Anuncios

Benjamín Galindo y su emotivo llanto al ver campeón a su hijo con Cancún FC en Liga de Expansión

Benjamín Galindo Marentes celebrando con su hijo Benjamín Galindo Cruz | Foto: El Universal
Benjamín Galindo Marentes celebrando con su hijo Benjamín Galindo Cruz | Foto: El Universal

La Liga de Expansión de México tiene a un nuevo campeón en el Cancún FC, cuyo capitán es Benjamín Galindo Cruz. Lo hicieron derrotando al histórico Atlante, que tiene dos títulos de esta categoría y ha sido el equipo más constante desde la fundación del torneo en 2020. Fue una victoria plena: 3-0 en el Estadio Andrés Quintana Roo, que justamente fue casa del Atlante durante trece años (ahí ganaron su último título de Primera División en el Apertura 2007 y también ahí sellaron su desafortunado descenso en 2014).

Con un empate en la Ida, en el Estadio Azulgrana, todo quedó puesto en bandeja de oro para la revancha en Cancún. El equipo dirigido por Luis Arce ganó así su primer título con anotaciones de Cheick Traoré en dos ocasiones y uno más de Raúl Castillo. La victoria, como es bien sabido, no tiene una recompensa directa a nivel deportivo, pues en México no hay ascenso ni descenso desde hace cuatro años. Pero eso no impidió que este éxito fuera emotivo más allá del mero resultado.

El capitán de este equipo campeón, Benjamín Galindo Cruz, protagonizó una escena de película junto a Benjamín Galindo Marentes, su padre, leyenda del futbol mexicano. Galindo Cruz es canterano de Chivas. No tuvo fortuna con el Rebaño Sagrado y ha probado suerte en clubes como el Reno FC de Estados Unidos y el Pachuca. Pero fue en Cancún FC adonde finalmente se ha afianzado. Desde su llegada en 2020, ha ido escalando en nivel y jerarquía hasta convertirse en el líder del equipo.

Tras ganar el campeonato, la celebración no pudo ser más emotiva: se fundió en un abrazo con su padre, quien lloró por la alegría del éxito cosechado. Además, le dedicó unas conmovedoras palabras a su vástago: "A través de ti, vuelvo a soñar. Felicidades, campeón", escribió en Instagram. Galindo Marentes sufrió un derrame cerebral en 2020, cuando fungía como asistente técnico de Matías Almeyda, en el San José Earthquakes de la MLS. La noticia impactó a todo el medio mexicano. Galindo salvó su vida y ha participado en diferentes eventos públicos desde entonces, como muestra de su recuperación. Debe apoyarse en una silla de ruedas regularmente.

Ahora este título de la Liga de Expansión sirve para relucir el lazo futbolístico que une a padre con hijo. Después de aquel momento de preocupación en 2020, pueden celebrar juntos. "Sé que lo que me sucedió no es sencillo, pero estoy vivo. Por supuesto que tenía miedo cuando me iban a operar. Sabía lo que me iban a hacer. Quiero seguir en el futbol", expresó Galindo a TUDN en 2021.

Como jugador y entrenador, el Maestro cosechó éxitos por doquier. Con pantalones cortos, fue campeón en Santos, Chivas, Cruz Azul y Pachuca —además formó parte del mítico Tampico Madero que perdió una final con el América en 1985—. También ejerció como ícono de la Selección Mexicana en los noventa. En el banquillo fue campeón con Santos Laguna en el Clausura 2012. Igualmente tuvo pasos destacados por Chivas (semifinalista de Copa Libertadores 2005) y con Cruz Azul (subcampeón en el Clausura 2008).

Benjamín Galindo Cruz no ha tenido una trayectoria de esa magnitud, pero ha encontrado sitio en Cancún y hoy puede celebrar a lo grande el título de Expansión MX junto a su padre. Aunque no hay ascenso, esta Liga ha brindado celebraciones emotivas. También lo fue la de Morelia el año pasado, un equipo que nunca descendió (Grupo Salinas lo convirtió en Mazatlán), y que ha mantenido fiel a su afición a pesar de los malos tragos. Es el otro futbol mexicano, en el que no abunda el glamour, pero hay espacio para historias de corazón.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO:

Majestuoso árbol de Navidad en México termina en llamas en pleno encendido; no les duró ni 10 segundos