Anuncios

Benedicto XVI. Cómo era su relación con el futbol

CIUDAD DE MÉXICO, diciembre 31 (EL UNIVERSAL).- Joseph Ratzinger falleció este sábado 31 de diciembre a los 95 años. Más conocido como Benedicto XVI, el hombre que fue sumo pontífice de la iglesia católica entre 2005 y 2013 era un gran aficionado al futbol.

Nacido en la región de Baviera, Ratzinger era un reconocido aficionado al Bayern Múnich, el equipo más grande de Alemania y propio de la zona en la que creció el Papa. De hecho, en 2013 el entonces presidente del equipo teutón Uli Hoeness lo nombró socio honorario del club. "En cuanto él nos dé una señal, nos vamos al Vaticano y le entregamos la documentación de miembro de honor del club" destacó en aquel entonces.

Benedicto XVI consideraba que el futbol unía a las personas a pesar de las fronteras y ponía al deporte como un estilo de vida.

"La fascinación por el futbol consiste en que sabe unir de forma convincente estos dos sentidos: ayuda al hombre a autodisciplinarse y le enseña a colaborar con los demás dentro de un equipo, mostrándole cómo puede enfrentarse con los otros de una forma noble... Aprendamos por tanto a vivir con el espíritu del juego, porque la libertad del hombre se alimenta también de reglas y de autodisciplina" escribió cuando todavía era Papa.

En 2014, se reunió con el actual Papa Francisco para disfrutar la final de la Copa del Mundo entre Argentina y Alemania.