Anuncios

Cómo aprovechar al máximo tu prueba de COVID-19 casera

Una prueba rápida de antígenos de COVID-19 en el distrito de Queens, Nueva York, el 25 de enero de 2022. (Jeenah Moon/The New York Times)
Una prueba rápida de antígenos de COVID-19 en el distrito de Queens, Nueva York, el 25 de enero de 2022. (Jeenah Moon/The New York Times)

A pesar de que el COVID-19 se ha convertido en parte habitual de la temporada de virus respiratorios, ya desaparecieron los centros de prueba comunitarios y los de atención en el auto donde podías determinar si esa era la causa de tus estornudos.

No obstante, las pruebas caseras siguen siendo una herramienta valiosa para protegerte a ti y a los demás de los virus y siguen estando disponibles en farmacias y tiendas de conveniencia.

A continuación, te decimos lo que debes saber sobre el funcionamiento de estas pruebas, cómo conseguirlas y cuándo hacerte una.

¿Las pruebas rápidas siguen funcionando?

Sí. Incluso con la variante nueva, la JN.1, que ya prevalece en los casos en todo Estados Unidos, las pruebas rápidas deben identificar con rapidez si eres contagioso. Lo anterior se debe a que las pruebas rápidas detectan una proteína dentro del virus en lugar de la espícula de la proteína en la superficie del virus que ha cambiado con las variantes, señaló Aubree Gordon, investigadora de enfermedades infecciosas y salud pública en la Universidad de Míchigan; sin embargo, hay una trampa: debes hacerte la prueba en el momento preciso.

Entonces, ¿cuándo debo hacerme la prueba?

Los expertos recomiendan hacerse una prueba una vez que presentas síntomas y durante el curso de la enfermedad, de ser posible, pero, si tienes pocas, deberías esperar unos tres o cuatro días a partir del inicio de los síntomas. “Si fuera tú, si supiera que solo tengo una prueba y esta mañana hubieran comenzado mis síntomas, no usaría la prueba hoy”, comentó Michael Mina, exinvestigador de salud pública de la Universidad de Harvard, quien en la actualidad es director de ciencias en eMed, una empresa de tecnología para la atención médica que ofrece pruebas de COVID-19 y atención virtual. “Me haría la prueba pasado mañana”.

Si sale negativa, repite la prueba 48 horas después para descartar un falso negativo. Si estuviste en contacto con una persona enferma y no presentaste síntomas, la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por su sigla en inglés) recomienda esperar cinco días para hacerse la prueba.

Si vas a pasar tiempo con personas que están en riesgo elevado de presentar COVID-19 grave, como una persona en una residencia para ancianos, debes hacerte la prueba de inmediato, hayas estado expuesto al virus o no. En caso de presentar síntomas como escurrimiento nasal, dolor de garganta o escalofríos, es mejor quedarse en casa independientemente del resultado de la prueba.

Las pruebas son caras. ¿Dónde puedo conseguir pruebas gratuitas?

Los expertos reconocen que ahora es más difícil conseguir pruebas gratuitas ya que la emergencia sanitaria por COVID-19 terminó en 2023 y es probable que las aseguradoras hayan dejado de cubrir sus costos, pero siguen estando disponibles.

Puedes solicitarle al gobierno federal de Estados Unidos hasta ocho pruebas caseras a domicilio por familia en la página COVIDtests.gov. Otra opción para obtener pruebas y tratamiento gratuitos es el programa De la Prueba al Tratamiento de los Institutos Nacionales de Salud (NIH, por su sigla en inglés), con los que trabaja Mina. Es probable que seas candidato para obtener pruebas gratuitas a través del programa si no cuentas con seguro médico, si se considera que tienes “seguro limitado”, si formas parte de Medicaid o Medicare, o si recibes atención a través del Departamentos de Asuntos de los Veteranos o los Servicios Médicos para Indígenas Estadounidenses.

Medicaid y el Programa de Seguro Médico Infantil cubrirán el costo de las pruebas caseras hasta septiembre de 2024. Aunque Medicare por lo general no cubre los productos de venta libre, si tienes la cobertura de Medicare y un médico ordena una PCR o prueba rápida, no debería tener ningún costo. Algunos planes Medicare Advantage ofrecen cobertura para las pruebas caseras. También puedes utilizar una cuenta de ahorro para servicios médicos o una cuenta de gastos flexibles para pagarlas.

