Anuncios

Una batalla campal entre Real Madrid y Partizan tuvo a Gabriel Deck entre los principales implicados

Gabriel Deck (14) fue uno de los primeros en reaccionar en la trifulca y empujó y golpeó a Dante Exum (11), antes de salir pronto de la escena de violencia en Real Madrid 80 vs. Partizan 95, por la Euroliga.
Gabriel Deck (14) fue uno de los primeros en reaccionar en la trifulca y empujó y golpeó a Dante Exum (11), antes de salir pronto de la escena de violencia en Real Madrid 80 vs. Partizan 95, por la Euroliga.

El segundo partido entre Real Madrid y Partizan por los cuartos de final de la Euroliga de básquetbol fue dado por finalizado este jueves faltando 1m40s cuando los jugadores de ambos equipos comenzaron a empujarse y varios de ellos, incluido el argentino Gabriel Deck, terminaron trenzándose a golpes. Los árbitros decidieron suspender el encuentro por el escándalo que se generó cuando el equipo serbio vencía por 95-80 en la capital española y estiraba la ventaja a 2-0 en la serie.

Todo se precipitó en una acción en la que Sergio Llul, base del conjunto merengue, golpeó fuertemente en el cuello en un avance a Kevin Punter y, pese a que los jueces sancionaron inmediatamente la falta antideportiva, en un abrir y cerrar de ojos se desmadró todo. En poco menos de un minuto, un alboroto dejó en un segundo plano al juego.

Sergio Llul (23) golpeó a Kevin Punter (7), que reaccionó, y así se desencadenó la gresca que involucró a los jugadores de Real Madrid y Partizan; Deck (14) y Guerschon Yabousele (28) estuvieron entre los protagonistas principales.
Sergio Llul (23) golpeó a Kevin Punter (7), que reaccionó, y así se desencadenó la gresca que involucró a los jugadores de Real Madrid y Partizan; Deck (14) y Guerschon Yabousele (28) estuvieron entre los protagonistas principales.

En un juego áspero, a ese golpe de Llul siguieron la reacción del serbio, el empujón del español y la rápida llegada del resto de los jugadores, con más empujones y puñetazos que intentos de separar, mientras los árbitros hacían sonar sus silbatos e intentaban calmar a los protagonistas. Sin embargo, la batalla campal se apoderó de la escena, con los hinchas enfervorizados alrededor.

En el tumulto se llegó a ver al francés Guerschon Yabusele, de Real Madrid, tirar al suelo al australiano Dante Exum en una toma de lucha libre, y a Punter golpear en el rostro al bosnio Dzanan Musa. En el medio de la cancha, ya con los suplentes ingresando, Deck llegó a empujar, golpear y tomar del cuello al propio Exum, y enseguida Mathias Lessort apareció por detrás para sacar de un empujón hacia atrás al santiagueño y enseguida trenzarse con otros adversarios.

Lo que siguió fue una gresca que iba de lado a lado, ya con algunos auxiliares intermediando para evitar nuevos encontronazos y algunos basquetbolistas siendo retirados del campo. A los pocos segundos había decenas de personas en la cancha, incluso mujeres, que parecían familiares que habían ingresado a quitar del lugar a algunos protagonistas. El caos era absoluto y no alcanzaba el personal de seguridad.

La reyerta en Real Madrid vs. Partizans

El juego se detuvo y los árbitros intentaron reanudar, pero no se podía. Fueron a ver las imágenes en los monitores ubicados al lado del campo de juego y lo que observaban era vandálico, por lo cual necesitaban de mucho tiempo y de precisión para identificar a los agresores. Comentaban entre ellos lo que veían y, según se oía en sus micrófonos, nombraban a Yabusele, Deck, Mario Hezonja, Punter, Lessort y Exum como posibles expulsados, según consigna el diario Marca. Para entonces, Yabusele ya se había cambiado. Para peor, algunos jugadores de Partizan se fueron al vestuario lanzando besos a los fanáticos locales.

Tras algunos minutos, los jueces llamaron a los entrenadores y les comunicaron la decisión de no continuar el partido. Para las sanciones se tomarán más tiempo hasta comunicarlas. Lo único sentenciado es que Real Madrid volvió a caer y deberá ir la semana próxima a Belgrado, una de las ciudades más calientes del básquetbol europeo. Es una caldera lo que espera a los españoles, obligados a una proeza para revertir la serie y avanzar a las semifinales.

Deck está en medio de los empujones con tres jugadores de Partizan: Mathias Lessort lo toma desde atrás, Dante Exum trata de zafarse del argentino y Kevin Punter intenta agarrarlo, antes de la suspensión del segundo partido de la serie de cuartos de final.
Deck está en medio de los empujones con tres jugadores de Partizan: Mathias Lessort lo toma desde atrás, Dante Exum trata de zafarse del argentino y Kevin Punter intenta agarrarlo, antes de la suspensión del segundo partido de la serie de cuartos de final.

Deck, estrella de la selección argentina y actual subcampeón mundial, jugó 30 minutos, anotó 8 puntos, tomó 7 rebotes y robó una pelota, en una noche caliente que no tuvo fin en lo deportivo. De hecho, los protagonistas no hicieron declaraciones luego del encuentro, y se aguarda conocer el detalle de las determinaciones de los jueces en las próximas horas.

El entrenador del conjunto serbio, Zeljko Obradovic, sí acudió a la conferencia de prensa, se mostró horrorizado por lo sucedido y dijo: ”Vamos a jugar el próximo partido con el estadio lleno y yo voy a intentar calmar a toda la gente y que Real Madrid sea bien recibido; necesitamos que no se hable de esto tan triste y se hable de básquetbol”. El martes volverán a encontrarse.