

"Esa sigue siendo nuestra política. No cambiará y lo hemos reafirmado. Al mismo tiempo, defendemos el mantenimiento del 'status quo', la paz y la estabilidad", dijo el secretario de Estado.

Blinken apuntó que es crucial mantener la estabilidad en el estrecho de Taiwán dado que por esa zona pasa la mitad del comercio mundial. "Si eso se interrumpe, es malo para todos", avisó.

La cuestión taiwanesa es uno de los principales puntos de fricción entre Pekín y Washington, que, al margen de ser el principal suministrador de armas de Taipéi, se podría ver ante la tesitura de tener que defender a la isla en caso de una invasión china.

Tan solo dos días después de las elecciones taiwanesas, la nación insular de Nauru, en el Pacífico sur, rompió sus relaciones diplomáticas con Taiwán, en busca de una mejor relación con Pekín.

Taiwán ya solo conserva el reconocimiento diplomático de doce Estados, siete de ellos ubicados en América Latina y el Caribe, como Paraguay, Guatemala y Haití.

El Departamento de Estado de Estados Unidos dijo ayer en un comunicado que la decisión de Nauru es "decepcionante" y le advirtió de que "China a menudo hace promesas a cambio de relaciones diplomáticas que luego no cumple".

(c) Agencia EFE