Anuncios

¿Se batió hoy un récord?: cuánta lluvia cayó en la ciudad

Se prevé que las lluvias se extiendan hasta el miércoles a la noche
Se prevé que las lluvias se extiendan hasta el miércoles a la noche - Créditos: @Ricardo Pristupluk

Las lluvias que cayeron toda la madrugada y parte de la mañana igualaron al récord diaria de lluvias de 125 milímetros (mm) que se había alcanzado el 15 de marzo de 1994 en la estación meteorológica de Aeroparque.

Sin embargo, por un tecnicismo, para el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), esa paridad se registra como ocurrida ayer. Sucede que, para el organismo, las lluvias se contabilizan desde las 9 de un día hasta la misma hora del siguiente. Por eso, los milímetros que cayeron en la madrugada y hasta hoy a las 9 entran dentro del conteo de precipitaciones del 11 de marzo, es decir, ayer, mientras que el agua que cayó desde las 9.01 en adelante, formarán parte de los registros del 12 que terminarán de acumularse a las nueve de la mañana del día siguiente (13 de marzo).

Los milímetros caídos corresponde solo a una zona de la ciudad de Buenos Aires. El SMN tiene dos estaciones meteorológicas en la Capital: una en Aeroparque y otra en el Observatorio de Villa Ortúzar. Cada una de ellas tiene sus propias mediciones y registra sus propios récord. Los 125 mm que igualaron al máximo registro diario de precipitaciones de 1994 corresponden a la estación que está a metros del Río de la Plata. En la otra, hasta la 9 cayeron 95 milímetros y estuvo lejos de su propio máximo histórico diario de 109 mm del 23 de marzo de 1987.

Se prevé que la lluvia no cesará hasta el miércoles por la noche en el área metropolitana de Buenos Aires (AMBA). Así lo dio a conocer el SMN. De acuerdo al ente, las tormentas severas llegan desde Uruguay y reposarán en el centro del país, con intermitencias, durante las próximas 48 horas. La prolongada cantidad de precipitaciones podría provocar inundaciones en los principales centros urbanos de Santa Fe, Córdoba y Entre Ríos. Hasta el momento, dos personas murieron como consecuencia de las inclemencias climáticas.

Inundaciones en Avellaneda: “Esto te arruina todo; no es la primera vez que pasa, ya estamos acostumbrados”

Las calles del AMBA amanecieron con diversas complicaciones provocadas por la abundante caída de agua. Desde Aeropuertos Argentina 2000, notificaron que todos los vuelos de Ezeiza y Aeroparque se encontraban demorados debido al temporal. No hubo despegues durante algunas horas y las pocas aeronaves que aterrizaron quedaron en espera en la plataforma. Los retrasos se debieron a que, dada la actividad eléctrica en la zona, se activó un protocolo de seguridad que obliga a la suspensión de todo tipo de tarea en pista.

La tormenta de hoy afectó también los servicios de energía eléctrica. En el momento de mayor complicación, 14.000 usuarios de Edenor estaban sin luz, mientras que al final del día alrededor se redujeron a 7100. Respecto de Edesur, a lo largo de toda la jornada fueron 75.000.

Según informó el gobierno porteño, las tormentas ya superaron el promedio de todo el mes de marzo y se mantiene para hoy la alerta naranja. En tanto, rige para mañana una amarilla. De acuerdo a sus registros, cayeron más de 130 milímetros en la zona del Parque Roca y un número similar en barrios como Barracas, Mataderos, Villa Soldati y Parque Avellaneda, de acuerdo al último reporte de la Dirección de Pluviales de la Ciudad.

Más de 500 agentes estuvieron abocados al operativo, que incluyó personal de ese área, Gestión Comunal, Arbolado, Higiene y mantenimiento en general. Las tareas involucraron a 15 camiones del mantenimiento de la red pluvial, siete camionetas dedicadas a la prevención en pasos bajo nivel y dos móviles, que monitorearon las estaciones de bombeo. La Policía de la ciudad, por su parte, colaboró con 200 efectivos y 31 camionetas.

Si bien, a la mañana se registraban 11 calles cortadas, voceros del gobierno afirmaron que antes del mediodía ya pudieron ser despejadas. Informaron también que no hubo anegamientos en ningún paso bajo nivel de la Capital.

Respecto del operativo de prevención de daños en los barrios populares y complejos habitacionales, se reforzó con desobstrucción de pluviales, limpieza de calles y pasillos, y atención y cuidado especial en cableado de media y alta tensión. Tras la tormenta, más de 100 personas dependientes del Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat estaban trabajando en territorio, entre equipos de cuadrillas de prevención y desobstrucción de calles en los barrios populares. Según informó el gobierno porteño, los comedores continuaban atendiendo con normalidad.