Anuncios

Argentina vs. Dominicana, por la clasificación para el Mundial: “Sentimos que la selección y nosotros somos uno”, afirma Marcos Delía

A sus 30 años, Marcos Delia, el pivote de la selección argentina de básquetbol que es nexo entre la Generación Dorada y la camada actual, es uno de los más experimentados del plantel.
A sus 30 años, Marcos Delia, el pivote de la selección argentina de básquetbol que es nexo entre la Generación Dorada y la camada actual, es uno de los más experimentados del plantel. - Créditos: @MARCELO ENDELLI

MAR DEL PLATA.– “Tengo completa fe en que vamos a lograrlo”. Para Marcos Delía el camino del seleccionado argentino al Mundial Filipinas-Japón-Indonesia 2023 no fue nada fácil. Con la misma fortaleza con la que lucha debajo del tablero defendiendo la camiseta nacional, soltó una frase de confianza. El conjunto albiceleste intentará este domingo clasificarse para disputar la Copa del Mundo, en la última fecha de la eliminatoria, frente a República Dominicana, a partir de las 21.10, en el Polideportivo Islas Malvinas, de Mar del Plata, con televisación de TyC Sports y DSports.

Silencioso. Trabajador. Siempre al servicio del equipo. A veces, no tan valorado su impacto en un partido. Pero con presencia, experiencia y un aporte indispensable, el pivote de 30 años ya es todo un referente en la selección argentina de básquetbol, al cabo de dos participaciones olímpicas y dos mundiales. Antes del crucial duelo con los dominicanos, el nacido en Saladillo charló con LA NACION y habló acerca de los consejos de la Generación Dorada que él tomó y que ahora brinda; su actualidad en Wolves, de Lituania; la importancia de su familia, y cómo es formar parte del seleccionado que tanta gratificación le da..

Delía se destacaba como un pivote ofensivo cuando llegó al seleccionado, pero en el equipo nacional pasó a especializarse en la defensa.
Delía se destacaba como un pivote ofensivo cuando llegó al seleccionado, pero en el equipo nacional pasó a especializarse en la defensa. - Créditos: @MARCELO ENDELLI

–¿Qué es lo que te genera la selección argentina, que hace que, pudiendo tomarte vacaciones, prefieras estar acá, en el equipo?

–Es un lugar que exige sacrificios, tal vez. Se trata de entregar tiempo de las vacaciones y tiempo en familia, pero que a la vez da satisfacciones. Este grupo viene formándose desde hace mucho, nos sentimos cómodos, hay buena energía y es muy lindo para cualquier persona participar en un conjunto que tiene objetivos importantes. Siempre compitiendo y queriendo superarse. Son cosas difíciles de encontrar en otro lugar. Por esto vengo a la selección.

–En el grupal, ¡se habla del gran sentido de pertenencia que todos tienen para con la selección?

–En realidad fue dándose, pero somos conscientes de esto. La generación anterior jugó con esa línea durante muchos años. Nosotros, cuando empezamos hace bastante a compartir tiempo con ellos, lo respiramos, lo vivimos, lo sentimos... Hoy sentimos que la selección y nosotros somos uno, y eso es positivo, porque es algo difícil de lograr.

Marcos Delia durante los panamericanos de Lima 2019
El interno de Saladillo en los últimos Juegos Panamericanos, en Lima; protagonizó dos veces los Juegos Olímpicos y ahora procura jugar su tercer mundial. - Créditos: @afp

–¿Qué te dicen los distintos entrenadores sobre tu papel en el equipo?

–Eso va dándose solo. Desde hace bastante juego en la selección y conozco mi tarea. Con el pasar de los años logré sumar minutos, protagonismo y experiencia. Sergio Hernández siempre nos decía que el juego manda. Hay partidos en los que toca ser protagonista; hay otros en que no toca hacer tantos números, y otros en que toca defender contra alguien en particular y ésa es la tarea principal. Los roles en los diferentes torneos en la selección pueden variar mucho.

–Tuviste la suerte de compartir plantel con varios jugadores de la Generación Dorada. ¿De qué manera te aconsejaban ellos?

–Lo hacían a través de los hechos. No eran de sentarse a hablar con nosotros, pero ver cómo se cuidaban, cómo se entrenaban, cómo se manejaban en una concentración fue el mejor consejo que pudimos recibir, no de palabras sino de hecho.

Delia, en un entrenamiento de la selección; actualmente se desempeña en Wolves, en un básquetbol lituano al que considera muy físico y estructurado.
Delia, en un entrenamiento de la selección; actualmente se desempeña en Wolves, en un básquetbol lituano al que considera muy físico y estructurado. - Créditos: @Prensa CAB

–¿Cómo es tu presente en Lituania en lo profesional y en lo familiar?

