Anuncios

Ascienden a al menos 70 los muertos en el derrumbe de una mina de oro en Mali

Bamako, 24 ene (EFE).- Los muertos al derrumbarse una mina artesanal de oro en la localidad de Kobadani, dentro de la región maliense de Kolikouro, ascienden a al menos 70 personas, informó a EFE un portavoz de la Cámara de Minas de Mali.

El accidente ocurrió el pasado viernes en la mina situada cerca de la aldea de Kobada, a unos 250 kilómetros al sur de Bamako, cuando se derrumbó el pozo dejando en su interior a decenas de personas.

Según la fuente, dentro murieron al menos 70 mineros y ya se han recuperado algunos cadáveres, que son de ciudadanos malienses pero también de extranjeros, sobre todo de Guinea Bissau, cuya frontera se encuentra muy próxima a la mina.

Este es, según el portavoz, uno de los derrumbamientos con más fallecidos registrados en la región, donde hay numerosas minas de oro, algunas de las cuales se explotan de forma ilegal.

Otras dos fuentes locales sitúan los fallecidos en alrededor de 80 personas, en un suceso que no fue reportado por el Ministerio de Minas de Mali hasta este martes por la noche, cuando informó en un comunicado de "varios muertos".

Dichas fuentes indicaron que la mina llevaba cerrada desde la temporada de lluvias (entre junio y agosto), unos meses en los que se suele clausurar cada año por riesgo para los mineros.

En esta ocasión, añadieron, el gobierno maliense no dio instrucciones para volver a abrirla, pero los mineros lo hicieron de manera irregular y la estaban explotando por su cuenta.

Las fuentes indicaron que entre los fallecidos hay numerosos jóvenes.

En vídeo grabados este miércoles en el lugar por habitantes de la zona se puede ver excavadoras trabajando en la mina y personas recuperando cuerpos.

Mali es uno de los países con más reservas de oro del mundo y en ocasiones se explota de forma irregular y sin control.

Para extraer el oro, los mineros artesanales usan explosivos, así como ácidos y cianuro, y no aseguran los túneles de manera fiable, con lo que este tipo de derrumbes ocurren con cierta asiduidad.

La única comunicación oficial que ha habido hasta el momento del suceso es un comunicado del Ministerio de Minas, en el que se informa de varias muertes y donde el ministro, Soussourou Dembele, expresa sus condolencias a las familias de los fallecidos.

Dembele indica que sigue de cerca las operaciones de rescate, en coordinación con los servicios de protección civil, y que una delegación del Ministerio se ha desplazado al lugar del suceso.

El ministro lamenta "profundamente" el accidente y pide a las comunidades que viven cerca de las minas y a los mineros que respeten las medidas de seguridad y que trabajen solo en las zonas habilitadas para la extracción de oro.

(c) Agencia EFE