Anuncios

Un Benfica cómodo en el liderato recibe al Famalicão en la 23ª jornada

Lisboa, 2 mar (EFE).- El Benfica, más cómodo en el liderato tras los tropiezos de sus rivales, vuelve a casa este viernes para enfrentarse al Famalicão en un duelo de la 23ª jornada de la Liga portuguesa.

El título ya no es un espejismo para las "águilas", que lideran la tabla con 8 puntos tras la inesperada caída del Oporto en la última jornada.

Intentarán mantener, o aumentar, esa distancia este viernes ante el décimo clasificado, el Famalicão, contra el que tendrán una ausencia notable, la del entrenador Roger Schmidt, expulsado en el último partido, un triunfo por 0-2 contra el Vizela.

Una nueva victoria supondría una dosis extra de motivación para el enfrentamiento del martes contra el Brujas belga, que podría suponer el billete para los cuartos de final de la Liga de Campeones.

El sábado, el Oporto viajará al campo del Desportivo de Chaves, 13º clasificado, con el objetivo de quitarse de la cabeza la derrota por 1-2 ante el Gil Vicente, que le dejó más lejos de revalidar el título de campeón.

Incluso con 9 jugadores en el campo desde el inicio de la segunda parte, los "dragones" lo dieron todo para revertir el resultado y a pesar de la derrota recibieron una gran ovación de su afición.

El más aplaudido fue el exmadridista Pepe, que ese día celebraba su 40 cumpleaños y acabó el partido tendido en el suelo, exhausto. Ante el homenaje de la grada, el veterano central luso-brasileño no pudo contener las lágrimas.

Para el viaje a Chaves, localidad próxima a la frontera con Galicia, el Oporto no podrá contar con el portugués João Mário ni con el colombiano Matheus Uribe, ambos expulsados en el anterior encuentro.

El conjunto blanquiazul deberá estar atento al delantero español Héctor Hernández, máximo goleador del Chaves, que acaba de regresar de una larga baja por lesión y aspira a recuperar su antigua forma.

El Oporto estuvo a punto de perder la segunda plaza, pero el Sporting de Braga no supo aprovechar la oportunidad en el acalorado derbi de la región del Minho contra su mayor rival, el Vitória de Guimarães.

Con la derrota por 2-1, el Braga se mantiene tercero y a dos puntos de los "dragones", algo que pretende rectificar el domingo contra el Rio Ave, noveno clasificado.

El francés Sikou Niakaté y el español Álvaro Djaló no jugarán por haber sido expulsados en un derbi caliente, con cuatro expulsiones, 10 tarjetas amarillas e incidentes en las gradas y en el túnel de vestuarios que requirieron la intervención policial.

Los puestos de Oporto y Braga se ven ahora amenazados por el Sporting de Portugal, que ocupa la cuarta plaza y está a cinco puntos del tercero.

Los "leones" vuelven a la pelea por el podio gracias a su reciente racha de victorias, la última de ellas ante el Estoril (2-0), con el español Héctor Bellerín marcando su primer gol con el equipo.

El sábado por la tarde visitan en casa al Portimonense, 12º clasificado, y los tres puntos aquí también podrían dar impulso al gran desafío del próximo jueves en Lisboa, contra el anterior equipo de Bellerín, el Arsenal de Mikel Arteta, para la Liga Europa.

La 23ª jornada comienza ya el viernes con el Boavista-Arouca, además del compromiso del Benfica.

El sábado, Estoril y Vizela se verán las caras para recuperar el terreno perdido ante los grandes de la capital, mientras que el domingo acogerá partidos que podrían tener implicaciones sobre el descenso, el Gil Vicente-Marítimo y el Santa Clara-Vitória de Guimarães.

La ronda concluirá el lunes con el Casa Pia-Paços de Ferreira.

Miguel Conceição

(c) Agencia EFE