–En lo profesional fue una de las adaptaciones más duras que me tocó hacer. Es un estilo de juego distinto al que venía acostumbrado a hacer desde Italia y España. Son muy estructurados, es una liga muy física y nuestro entrenador también es estructurado, por lo que nos llevó tiempo como equipo plasmar en la cancha sus ideas. Y en lo personal es muy distinto a lo que se acostumbra en otras partes de Europa. La gente se maneja de otra forma, con una idiosincrasia completamente distinta. Esas cositas llevan más tiempo de asimilación y procesamiento, pero ahora estoy en un buen momento, y en familia. Estoy casado con Julia y tenemos un hijo de un año y medio: Simón.

–¿Qué implicaría para vos y para el equipo jugar otro Mundial?

–Sería un sueño. Nos acostumbramos en los últimos 20 años a que la Argentina esté en los mundiales y hoy vemos lo difícil que es clasificarse. Por darte un ejemplo: Brasil, un gran equipo en América, estaba segundo antes de esta fecha. Pero perdió el jueves y quedó cuarto, con muchas chances de quedarse sin Mundial. ¡Brasil! Por eso hay que darle valor a cada triunfo, y sería un logro muy importante para este grupo estar en un nuevo Mundial, como también clasificarnos para los Juegos Olímpicos nuevamente. Estamos tranquilos porque el grupo se preparó para lograr este objetivo, y el jueves mostramos que estamos muy bien. Tengo completa fe en que vamos a lograrlo.

Marcos Delía en acción durante el 83-72 sobre Canadá del último jueves; con ese triunfo, Argentina quedó muy cerca de la clasificación para Filipinas-Indonesia-Japón.
Marcos Delía en acción durante el 83-72 sobre Canadá del último jueves; con ese triunfo, Argentina quedó muy cerca de la clasificación para Filipinas-Indonesia-Japón. - Créditos: @Prensa CAB

–Por llegar un poco más ajustados a la clasificación, ¿la pasaron mal en algún momento de las eliminatorias?

–Antes del primer partido sabíamos que con este nuevo formato iba a ser así. Con este formato, que hace viajar mucho para llegar a algunos países, muchos jugadores vienen de Europa y quedan con muchas horas de viaje encima. Además, hay poco tiempo de trabajo. Y todos los equipos que juegan en su país se agrandan y dan el doble de energía, de concentración. Así es difícil ganarles, y lo sabíamos desde el principio.

–¿Cómo se preparan para el partido contra Dominicana?

–Miramos videos y vimos que es un buen equipo, de jugadores talentosos y físicos. El entrenador, Néstor García, nos conoce, y eso va a potenciarlos. Pero nosotros estamos mejor que cuando nos enfrentamos en noviembre. Tenemos jugadores de más experiencia y jugaremos en casa. Va a ser un gran desafío. Vamos a tener que mostrar mucha personalidad para ganarlo.

Cómo se definirá la clasificación

Los resultados del jueves hacen que la clasificación no sea por ahora un hecho: Venezuela arrolló a Bahamas por 115-70, Dominicana superó como visitante a Panamá por 93-67, Puerto Rico le ganó a Brasil por 92 a 90, México vapuleó a Colombia por 113 a 54 y la carrera entre esos vencedores y los argentinos se mantiene como estaba. El conjunto albiceleste sigue en un puesto de clasificación, como el mejor cuarto de los dos grupos, por sobre México, y en caso de ganarle a Dominicana este domingo se meterá al Mundial, independientemente de lo que ocurra en las otras canchas.

La fecha final contendrá estos enfrentamientos, todos, desde las 21.10 de Buenos Aires: por la zona E, Argentina vs. Dominicana, Panamá vs. Bahamas y Venezuela vs. Canadá, y por la F, Colombia vs. Puerto Rico, Uruguay vs. México y Brasil vs. Estados Unidos.

Un factor positivo para Argentina es que Brasil se metió a la conversación y el cuadro verde-amarelo se cruzará con el siempre duro Estados Unidos. El peligro es que si empatan en posiciones y en unidades argentinos, mexicanos, portorriqueños y brasileños, aun en distintas zonas, estos últimos tendrían ventaja, por su mayor diferencia de tantos (+83 vs. +168). Para que se diera eso, los albicelestes (19 puntos) deberían caer ante los dominicanos (19) y sus vecinos del noreste (18) imponerse a los estadounidenses. Se recuerda: los tres primeros de cada zona y el mejor cuarto de ambas (por ahora, Argentina) se clasificarán de manera directa para el Mundial que tendrá lugar del 25 de agosto al 10 de septiembre. Otros pasarán a un exigente repechaje entre seleccionados de otros continentes.

Las posiciones en ambos grupos

Argentina está cuarta en el grupo E, pero a la par de Venezuela y Dominicana en puntos.
Argentina está cuarta en el grupo E, pero a la par de Venezuela y Dominicana en puntos. - Créditos: @FIBA Américas
Puerto Rico, México y Brasil deberán ganar sí o sí ara tener aspiraciones mundialistas
Puerto Rico, México y Brasil deberán ganar sí o sí ara tener aspiraciones mundialistas - Créditos: @FIBA