Algunos centros de salud pública ponen las pruebas COVID-19 gratuitas o de bajo costo a disposición de las personas que no tienen seguro o de los miembros de comunidades desatendidas. Además, algunas ciudades siguen distribuyendo pruebas COVID-19 gratuitas en escuelas y bibliotecas públicas.

¿Puedo utilizar una prueba caducada?

Probablemente no, porque no tendrá mucha precisión, pero asegúrate de que tu kit de pruebas ya caducó de verdad. La FDA tiene una lista de pruebas con fechas de caducidad ampliadas. Busca el número de lote en la caja de tu prueba para verificarlo.

Si utilizas una prueba caducada y “da positivo, créele”, señaló Mina, pero no debes confiar en el resultado negativo de una prueba caducada para descartar una infección.

Obtuve un resultado positivo. ¿Tengo que reportarlo?

Un resultado positivo significa que estás contagiado y probablemente eres contagioso. Debes notificarlo a tus contactos cercanos y aislarte para evitar exponer a más personas. También es una buena práctica informar tu resultado positivo, lo que puede ayudar a los funcionarios de salud pública a adaptar sus lineamientos y asignar los recursos adecuadamente. Puedes hacerlo a través del sitio de internet de los NIH MakeMyTestCount.org. (Las pruebas realizadas en el consultorio del médico, en un laboratorio o durante una cita de telesalud se notifican de manera automática).

¿Mi resultado positivo podría ser erróneo?

Los falsos positivos son “bastante escasos”, afirmó Gordon, pero si quieres estar tranquilo, añadió, puedes repetir la prueba con un kit diferente o pedirle a tu médico una prueba PCR, que detecta cantidades más pequeñas del virus que una prueba rápida.

¿La intensidad de la línea de la prueba COVID-19 se corresponde con el grado de enfermedad?

Si te haces la prueba todos los días de tu infección, quizá notes que la línea rosa de la prueba pasa de tenue a brillante antes de desaparecer. Los investigadores han descubierto que el aspecto de la línea de la prueba suele indicar la cantidad de proteína vírica presente. Si tienes una gran cantidad de virus en el cuerpo, es más probable que contagies a otras personas, aseveró Gordon.

No obstante, la intensidad de la línea también puede variar en función de cómo se haga el frotis, de la antigüedad de la prueba, de si estás vacunado o te has contagiado previamente o incluso de la hora del día en que te hagas la prueba.

¿Cuánto tiempo eres contagioso después de dar positivo?

Es posible que empieces a diseminar partículas del virus uno o dos días antes de que aparezcan los primeros mocos; esta diseminación vírica puede alcanzar su punto máximo dos o tres días después de la aparición de los síntomas. Es menos probable que transmitas la infección en una fase posterior de la enfermedad. Aunque algunas personas dan positivo durante más tiempo, la mayoría ya da negativo al décimo día.

Lo ideal es hacerse la prueba a lo largo de toda la infección hasta que des negativo, explicó Zoë McLaren, profesora adjunta de la Universidad de Maryland en el condado de Baltimore. Así sabrás cuándo es seguro volver a estar en contacto con otras personas.

Tuve todos los síntomas típicos del COVID-19, pero nunca di positivo. ¿Me hice mal la prueba?

Es posible que no hicieras bien el frotis o que tuvieras otra enfermedad. Al fin y al cabo, estamos en plena temporada del virus respiratorio sincitial y de la influenza.

No obstante, la última variante es tan contagiosa que si alguien con quien convives tiene COVID-19, es muy probable que te contagies, señaló Marc Sala, codirector del Centro Integral COVID-19 de Northwestern Medicine en Chicago. Si ya te vacunaste o te contagiaste antes, tu sistema inmunitario reconocerá el patógeno y se pondrá en marcha para combatirlo, lo que te producirá síntomas, sin embargo, es posible que el virus no se acumule en la nariz a niveles lo suficientemente altos como para que se registre en una prueba casera, lo que significa que, aunque te sientas mal, tu prueba podría dar negativo, y lo más probable es que seas menos contagioso o que no lo seas en absoluto.

c.2024 The New York Times Company