Anuncios

Arabia Saudí otorga 250 millones de dólares al Gobierno del Yemen para mitigar la crisis

Saná, 11 feb (EFE).- Arabia Saudí transfirió hoy un segundo pago de 250 millones de dólares al Gobierno internacionalmente reconocido del Yemen para abordar el déficit presupuestario, pagar salarios y asegurar las importaciones de alimentos, afirmó el embajador del reino en el Yemen, Mohamed Al Jabir.

"Como continuación del apoyo a nuestros hermanos en el Yemen, el segundo tramo de la subvención para abordar el déficit presupuestario del Gobierno yemení ha sido transferido al Banco Central del Yemen en Adén", dijo Al Jabir en X.

El diplomático saudí apuntó que el ingreso de hoy es "de 250 millones de dólares estadounidenses, destinados a apoyar salarios, gastos operativos y seguridad alimentaria en el Yemen" y para "contribuir a lograr la seguridad, la estabilidad y el desarrollo para el pueblo yemení en todas las provincias".

Esta es la segunda cuota de 250 millones de dólares de una subvención saudí, con un monto total que asciende a 1.200 millones de dólares por un año, que Riad anunció el primero de agosto del año pasado y cuya primera cuota pagó a finales de ese mismo mes.

El primer ministro yemení, Ahmed bin Mubarak, expresó en una declaración enviada por correo electrónico su "gran agradecimiento" por la inyección de efectivo saudí que, según dijo, era "una continuación de la firme postura del reino de Arabia Saudí de apoyar al pueblo y al gobierno yemeníes, ayudándolos a cumplir sus deberes y obligaciones".

"Esta entrega, junto con el generoso apoyo saudí que la precedió, en estas circunstancias globales críticas y cambiantes, da un impulso de esperanza y rescate y envía un mensaje de amor y solidaridad al pueblo yemení", afirmó.

En el pasado, Arabia Saudí proporcionó ayuda financiera al Yemen en forma de subvenciones para apoyar la economía en dificultades del país, como hizo de 2012 a 2022, cuando la monarquía del Golfo proporcionó un total de 4.000 millones de dólares en depósitos al Banco Central del Yemen.

El Gobierno internacionalmente reconocido trasladó el banco central de Saná a la ciudad meridional del Adén cuando la capital cayó bajo poder hutí, que mantuvo el control sobre esa sede desde el estallido de la guerra interna en 2014.

Como resultado, el sistema monetario está ahora dividido en dos sistemas con diferentes tipos de cambio; uno dirigido por los hutíes en Saná y el otro dirigido por el gobierno en la capital interina, Adén.

(c) Agencia EFE