Anuncios

Australia dispuesta a ayudar a Malasia en la búsqueda del MH370 desaparecido hace 10 años

Sídney (Australia), 8 mar (EFE).- El Gobierno de Australia expresó este viernes que está dispuesto a brindar ayuda a Malasia en la búsqueda del vuelo MH370, al cumplirse hoy el décimo aniversario de su desaparición el 8 de marzo de 2014 con 239 personas a bordo.

"El Gobierno australiano apoya todos los esfuerzos prácticos para encontrar el MH370", dijo la ministra australiana de Exteriores, Penny Wong, en un comunicado junto a la titular de Transporte, Catherine King.

Si Malasia lo pide, el Ejecutivo de Camberra le dará la información técnica recogida en una enorme búsqueda coordinada por Australia tras la desaparición del avión, que cubrió unos tres millones de kilómetros cuadrados de superficie marina y más de 120.000 kilómetros cuadrados en las profundidades del océano Índico, apuntó Wong.

El Gobierno australiano también reconoció hoy el dolor y la pena que sienten "aquellos que perdieron a sus seres queridos (y) no han obtenido las respuestas que buscaban" sobre la desaparición del MH370, considerada como "el mayor misterio de todos los tiempos en la aviación".

El ofrecimiento de Camberra se da después de que el primer ministro de Malasia, Anwar Ibrahim, dijera el lunes en una visita oficial a la ciudad australiana de Melbourne que su país está dispuesto a reabrir la investigación sobre el vuelo MH370 si hay "un caso convincente".

La desaparición del Boeing 777 de la aerolínea Malaysia Airlines ha sido explicada a través de diversas hipótesis no probadas que pasan desde un probable accidente en el océano Indico por un fallo técnico hasta un posible derribo provocado por el piloto.

A bordo viajaban 153 chinos, 50 malasios (12 formaban parte de la tripulación), siete indonesios, seis australianos, cinco indios, cuatro franceses, tres estadounidenses, dos neozelandeses, dos ucranianos, dos canadienses, un ruso, un holandés, un taiwanés y dos iraníes.

El vuelo MH370 desapareció 40 minutos después de despegar desde Kuala Lumpur con rumbo a Pekín, cuando al abandonar el espacio aéreo de Malasia y adentrarse en el de Vietnam alguien en cabina apagó manualmente el sistema de comunicaciones y la señal del transpondedor se perdió.

Poco después, el avión cambió de rumbo de forma manual -no de forma mecánica o con el piloto automático- al hacer un giro brusco a la izquierda y dirigirse de regreso en dirección suroeste sobre la península de Malasia, para después volver a virar y finalmente abandonar la zona de radar.

Según la investigación oficial, el avión voló unas 6 horas más hacia el océano Índico hasta supuestamente quedarse sin combustible y caer al agua, en algún lugar del océano.

(c) Agencia EFE