Anuncios

"A Angelita la abandonaron", denuncian colectivos

TECATE, BC., febrero 13 (EL UNIVERSAL).- Antes de ser asesinada, la activista en busca de personas desaparecidas, Angelita Almeráz León, presionó un botón de pánico, el cual fue la única herramienta de seguridad que le otorgó el Mecanismo de Protección del Estado después de que denunciara que era amenazada de muerte, narraron integrantes del Colectivo Unión y Fuerza por Nuestros Desaparecidos Tecate, el cual lideraba la mujer.

Amistades y compañeras de búsqueda de Angelita, que prefirieron no ser identificadas en este artículo, explicaron que semanas antes del ataque, la activista fue mencionada en publicaciones en redes sociales y recibió mensajes en los que se le advertía sobre su trabajo como buscadora y los hallazgos que encontró durante las movilizaciones.

"Que no digan que fue un feminicidio, que no digan que no estaba relacionado su trabajo; los que la conocemos sabemos que esto tiene que ver con la búsqueda de su hermano y de todos los desaparecidos, pedimos respeto a su memoria y a su trabajo, porque nos queda claro que a Angelita la abandonaron", criticó una de las buscadoras.

A menos de una semana de su asesinato, cometido el jueves 8 de febrero, otra activista y buscadora fue amenazada también de muerte a través de mensajes enviados a su celular personal, luego de que el 3 y 4 de febrero pasado hallaran nueve cuerpos y un cráneo, durante una búsqueda en las inmediaciones de un cerro en la colonia Delicias III, al este de Tijuana.

A través de su página oficial el colectivo Unión y Fuerza por Nuestros Desaparecidos Tecate, al que pertenecía Angelita, publicó su postura de rechazo a las declaraciones tanto del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, como de la fiscal del estado, María Elena Andrade, en el que mencionaron que una de las líneas de investigación apuntaba a la relación que mantuvo con una expareja.

"Feminicidio no fue… Angelita Almeráz León tenía botón de pánico el cual fue presionado y 30 minutos después respondieron… La expareja se presentó a las autoridades solo… No desvíen la información… ¡Justicia!", se puede leer en la publicación de la agrupación.

Angelita fue asesinada dentro de su salón de belleza cuando un hombre entró al local y, según testimonios, sacó un arma y le disparó en varias ocasiones. Luego subió a un coche, el cual fue hallado abandonado a un kilómetro de distancia de donde ocurrió el crimen.

Ese mismo día, horas más tarde, un hombre quien dijo ser expareja de la activista se presentó en las oficinas de la Fiscalía General del Estado, en Tecate, para rendir su declaración de forma voluntaria. EL UNIVERSAL solicitó información a la dependencia estatal, pero a cuatro días de la agresión no han dado información sobre el homicidio.

El fin de semana pasado colectivos feministas y familias en Tecate salieron a las calles desde el monumento La Madre, donde se concentraron y marcharon hasta las oficinas de la Fiscalía General del Estado (FGE), ahí colocaron pancartas con mensajes en los que exigían justicia y la detención de los responsables del asesinato de Angelita.

Entregaron un pliego petitorio que fue firmado por personal de la fiscalía en los que pidieron no descartar como línea de investigación el trabajo realizado como buscadora y los hallazgos que había conseguido durante los últimos meses, además investigar con perspectiva de género y procesar al o los responsables.