Anuncios

Bills va por el boleto a la ronda divisional

CIUDAD DE MÉXICO, enero 15 (EL UNIVERSAL).- Josh Allen y los Bills de Buffalo tienen una nueva oportunidad de meterse a ese partido que se les ha negado, el Super Bowl, para ello, primero deben pasarle por encima a unos aguerridos Steelers de Pittsburgh.

El conjunto de Mike Tomlin logró el milagro y se subió a los Playoffs como séptimo sembrado a pesar de la ausencia del quarterback titular, Kenny Pickett.

El suplente Mason Rudolph fue clave para esta hazaña, puesto que, contra todo pronóstico, ganó tres de los últimos cuatro partidos, sobre rivales divisionales complicados como los Bengals y los Ravens.

Sin embargo, no todo es felicidad en Pittsburgh, ya que su mejor jugador, TJ Watt, no podrá jugar el partido ante los Bills por una lesión de rodilla.

Por su parte, Buffalo llega enrachado tras ganar sus últimos cinco partidos, ello le bastó para cerrar la campaña como segundo mejor sembrado, derrotando a rivales como Chiefs, Cowboys y Dolphins.

La adición del cornerback, Rasul Douglas, fue acertada, ya que se convirtió en líder de intercepciones de la defensiva.

Será fundamental que se recupere de su malestar en la rodilla para jugar el lunes.

Otro factor a resaltar es el mismo Josh Allen, quien esta temporada sufrió 18 intercepciones, la mayor cantidad en los últimos tres años de su carrera. El pasador de Wyoming debe tomar mejores decisiones ante una defensiva que es especialista en provocar errores del rival.

Las extremas condiciones del clima también serán un aspecto a tomar en cuenta, después de la gran tormenta de nieve que provocó que el encuentro se pospusiera para este día a las 15:30 horas por cuestiones de seguridad, ¿quien saldrá más beneficiado de esta modificación.