Anuncios

Arévalo pide perdón en nombre de Guatemala por un histórico caso de feminicidio

Washington, 26 mar (EFE).- El Estado de Guatemala, representado por el nuevo presidente, Bernardo Arévalo de León, pidió este martes una disculpa pública a la familia de María Isabel Veliz, una joven que fue asesinada en 2001 en un acto de feminicidio que marcó la historia de los derechos de las mujeres en el país.

El mandatario reconoció la labor de Rosa Elvira Franco, la madre de la víctima asesinada a los 15 años, en un evento celebrado en Estados Unidos, país al que la familia de Veliz tuvo que migrar por las amenazas que sufrió al pedir justicia por el caso.

"Espero que este acto sirva para reconocer el trabajo y el esfuerzo de doña Rosa, de su familia y de todas las personas que están trabajando por la justicia en Guatemala", dijo Arévalo en un auditorio de Washington, donde en una esquina se colocó un retrato de Veliz.

En una intervención previa a las palabras del presidente, Franco, quien acudió al acto junto con sus dos hijos, detalló las trabas a las que se enfrentó en su lucha frente al poder judicial en Guatemala.

La disculpa pública "no devuelve la vida a mi hija pero si la honra y la dignifica", señaló la madre de la joven asesinada.

Franco estudió derecho y escribió una tesis de grado sobre feminicidio en Guatemala basada en el caso de su hija.

"El estado de Guatemala está en deuda con las mujeres ante la discriminación y las violencias de las que son objeto", declaró la madre, quien pidió expresamente al presidente Arévalo que tome acciones para que se acaten todas las recomendaciones de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH).

"Estoy cansada, ha sido un camino largo y yo no sé si Dios me va a dar 20 años más", agregó.

María Isabel Velíz despareció el 16 de diciembre de 2001 y dos días después su cuerpo fue encontrado en un terreno del municipio de Mixco, al oeste de la capital de Guatemala, con signos de tortura y violación.

Después de más de una década de lucha por justicia por parte de su madre, y con el apoyo de organizaciones en defensa de los derechos humanos, la CorteIDH emitió la histórica sentencia contra el Estado de Guatemala por no haber protegido los derechos de María Isabel Véliz.

Tras este fallo, las autoridades retomaron el caso y el responsable del feminicidio, Gustavo Adolfo Bolaños, fue finalmente condenado en 2021 a 30 años de prisión, casi 20 años después del asesinato.

Con la sentencia, la corte ordenó también al Estado a realizar un acto de disculpas públicas, que debía realizarse en el plazo de un año y que no fue cumplido por los anteriores gobiernos del país.

Guatemala es, en la actualidad, el segundo país de Latinoamérica con más feminicidios en la región, con 601 asesinatos de mujeres registrados en 2023, según datos del Grupo de Apoyo Mutuo (GAM).

(c) Agencia EFE