Anuncios

¿Aumentó la migración hacia Estados Unidos tras el fin del Título 42?

Estados Unidos afirmó este viernes que no ha detectado un incremento sustancial de los cruces de migrantes a través de la frontera con México en las primeras horas transcurridas desde el levantamiento del Título 42, la política de expulsiones rápidas utilizada bajo el pretexto de la pandemia de covid-19.

El subsecretario de Política Fronteriza e Inmigración del Departamento de Seguridad Nacional, Blas Núñez-Neto, admitió sin embargo en una rueda de prensa que todavía es pronto para ofrecer cifras oficiales y aseguró que las autoridades permanecen atentas a cualquier suceso que ocurra en la frontera.

“Podemos afirmar que no hemos visto ningún aumento sustancial en la migración esta mañana”, explicó el funcionario, quien no obstante dijo que las detenciones en la zona siguen siendo “elevadas”.

Tras el fin de la emergencia sanitaria en la medianoche pasada, Estados Unidos dejó de aplicar el Título 42, que permitía expulsar rápidamente a migrantes indocumentados sin posibilidad de pedir asilo por la pandemia, pero instauró otras restricciones en la frontera y comenzó a deportar mediante otra normativa conocida como Título 8.

Estados Unidos advierte que no todos ‘serán elegibles para el asilo’

Núñez-Neto advirtió de que a partir de ahora todas aquellas personas que crucen la frontera sin un estatus migratorio regular “no serán elegibles para el asilo”, serán expulsadas del país de forma rápida y puede que se les prohíba la entrada a Estados Unidos durante cinco años.

Al menos 24,000 agentes de la patrulla fronteriza vigilan la zona, además de los 1,500 soldados que el Pentágono estará desplegando de forma escalonada durante los próximos días.

El funcionario explicó que con el levantamiento de la emergencia sanitaria, las autoridades ya no están obligadas a hacer pruebas de covid a todos los migrantes, de modo que las detenciones se harán de forma “mucho más rápida”.

Núñez-Neto pidió de nuevo a los migrantes que busquen vías legales para entrar a Estados Unidos y que “no hagan caso a las mentiras” de los traficantes de personas que ponen “en peligro sus vidas” al prometerles ayuda para cruzar la frontera.

El funcionario de migración aseguró que el número de citas disponibles para pedir asilo por internet se ha elevado hasta las 1,000 diarias, y animó a utilizar este procedimiento.

También recordó que los venezolanos, cubanos, nicaragüenses y haitianos pueden pedir a través de internet un permiso humanitario para entrar en Estados Unidos si cuentan con un patrocinador en ese país.

Aquellas personas de estas nacionalidades que crucen la frontera sin permiso serán deportadas automáticamente a México, en lugar de sus países.

“Seguiremos supervisando cuidadosamente la situación sobre el terreno, incluidos los arrestos y el espacio en nuestros centros de detención”, afirmó.

Por su parte, el canciller de México, Marcelo Ebrard, dijo en otra rueda de prensa que el flujo de migrantes ha estado “bajando” en las últimas horas y que no ha habido “confrontaciones ni situaciones de violencia en la frontera”.

Sobre las principales urbes fronterizas, las autoridades mexicanas registran 10,000 migrantes en Ciudad Juárez, 5,500 en Matamoros y 500 en Tijuana que pretenden cruzar a Estados Unidos.

La Casa Blanca ve como ‘sabotaje’ la orden que bloquea las liberaciones en la frontera

La Casa Blanca calificó de “sabotaje” la resolución de un juez de Florida que ha ordenado suspender una medida que permitiría la liberación de algunos migrantes irregulares que llegan a Estados Unidos mientras esperan a que se complemente sus trámites.

En su rueda de prensa diaria, la portavoz de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, describió este viernes como “dañina” esa disposición judicial y anticipó que el Departamento de Justicia lidiará con ella.

“Vamos a usar las herramientas de las que disponemos para tratar este asunto”, dijo la portavoz, al tiempo que instó al Congreso del país a actuar para solucionar la situación migratoria.

Jean-Pierre agregó que lo que está haciendo Florida “es una desgracia total”.

El juez federal de Florida, Kent Wetherell, ordenó el jueves al Gobierno del presidente Joe Biden detener temporalmente una medida que permitiría la liberación de ciertos inmigrantes indocumentados que ingresan por la frontera mientras esperan el trámite.

El fallo responde a una demanda del Gobierno de Florida que afirma que las autoridades estaban ignorando una ley federal que exige que los inmigrantes que ingresen irregularmente al país sean detenidos.

Wetherell bloqueó durante al menos dos semanas esa medida de emergencia del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) que permitiría otorgar libertad condicional a los migrantes bajo custodia sin tener que presentarse ante las autoridades judiciales.

El juez, designado por el expresidente republicano Donald Trump (2017-2021), tomó la decisión el jueves, cuando finalizó el Título 42 que permitía la expulsión inmediata de migrantes irregulares en la frontera de Estados Unidos bajo el pretexto de la pandemia.

Puedes seguir a Acceso USA en Facebook, Instagram y Twitter. ¿Sabías que ahora puedes recibir las noticias de finanzas e inmigración por WhatsApp? Descubre nuestro canal aquí. Envíanos un WhatsApp con la palabra Acceso USA al +1-305-496-4199 para suscribirte a la lista de difusión.