Anuncios

La báscula ya les dio el "vobo"

Arturo Sanguino, enviado

GUADALAJARA, Jal., mayo 6 (EL UNIVERSAL).- Sólo falta que suene la campana en el estadio Akron para que seamos testigos de un hecho histórico porque Saúl "Canelo" Álvarez y John Ryder cumplieron en el pesaje.

167.5 marcó el mexicano y el británico 168, es decir, ya están listos para subir al ring y disputar el combate donde están en juego los títulos de los supermedianos del CMB, AMB, OMB y FIB que le pertenecen al tapatío.

Desde la llegada de Álvarez al Teatro Degollado, donde se realizó el pesaje, se vivió una fiesta.

Llegó a bordo de una de sus tantas camionetas de lujo al centro histórico de Guadalajara, acompañado de Eddy y "Chepo" Reynoso, sus aliados en su exitosa carrera en el encordado.

Las personas que llegaron desde muy temprano pudieron ver de cerca al "Canelo" Álvarez, quién como ya es costumbre, presumió una costosa pijama de diseño exclusivo, mismo que portaron sus familiares directos. Lo lucieron Fernanda Gómez, esposa del "Canelo", así como todos sus hijos, quienes vistieron de una bata y pantalón blanco con vivos en verde.

Previo a que "Canelo" y Ryder subieran a la báscula, un tradicional mariachi hizo vibrar a los asistentes.

Ahora, sólo es cuestión de horas para que el mexicano y el británico se vean de nuevo las caras, pero lo harán con los guantes puestos y en esquinas contrarias para brindar un espectáculo en la Perla Tapatía que, esperamos, sea digno de un gran campeón del mundo.