Anuncios

Biden refuerza los controles sobre el hollín, uno de los contaminantes más letales

Washington, 7 feb (EFE).- El Gobierno del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunció este miércoles nuevos controles sobre el hollín, uno de los contaminantes del aire más letales y que afecta de manera desproporcionada a las comunidades hispana y afroamericana.

La Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) publicó este miércoles límites sobre un tipo de partículas diminutas, aproximadamente 30 veces más pequeñas que un cabello humano, y que se conocen como PM2,5 por medir menos de 2,5 micrómetros de diámetro.

Estas partículas, comúnmente conocidas como hollín, provienen de diversas fuentes, que van desde la quema de combustibles fósiles hasta actividades agrícolas e industriales.

Dichas partículas penetran en los pulmones de las personas y pueden pasar al torrente sanguíneo, provocando inflamación y otros problemas crónicos. La exposición a largo plazo conlleva mayores riesgos, como ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares, demencia, hipertensión y enfermedad renal crónica.

Según la Asociación Americana del Pulmón, unos 63 millones de personas en Estados Unidos están expuestas diariamente a niveles peligrosos de hollín.

En un estudio publicado en 2021 en el Journal of Health and Pollution (JHP), los investigadores estiman que la contaminación por PM2,5 mata a hasta 100.000 personas en todo el país cada año, lo que la convierte en uno de los mayores riesgos para la salud pública en Estados Unidos.

Por primera vez en más de una década

Ante este problema, que ha generado cada vez más presión por parte de grupos defensores de la salud pública y el medioambiente, la EPA ha tomado la decisión de endurecer las regulaciones sobre el hollín por primera vez desde 2012.

La agencia ha reducido el límite permitido para los niveles anuales de PM2,5 de 12 microgramos por metro cúbico a 9, lo que representa un avance, aunque la Organización Mundial de la Salud (OMS) fija en 5 microgramos por metro cúbico el límite recomendado.

Según la EPA, las nuevas normas evitarán aproximadamente 4.500 muertes prematuras al año en Estados Unidos para 2032, y prevendrán alrededor de 800.000 visitas de emergencia a hospitales debido a problemas de asma.

Además, la EPA calcula que la reducción de la exposición a la contaminación podría disminuir los costos de atención médica en unos 46.000 millones de dólares para 2032.

Beneficios para las comunidades más vulnerables

Se espera que estos estándares tengan un impacto significativo en quienes actualmente respiran el aire más contaminado: las comunidades afroamericanas e hispanas, que, según varios estudios, han estado expuestas a lo largo de décadas a niveles más altos de contaminación del aire que sus contrapartes blancas.

Antonieta Cadiz, de 'Climate Power en Acción', afirmó en un comunicado que las nuevas reglas "representan un avance real en la lucha contra las desigualdades e injusticias históricas que han sufrido aquellas comunidades afectadas de manera desproporcional por la contaminación".

Además, consideró que marcan un "notable contraste" con el Gobierno de Donald Trump (2017-2021), quien en 2020 decidió mantener los estándares actuales sobre el hollín en lugar de endurecerlos, contradiciendo la opinión de científicos de la propia EPA.

Por su parte, Margie Alt, de 'Climate Action Campaign', reconoció en un comunicado que "queda mucho por hacer para proteger la salud pública y hacer frente a la contaminación", pero felicitó a Biden y al administrador de la EPA, Michal Regan, por "un trabajo bien hecho".

(c) Agencia EFE