Anuncios
Elecciones México 2024:

Cobertura Especial | LO ÚLTIMO

Australia admite que no tiene todas las pruebas sobre acusaciones contra la UNRWA

Sídney (Australia), 9 feb (EFE).- La ministra de Exteriores de Australia, Penny Wong, reconoció que no tiene todas las pruebas sobre las acusaciones de que empleados de una agencia de la ONU estarían involucrados en los ataques de Hamás, por lo que ha solicitado "más evidencias", admitió en una entrevista con el canal público ABC.

Australia y otros países, incluidos Estados Unidos, Reino Unido, Suiza y Alemania, han suspendido su financiación a la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos (UNRWA) después de que salieran a la luz denuncias de que 12 de sus empleados tendrían vínculos con el grupo islámico Hamás y podrían haber participado de los ataques del 7 de octubre contra Israel.

En una entrevista la noche del jueves con ABC, Wong afirmó que ha buscado "más pruebas" de las acusaciones junto a Israel pero no recibió respuesta, mientras que reveló solo haber hablado con el comisario general de la UNRWA, Philippe Lazzarini, el pasado miércoles -semanas después de que Australia congelara su financiación al organismo.

"No, no las tenemos (las pruebas). Hemos hablado con los israelíes y hemos pedido más evidencias", dijo la canciller al ser preguntada si estaba en posesión de todas las pruebas.

Pese a ello, Wong sostuvo que las acusaciones de Israel contra la agencia de la ONU eran "serias" y apuntó que la propia UNRWA había determinado que se justificaba una investigación, al citar medidas adoptadas por la institución, como el despido de algunos empleados y la puesta en marcha de una investigación interna.

"Creo que de las propias acciones de la UNRWA se desprende claramente que consideran serias estas acusaciones", expresó.

La semana pasada, Wong dejó entrever que Australia podría restablecer pronto su financiación a la agencia, mientras que la UNRWA y la ONU han advertido en los últimos días de que toda su operación podría estar comprometida y colapsar si permanece sin recursos.

El pasado domingo, el primer ministro australiano, Anthony Albanese, ya había indicado que su gobierno "examina" las acusaciones a fin de resolver lo cuanto antes el impás y posiblemente reanudar la financiación.

La suspensión de los recursos por parte de casi una veintena de países se produce después de que Israel asegurara que una docena de trabajadores de la UNRWA participaron en el ataque que Hamás, que dejó unos 1.200 muertos.

Sin embargo, el medio británico Channel 4 han puesto en duda las acusaciones al citar documentos oficiales que no proporcionarían "ninguna prueba" que respaldara las afirmaciones.

Con más de 30.000 empleados, la UNRWA es la mayor organización de Gaza al margen del Gobierno de la Franja, controlado de facto por Hamás desde 2007.

(c) Agencia EFE